Un estudio revela que el agua de mar activa el sistema inmunológico

Un estudio de la Universidad de Alicante revela que el agua de mar activa el sistema inmunológico y ejerce un efecto protector reforzando el organismo.

La terapia con agua de mar es una técnica de nutrición celular avalada por más de 100 años de clínica hospitalaria, durante los cuales se han puesto en marcha numerosos estudios que han permitido demostrar unos claros efectos beneficiosos para la salud, a distintos niveles, que podrían estar mediados en parte por distintos acciones sobre el sistema inmunológico.

Investigadores de la Universidad de Alicante, en colaboración con los Laboratorios Quintondedicados exclusivamente a la preparación de agua de mar microfiltrada en frío, han realizado un estudio que pone de manifiesto que el agua de mar activa el sistema inmunológico ejerciendo un efecto protector reforzando el organismo ante virus, bacterias, bajas defensas y otros patógenos estacionales.

El estudio, denominado “Estudios in vitro para evaluar la actividad inmunomoduladora de la solución isotónica e hypertónica Quinton en células humanas de sangre periférica”  ha sido llevado a cabo a través de un convenio de investigación entre el los Laboratorios Quinton y el grupo de investigación de Inmunología de la Universidad de Alicante, grupo que dirige el Dr. José Miguel Sempere.

El agua de mar contiene numerosos elementos minerales con conocidos efectos antioxidantes e inmunomoduladores, como pueden ser el selenio, el silicio o el zinc. El sodio o el cloro, son fundamentales para el normal funcionamiento de todas las células del organismo, incluidas las células implicadas en la respuesta inmunológica.

En los productos Quinton existe aún una mayor biodisponibilidad de los elementos presentes, hasta un total de más de 78 elementos, lo que permite afirmar que su calidad ionomineral es superior a la de cualquier otro producto existente en estos momentos en el mercado. A ello hay que sumarle la utilización de la microfiltración en frío como método de esterilización. Los Laboratorios Quinton son los únicos laboratorios farmacéuticos del mundo, que utiliza esta técnica en el tratamiento del agua de mar. La principal ventaja, es que aporta una salvaguarda de las propiedades naturales del agua de mar, al disminuir la aparición de radicales libres.

Las investigaciones llevadas a cabo, conducen a unos resultados que confirman una importante actividad inmunomoduladora de los productos Quinton, tanto in vitro (solución isotónica)  como in vivo (solución salina fisiológica), que no había sido estudiada con esta profundidad hasta la fecha, y cuyos resultados más relevantes ha tenido la oportunidad de exponerlos el Dr. Sempere, en el XIV Congreso Internacional de Inmunología, que bajo el lema “Inmunología en el siglo veintiuno: derrotando la infección, autoinmunidad, alergia y cáncer” celebrado en Kobe (Japón) el pasado año.

Resultados del estudio

Según apunta, el Dr. Sempere, “los resultados de este estudio se han podido obtener mediante un test de proliferación de proliferación celular in vitro, “que es una de las pruebas que más se utilizan para analizar el efecto de diferentes fármacos sobre el sistema inmune, buscando siempre un posible efecto inmunomodulador del fármaco en estudio”

El estudio confirma que los leucocitos cultivados in vitro con la solución isotónica, mantienen su morfología y viabilidad a lo largo del cultivo, sin estímulos añadidos, produciendo activación celular, provocando respuesta inmunológica y mostrando un claro incremento en la producción intracitoplásmica de algunas de las citocinas más importantes relacionadas con una activación de la inmunidad celular.

La inmunidad celular es especialmente eficaz en la eliminación de agentes infecciosos de crecimiento predominantemente intracelular, como es el caso de los virus y de algunas bacterias y parásitos. “También ejerce un papel fundamental en la eliminación de muchos tumores y en el reconocimiento de lo propio”, explica el Dr. Sempere.

Otro de los hallazgos de esta investigación, es el efecto protector/conservador sobre los hematíes a lo largo de todo el cultivo celular, tal y como lo demuestra la práctica ausencia de liberación de hemoglobina al medio durante las 120-144 horas de cultivo. Esto supone el punto de partida para futuros estudios in vitro e in vivo con el producto, buscando incluso un posible efecto beneficioso del mismo en la conservación de órganos.

El estudio también reveló que la solución hipertónica Quinton, administrada por vía oral a individuos sanos, es capaz de activar el sistema inmunológico, incrementando la expresión leucocitaria de marcadores de activación y de moléculas de adhesión, en función de las necesidades del organismo en cada momento.

“Tras los resultados obtenidos hasta la fecha en nuestra investigación cabe pensar que los productos Quinton podrán ser utilizados en multitud de patologías, no sólo como tratamiento preventivo y paliativo, sino también en complementación de otros fármacos para reducir sus efectos adversos”, concluye el Dr. José Miguel Sempere.

Fuente; http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=16003

Anuncios

La revista Elle publica una receta Crudivegana con Agua de Mar

Crudites-agua-de-mar

Fuente: http://casadiez.elle.es/decoracion_facil/cocina_recetas/recetas_de_pescado_y_marisco/recetas_de_pescado_y_marisco2

Como beber la saludable agua de mar

En definitiva, “Cómo beber agua de mar” es una buena guía práctica para aquellos que quieran hacer el paso e incorporar el agua de mar en su dieta diaria o para usarla puntualmente y aprovechar sus propiedades

Saludable Agua de Mar… beber agua de mar

Hemos publicado ya algún artículo explicando los beneficios del agua de mar. Para los que estén interesados en profundizar y se hayan quedado con dudas en la parte más práctica, sobre cómo beberla, os hablamos del librito cuyo nombre es más que explícito: Cómo beber agua de mar.

MÚLTIPLES VENTAJAS

 

El autor de esta publicación, Mariano Arnal, quiere romper con el mito que el agua de mar no se puede beber pero va más allá y destaca sus excelentes propiedades y defiende su uso habitual como forma para mejorar nuestra calidad de vida.

El agua marina, según explica el libro, tiene un valor único ya que tomándola facilitamos al cuerpo todos los elementos de la tabla periódica, lo cual no se puede conseguir con ningún otro alimento o bebida.

El libro explica algunas de las propiedades del agua que mencionamos someramente (se puede profundizar sobre ellas en el libro): alcalinizador del medio interno (si tenemos un pH alcalino será más difícil que desarrollemos enfermedades), regulador del medio interno, nutriente celular, reconstituyente, dentrífico y colutorio, laxante, purgante, desinfectante y cicatrizante para infecciones de boca, estomacal y neutralizador de la acidez de estómago.

 

Además, tomada antes de comer calma el apetito, lo cual la hace apropiada para perder peso.

SÍ SE PUEDE BEBER

 

Arnal quiere romper con el mito que una persona no puede vivir más de 3 días bebiendo exclusivamente agua de mar y explica una experiencia en la que él y unos compañeros hicieron en Fuerteventura. Un grupo de ellos afrontó el reto de ser náufragos voluntarios y sobrevivir tomando únicamente agua.

 

El experimento fue un éxito. Luego, ¿por qué hay náufragos que mueren al tomar agua? La respuesta es porque no se la beben adecuadamente.

El agua tiene una concentración de sales de 36 gramos de sal por litro de agua cuando nuestro medio interno tiene 9 gramos por litro. Si nos la tomamos tal cual, nuestra concentración de sal sube tanto que los tejidos del cuerpo deben liberar agua para que la proporción de sales del agua que hemos tomado vuelva a ser de 9 gramos por litro. Y eso conduce a diarreas y a la deshidratación.

 

La solución en el experimento fue tomar una cucharada de agua de mar cada 20 minutos, bebiéndola muy despacio y dejando que la saliva reduciera la salinidad del agua ingerida.

¿CÓMO BEBERLA EN EL DÍA A DÍA?

 

Y llegamos al quid de la cuestión: ¿cómo tomar el agua? Una forma, aunque no muy práctica en la vida cotidiana, es la que acabamos de mencionar. Otra manera más cómoda que explica el libro es beberla de forma isotónica. Eso se puede hacer rebajando agua de mar con agua dulce o bien añadiendo agua de mar al agua dulce.

Si tenemos en cuenta que la cantidad de sales recomendadas diariamente es de unos 9 gramos al día y partiendo de la base que el agua de mar tiene 36 gramos de sales por litro, la cantidad a tomar que recomienda Mariano Arnal es de un cuarto de litro de agua de mar al día mezclada con agua, zumos u otro tipo de bebida en una proporción de una parte de agua de mar por tres partes de la otra bebida.

PRECAUCIONES PREVIAS

 

El autor aconseja tomar tres precauciones antes de hacer el paso. La primera es comprobar que no somos intolerantes al agua de mar tomando pequeñas cantidades para verificar que sienta bien.

 

La segunda es calcular la cantidad y frecuencia de bebida ya que hay gente que es más propensa que otra a tener diarrea al beber agua de mar. La tercera es hacer mezclas con zumos o bien con agua normal con unas gotas de limón. Este último truco es bueno para no aborrecer el agua de mar antes de habernos habituado a beberla.

Todo esto dando por supuesto que no sufrimos ninguna enfermedad en la que la ingesta de sal sea contraproducente.

OTRAS FORMAS DE TOMARLA

 

Si no se quiere llegar a ese extremo o como paso intermedio, el libro asegura que es bueno enriquecer el agua normal aunque sea con un tapón por litro con lo que conseguimos una excelente agua mineral con más componentes que cualquier de las aguas de manantial.

Hay otras formas de tomar la sal para finalidades más concretas.

Por ejemplo, se puede tomar hipertónica (sin diluir) y en cantidad abundante si queremos que actúe como laxante o purgante. Y podemos ingerirla igualmente hipertónica pero en pequeños sorbos como desinfectante bucal, dentrífico o

 

SAL LÍQUIDA PARA LA COCINA

 

Otro uso muy apropiado del agua de mar es en la cocina. El autor es contrario a la sal de cocina convencional ya que, según explica, debido a los intereses industriales, es una sal muerta que sólo tiene cloruro de sodio y, en los mejores de los casos, yodo.

 

Esta sal empobrecida nos priva de los muchos elementos beneficiosos del agua del mar por lo que usarla proporciona un gran enriquecimiento de nuestra dieta.

A modo de atención, el libro alerta de la gran cantidad de sal que la industria añade a los alimentos que ya de por sí sola supera la capacidad que tienen los riñones para asimilarla y aboga por un uso más racional de la sal en la industria alimentaria y un control de los alimentos que tomamos.

En definitiva, “Cómo beber agua de mar” es una buena guía práctica para aquellos que quieran hacer el paso e incorporar el agua de mar en su dieta diaria o para usarla puntualmente y aprovechar sus propiedades.Cómo beber agua de mar

 

fuente

 

Mariano Arnal

ISBN: 978-86-614-6019-9

Para adquirirlo: Tienda de la Fundación Aqua Maris

MAS INFO: http://buenasiembra.blogspot.com/2011/04/beneficios-del-agua-del-mar.html

RELATO DE UN NÁUFRAGO DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ por “El Proyecto Matriz”

.

.

.

“Completamente agotado me incliné sobre la borda y tomé varios sorbos de agua de mar.

Ahora sé que es conveniente para el organismo. Pero entonces lo ignoraba.”

LUIS ALEJANDRO VELASCO

.

.

VERSIÓN EN ESPAÑOL (powerpoint, mp3, pdf, slidecast, traducción, html):

http://www.ivoox.com/relato-naufrago-gabriel-garcia-marquez_mn_1510197_1.mp3″

…..…..…..…..…..

ENGLISH VERSION (coming soon):

…..…..…..…..

.

.

>>> PULSA F5 SI LA PÁGINA NO TE CARGA BIEN <<<

.

.

.

EL AUTOR

.

.

http://www.ivoox.com/nade-hacia-mar-nadando-al_md_1477065_1.mp3″

RECOMENDAMOS LEER EL ARTÍCULO ESCUCHANDO LA BANDA SONORA SELECCIONADA:

“NADÉ HACIA EL MAR” + “NADANDO” + “AL OESTE A TRAVÉS DEL MAR OCÉANO”

.

Para acceder a la biografía del autor, pincha AQUÍ.

.

El presente artículo es la continuación de dos anteriores dedicados a la magna odisea de un náufrago voluntario francés, Alain Bombard. Recomendamos encarecidamente su lectura previa para una mejor comprensión. Pulsa sobre las imágenes para acceder:

.

.

.

.

“En la Ciencia, es más fácil hacer trampas que en un Casino.”

ÁNGEL GRACIA RODRIGO

.

.

.

RELATO DE UN NÁUFRAGO

INTRODUCCIÓN

.

.

.

“El agua de mar me aliviaba el dolor…

Me sentí hasta acompañado y alegre con unas gaviotas que merodeaban la balsa.

No tenía hambre. Con más frecuencia que antes tomaba sorbos de agua de mar”.

LUIS ALEJANDRO VELASCO

.

.

El uso del agua de mar como hidratante y nutriente comenzó en 1.904, época en la que el sabio francés René Quinton publicó su obra “El Agua de Mar. Medio Interno Orgánico”.

.

.

.

Para la época, René Quinton fomentó el uso del agua de mar isotónica rebajando la concentración salina original del agua de mar de 35 gramos a 9 gramos por litro, logrando así la proporción salina de nuestro líquido corporal, la misma que cuando se originó la vida en el medio marino. Pero, aparentemente, Quinton no divulgó tanto los usos del agua de mar hipertónica de mayor concentración, es decir, tal como actualmente se encuentra en los océanos (35 gramos por litro).

Aunque resulte paradójico, fueron los escritores Alain Bombard, con su “Náufrago Voluntario” (1.952), y Gabriel García Márquez (Premio Nobel de Literatura en 1.982), con su “Relato de un Náufrago” (1955), los que dieron testimonios históricos contemporáneos del uso exitoso del agua de mar hipertónica como hidratante y nutriente. Dos náufragos, uno voluntario, Bombard, y otro forzoso, Velasco, fueron los héroes que instintivamente salvaron sus vidas por beber el agua de mar “cruda”. Contra todos los prejuicios y tabúes que, todavía, casi 60 años después siguen vigentes, se demostró el poder nutritivo e hidratante del agua hipertónica de cualquier océano. Llama la atención que ni Gabo, ni Bombard, se diesen cuenta de lo que escribían, aunque aportaron testimonios irrefutables de las maravillas del agua de mar como agua potable –imposible la vida sin agua– pero sin que apreciasen la esencia de sus poderes nutritivos y, menos, preventivos y curativos. Les faltaba conocer la imprescindible aportación de René Quinton.

.

.

.

Dato sumamente curioso por tratarse de cerebros creativos. Llama más la atención en Bombard, un médico francés que hizo estudios sobre la nutrición marina en el Museo Oceanográfico de Mónaco durante un año. Investigaciones que realizó antes de lanzarse al mar sólo, sin compañía, para hacer la travesía Niza-Las Antillas (Europa-América), cruzando todo el Atlántico en solitario en un bote salvavidas al que denominó El Hereje “L’Heretique”.

.

.

“Desde la salida de Mónaco bebí exclusivamente agua de mar durante catorce días

y después durante veintiuno. Vencí la sed del mar.

Me habían dicho que el agua de mar era laxante.

Pero durante un largo período de ayuno no evacuó por once días.

No se me manifestó ninguno de los signos de intoxicación predichos por los expertos.

Jamás mis mucosas se desecaron.”

ALAIN BOMBARD

.

.

.

.

.

Travesía que realizó en 65 días, en los que tuvo que sobrevivir, como un auténtico náufrago, solamente con los recursos que podía obtener directamente del mar, para lo que se tenía que valer del ingenio de quien no tiene comida, ni agua dulce y, apenas dispone de una frágil balsa neumática, un pedazo de vela para navegar, un cuchillo, una lámpara y unos cordeles.

El colmo del tema del desconocimiento del uso del agua de mar hipertónica, o sea, tal como se encuentra en los océanos, se da con Jack Custeau. Quien, al igual que Bombard, era un francés que se movilizó como náufrago por Mónaco, y no se enteró, tampoco, de que había existido un compatriota de ellos, el sabio René Quinton, que había descubierto los poderes nutritivos y curativos del agua de mar 60 años antes de que ellos brillaran en el firmamento marino.

.

.

“Es como si, a lo largo del proceso evolutivo,

los seres vivos hubieran ido transformando el mar,

primordial fuente de sustancias nutrientes, en savia, linfa o sangre.”

MICHEL ODENT

.

.

.

.

RELATO DE UN NÁUFRAGO

EL CASO DE LUIS ALEJANDRO VELASCO

.

.

.

“Mi heroísmo consistió en no dejarme morir.”

LUIS ALEJANDRO VELASCO

.

.

El popular Gabo (Gabriel García Márquez), el hombre que podía haber hecho tanto por la nutrición de sus paisanos colombianos y de los hambrientos del tercer mundo, a través del agua de mar, perdió la oportunidad de, además de hacerse rico y famoso con su Premio Nobel, haber pasado a la historia por haber difundido el agua de mar hipertónica para combatir el hambre y nutrir a millones de niños que mueren anualmente de hambre por su desnutrición rampante, cuando en el agua de mar, que es gratis, se encuentran todos los nutrientes que están demandando esos niños inocentes. La misma agua de mar que alimenta a una ballena de 200 toneladas de peso y 30 metros de largo. Pero Gabo se dejó pasar el ratoncito por entre las piernas y el agua entre los dedos de las manos.

.

.

Describió maravillosamente la historia de un marino colombiano de la Armada de su país que sobrevivió porque bebió agua de mar. Gabo contó la historia más larga escrita en un periódico, “El Espectador”, en el año 1.955, después de 14 sesiones de cuatro horas cada una, con el náufrago Luis Alejandro Velasco, perteneciente a la Marina de Guerra Colombiana.

.

.

.

Las entrevistas fueron hechas en un pequeño café de la Avda. Jiménez de Cartagena. Velasco pasó de ser un héroe nacional condecorado por el presidente de turno, a ser declarado persona non grata. Este feliz y trágico relato de Gabo vendió 10 millones de copias en 20 años. Luis Alejandro Velasco, el 28 de febrero de 1.955, fue uno de los 8 marineros de la tripulación del destructor Caldas, de la Marina de Guerra de Colombia, que había caído al agua por culpa de una tormenta en el mar Caribe. La nave viajaba desde Mobile, Estados Unidos, al puerto colombiano de Cartagena.

.

.

.

.

García Márquez, sin haber cumplido los 30, pertenecía al cuerpo de redacción del diario “El Espectador” de Bogotá y le tocó cubrir la historia de la tragedia cuando se supo que uno de los ocho marineros se había salvado milagrosamente, después de diez días de naufragio.

.

.

.

.

Dice Gabo que gracias a esta historia el periódico batió récords de ventas y, también que, por su culpa, fue cerrado por el dictador de turno, Rojas Pinilla, al que no menciona. La culpa era la denuncia de que el barco de guerra venía transportando contrabando y el peso de éste, situado en un lugar impropio de la cubierta del barco, había sido la causa de la tragedia.

.

.

.

.

.

Luis, una vez en el agua, se pudo hacer con una balsa de salvamento después de esfuerzos inauditos para conseguirla. Mientras, su otros siete compañeros se fueron ahogando uno tras otro.

.

.

.

El relato comienza comentando las bondades del agua de mar, cuando Luis, el marino, relata refiriéndose a las heridas que sufrió en el momento del naufragio:

“Habían dejado de sangrar y estaban perfectamente secas, me imagino que a causa de la sal del mar”.

.

.

.

“Mi piel estaba en perfecto estado de conservación aunque reseca por la sal.

Mis mucosas no se habían desecado nunca, mis orines habían sido siempre normales,

en cantidad, en olor y en color; por consiguiente, era por completo seguro que durante

veintiun días (y se podía continuar), los náufragos podían vivir sin agua dulce”.

ALAIN BOMBARD

.

.

.

.

Está muy bien comprobado empíricamente y sabido el poder curativo del agua de mar en las enfermedades de la piel. Pero, a pesar de que había unos procedimientos rutinarios a seguir en la Marina en caso de naufragio, Luis mantenía los prejuicios de siempre sobre el agua de mar de la que Gabo señala que Luis dijo, refiriéndose al segundo día de “soledad”:

“Por primera vez sentía la tortura de la sed. Al principio fue la saliva espesa y la sequedad en la garganta.”

“Me provocó tomar agua de mar, pero sabía que me perjudicaba. Podría tomar un poco más tarde, me dolía el estómago. Y sobre todo con aquélla sed. Cada vez me resultaba más difícil respirar”.

El propio Luis mostró su asombro ante la energía que experimentaba a pesar de la debilidad del momento y las circunstancias, algo habitual asociado al consumo de agua de mar:

“Una cosa me asombraba: me sentía un poco débil, pero no agotado. Llevaba casi cuarenta horas sin agua ni alimentos y más de dos noches y dos días sin dormir, pues había estado en vigilia toda la noche anterior al accidente. Sin embargo, yo me sentía capaz de remar.”

.

.

“La brisa me ofrecía una fuerte resistencia. A pesar de que remé con desesperación, con una fuerza que no me pertenecía después de más de cuatro días sin comer ni dormir, creo que no logré desviar la balsa ni un metro de la dirección que le imprimía la brisa.”

Es increíble que ni siquiera la marina, ni los cuerpos de salvamento de casi todo el mundo no sepan que el agua de mar es potable y nutritiva. Como si lo de las ballenas fuese un cuento. Narra Gabo que Luis le dijo:

“Al cuarto día tomé un poco de agua salada. Esa agua no calma la sed, pero refresca. Había demorado tanto tiempo en tornarla porque sabía que la segunda vez debía tomar menos cantidad, y solo cuando hubieran transcurrido muchas horas”.

Demostración de la precariedad de la información recibida en su institución.

.

.

.

.

.

.

.

“Al quinto día: . . .me revolvía el hambre …estaba extenuado… cinco días sin comer… Tomé otro poco de agua en el cuenco de la mano y volví a acostarme en la borda, de cara al cielo, para que el sol no me diera en los pulmones”.

Al sexto día Luis apuntaba:

“Me molestaba el hambre. Pero era peor la garganta estragada y el dolor de las mandíbulas, endurecidas por la falta de ejercicio. Necesitaba masticar algo… me acordé de las tarjetas del almacén de Mobile… me las llevé a la boca y empecé a masticar… fue como un milagro: la garganta se alivió un poco y la boca se me llenó de saliva… Sentí bajar hasta el estómago la minúscula papilla de cartón molido y desde ese instante sentí la sensación de que me salvaría”.

.

.

Nuestro organismo está constituido por un 70% de agua (agua de mar isotónica). Saladicos son pues nuestros fluidos corporales: lágrimas, sudor, orina, plasma sanguíneo, saliva, mucosidades, líquido amniótico del embarazo, excreciones, citoplasma celular, líquido extracelular, líquido cefalorraquídeo…

.

.

Este fue un ejemplo de intuición por parte de Luis que, en medio de su desesperación, decidió masticar hasta el cinturón de cuero de su ropa. Lo que no sabía Luis, y Gabo tampoco, es que una persona es capaz de producir hasta dos litros diarios de saliva cuya totalidad líquida es agua potable, agua de mar isotonizada. Pero, aún hay más, Luis estaba quemando la grasa que tenía en su cuerpo para producir energía y por cada gramo de grasa metabolizada, o “quemada”, producía un gramo punto cero siete (1,07gr) de agua dulce, H2O. Por lo que no tenía problemas de deshidratación severa como se podría imaginar, a pesar de no tener los suficientes conocimientos sobre la posibilidad de isotonización del agua de mar con el agua de la saliva que producen las glándulas salivales sublinguales, submaxilares y parotídeas.

“Decidió masticar hasta el cinturón de cuero de su ropa”.

“Desesperadamente, mordí el cinturón hasta cuando me dolieron los dientes.”

“En mi séptima noche… dormí profundamente durante largas horas.”

.

.

.

.

“Había nacido en Chocó, lejos del mar, pero llevaba el mar en la sangre.”

LUIS ALEJANDRO VELASCO

.

.

.

.

.

Lo lamentable es que no se divulguen estos temas para beneficio del salvamento de 200.000 personas que anualmente mueren en el mundo por culpa de la desesperación, el terror, la soledad, el miedo y la ansiedad estresante que, en un 90% de los casos, llevan a la muerte de los náufragos al tercer día de la catástrofe.

.

.

.

.

“Quiero hacer constar que no hay derecho a que otros náufragos

mueran asesinados moralmente por los autores de libros escritos para ellos,

en los cuales los signos de proximidad de la tierra son todos falsos y destruyen la moral,

matando así a las personas.”

ALAIN BOMBARD

.

.

.

.

.

.

.

Cuando la realidad es que no mueren deshidratados, mueren por la ignorancia que hay sobre los recursos y adaptaciones que llevan a las ballenas, mamíferos como nosotros, a vivir felizmente (si no hay sonares militares que se atraviesen en sus rutas) con los recursos que sobradamente tienen los océanos. Y, sobre todo, mueren por el desconocimiento generalizado de los recursos del agua de mar y el potencial que los humanos tenemos para sobrevivir en el mar, indefinidamente, como las ballenas. Nuestro mini-naufragio en Fuerteventura confirmó esta tesis y el paradigma empieza a cambiar. Emigrantes bebiendo agua de mar en su odisea en patera hacia España:

.

.

.

.

.

.

Al octavo día comenta Gabo que Luis le dijo:

“Completamente agotado me incliné sobre la borda y tomé varios sorbos de agua de mar. Ahora sé que es conveniente para el organismo. Pero entonces lo ignoraba, y solo recurría a ella cuando me despertaba el dolor del cuello. Después de siete días sin tomar agua, la sed es una sensación distinta; es un dolor profundo en la garganta, en el esternón y, especialmente, debajo de las clavículas. Y es la desesperación de la asfixia. “El agua de mar me aliviaba el dolor…”.

“Me sentí hasta acompañado y alegre con unas gaviotas que merodeaban la balsa. No tenía hambre. Con más frecuencia que antes tomaba sorbos de agua de mar”.

.

.

Al décimo día Luis divisó tierra y estando a 2 kilómetros de la costa se tiró al agua antes de ser lanzado por el oleaje contra los acantilados y acabar destrozado por seguir metido en la balsa. Logró su salvación, fue famoso y explotado comercialmente y, después, hasta perseguido y olvidado.

.

.

.

Vale la pena resaltar las frases más significativas del relato de Velasco, que serán un guía para comentar y sacar consecuencias de gran valor para el manual del buen náufrago.

.

“(Las manos) Habían dejado de sangrar y estaban perfectamente secas, me imagino que a causa de la sal del mar”.

“Al cuarto día tomé un poco de agua salada. Esa agua no calma la sed, pero refresca. Había demorado tanto tiempo en tornarla porque sabía que la segunda vez debía tomar menos cantidad, y solo cuando hubieran transcurrido muchas horas”.

“Al quinto día: . . .me revolvía el hambre …estaba extenuado… cinco días sin comer… Tomé otro poco de agua en el cuenco de la mano y volví a acostarme en la borda, de cara al cielo, para que el sol no me diera en los pulmones”.

.

.

“Necesitaba masticar algo… me acordé de las tarjetas del almacén de Mobile… me las llevé a la boca y empecé a masticar… fue como un milagro: la garganta se alivió un poco y la boca se me llenó de saliva… Sentí bajar hasta el estómago la minúscula papilla de cartón molido y desde ese instante sentí la sensación de que me salvaría”.

“Decidió masticar hasta el cinturón de cuero de su ropa”.

“No sé si después de siete días sin comer, a la deriva en el mar, uno llega a acostumbrarse a esa vida. La desesperación del día anterior fue sustituída por una resignación pastosa y sin sentido. Yo estaba seguro que todo era distinto, de que el mar y el cielo habían dejado de ser hostiles, y que los peces que me acompañaban en el viaje eran peces amigos.”

“Después de todo había subsistido una semana contra viento y marea. ¿Por qué no podía seguir viviendo indefinidamente en una balsa?.”

Alain Bombard le hubiera respondido con su experiencia de 65 días sin agua ni alimentos en su travesía por el Atlántico.

“Tomé varios sorbos de agua de mar. Ahora sé que es conveniente para el organismo”.

“El agua de mar me aliviaba el dolor… Me sentí hasta acompañado y alegre con unas gaviotas que merodeaban la balsa. No tenía hambre. Con más frecuencia que antes tomaba sorbos de agua de mar”.

.

.

.

“Lo más grave para los heterodoxos era el hecho de que yo atacase la creencia general

según la cual no es posible vivir exclusivamente de los recursos del mar,

y que el agua salada no es potable.”

ALAIN BOMBARD

.

.

Lástima que estas experiencias, reales y aleccionadoras, no se hayan difundido más en beneficio, no sólo de los náufragos, sino también de la nutrición de los seres humanos, especialmente de los niños del tercer mundo.

.

.

.

.

.

.

“La evidencia es la más decisiva demostración.”

MARCO TULIO CICERÓN

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

“Nuestros cuerpos son botellas llenas de agua de mar. Flotamos en el mismo océano.

Cuando la botella se rompe, el agua de nuestro interior vuelve a su origen.

Mientras tanto, somos llevados por corrientes marinas,

tintineamos las unas contra las otras y podemos rompernos.

Es lo que llamamos discordia.

La luz del sol se refleja mejor en la botella que ha perdido sus etiquetas,

que comparte su brillo con las demás. Es lo que llamamos amor.

Nuestros cuerpos son rocas puliéndose por el viento y las mareas.

Pierden sus asperezas hasta quedar en nada y regresar al aire y al mar.

Como los globos y las botellas.

RICARDO GARCÍA NIETO

.

.

.

.

Artículo elaborado por Ángel Gracia el 1 de julio de 2.009, Miami (EEUU).

.

CONTACTO:

angel@aguademar.us

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001579960673

http://www.facebook.com/groups/losbeneficiosdelaguademar/

http://www.aguademar.us

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

LIBROS DE ÁNGEL GRACIA

.

...

.

.

AUDIOS DE ÁNGEL GRACIA

.

http://www.ivoox.com/beneficios-del-agua-del-mar-17-12-2010-miguel_md_471441_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 1

http://www.ivoox.com/agua-mar-bioterrorismo-la_md_754120_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 2

http://www.ivoox.com/agua-mar-como-alimento-dr_md_682506_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 3

http://www.ivoox.com/gaceta-nautica-radio-30-abril-2011_md_635837_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 4 (37:15)

http://www.ivoox.com/cumbre-del-agua-mar-vida-verde_md_361486_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 5

http://www.ivoox.com/mariano-arnal-la-sabiduria-del-agua-de_md_1120857_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 6

http://www.ivoox.com/agua-mar-bioterrorismo-la_md_754120_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 7

http://www.ivoox.com/francisco-sanchez-agua-mar-potable-beneficiosa_md_442292_1.mp3″LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 8

http://www.ivoox.com/laureano-domiguez-francisco-garcia-donas-oasis-marinos-y_md_388607_1.mp3″ LOS BENEFICIOS DEL AGUA DE MAR 9

.

.

VIDEOS DE ÁNGEL GRACIA

.

.

http://vimeo.com/22147379

http://vimeo.com/44931653

http://vimeo.com/23793956

http://youtu.be/9_DVqxht2N8

http://youtu.be/ESwFJIgwCjM

http://youtu.be/YYfHj_BsxGU

http://youtu.be/opfhq7_6RHg

http://youtu.be/_gmfE56Q3fo

http://youtu.be/qmvdnl2_Qtw

http://youtu.be/nkCHLrXcajQ

http://youtu.be/Pc6COwtpSD4

http://youtu.be/oyc8-mxZnkM

http://youtu.be/epz63TFM2gY

http://youtu.be/F45Cu5oq3RM

http://vimeo.com/27380636

http://youtu.be/gvfyNofTKbw

http://youtu.be/4DNkWNmx6yA

http://youtu.be/WbQh0ma4WD8

http://youtu.be/1YQ1H5vHqM8

http://youtu.be/XepQbqnhWuU

http://youtu.be/BVRbxPj7nT0

http://youtu.be/Gskjw0mqLmo

http://youtu.be/8PYN45ZwZpE

.

.

ENLACES DE INTERÉS

.

.

.

.

.

.

RECOMENDAMOS

.

.

.

.

.

.

¿NOS AYUDAS A DIFUNDIRLO?

.

LA BRECHA

http://www.facebook.com/PROYECTOMATRIZ

http://twitter.com/proyectomatriz

.

.

EL EFECTO RIPPLE

¿TE ANIMAS A RIPPLEAR?

ERES LIBRE DE PUBLICAR ESTE ARTÍCULO EN TU BLOG O WEB

ENLAZAREMOS A TODOS AQUELLOS QUE EMPÁTICAMENTE LO “RIPPLEEN”

.

.

.

.

ENLACES RELACIONADOS

.

.

.

.

Cómo hacer sal a partir del agua de mar

Cómo hacer sal a partir del agua de mar
Hacer sal del mar en tu cocina es fácil, pero necesitas un poco de paciencia.

La sal del mar se forma de manera natural o es recogida en las zonas costeras de todo el mundo. La fabricación de tu propia sal de mar es un proceso fácil y hace de ésta un regalo único. Unos pocos accesorios de cocina y el acceso al agua de mar es todo lo que necesitas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

Necesitarás

  • Bandeja para hornear grande y poco profunda
  • 2 galones (7,56 lts) de agua limpia y fresca del mar
  • Cuchara de madera
  1. 1

    Coloca una bandeja grande para hornear poco profunda en el horno y llénala de agua de mar hasta menos de 1 pulgada (2,54 cm) del borde superior. Pon el fuego alto (usa dos quemadores si la bandeja se extiende sobre los dos).

  2. 2

    Baja el fuego a media marcha, cuando el agua comience a hervir. Cuando el agua empiece a evaporarse, revuelve de vez en cuando para ayudar a que la sal abandone la suspensión.

  3. 3

    Vuelve a llenar la bandeja con el agua del mar cuando el primer lote se haya reducido a la mitad. Vuélvela a llenar cuando el nivel descienda hasta que toda el agua del mar se encuentre en la bandeja.

  4. 4

    Baja el fuego cuando la mayor parte del agua se haya evaporado. Revuelve con frecuencia para extender los cristales de sal. Cuando los cristales comiencen a parecer que se están secando, pon la bandeja en el horno a 275 grados F (135 ºC) y continúa secándolos, revolviendo ocasionalmente hasta que la sal se sienta seca al tacto.

  5. 5

    Almacena la sal en un recipiente de vidrio con tapa. Para mantener la sequedad óptima, coloca una bolsa desecante en la parte superior de la sal para absorber la humedad restante durante el almacenamiento. Mantenla en un lugar fresco y oscuro.

  6. 6

    Utiliza tu sal como cualquier sal marina. Si deseas granos más pequeños, compra una amoladora barata. La sal marina natural tiene un sabor menos “salado” que la sal de mesa yodada, así que puede que tengas que utilizar un poco más con tus alimentos.

Consejos y advertencias

  • Añádele aromas a tu sal, como una cáscara de limón, ajo en polvo o vainilla para una mezcla de sal marina personalizada.
  • Utiliza únicamente agua de mar limpia. Si no estás seguro, haz que sea probada por tu agente de extensión local.

Escrito por angie mohr | Traducido por enrique pereira
Fuente: http://www.ehowenespanol.com/sal-partir-del-agua-mar-como_159776/

La Historia del Agua Embotellada

La historia del agua embotellada, lanzado el 22 de marzo de 2010 (Día Mundial del Agua) emplea la historia del estilo de cosas para contar la historia de labores de la demanda cómo llegar a los estadounidenses comprar más de la mitad de mil millones de botellas de agua cada semana, cuando ya los flujos de la llave. Más de cinco minutos, la película explora los ataques del agua embotellada industrys sobre el agua potable y su utilización de la publicidad seductora, con temas de medio ambiente para cubrir las montañas de residuos plásticos que produce. La película concluye con un llamado a recuperar la llave, no sólo por hacer un compromiso personal para evitar que el agua embotellada, pero mediante el apoyo a las inversiones en agua limpia, toque disponibles para todos.

Convertir agua de mar en combustible para aviones de combate

Este es el nuevo desarrollo que estaría a punto de finalizar en el interior de los laboratorios de la Armada de Estados Unidos. Los científicos e investigadores dicen estar muy cerca de conseguir la transformación de agua de mar en combustible para aviones.

Agua de mar como combustible

El desarrollo está teniendo lugar desde el U.S. Naval Research Laboratory, un trabajo para extraer el dióxido de carbono y producir gas hidrógeno a partir del agua de mar. Según cuentan los investigadores, la clave es convertir el dióxido de carbono y el hidrógeno en los hidrocarburos que pueden ser utilizados para desarrollar el combustible JP-5 y tenerlo en existencias.

El JP-5 es un combustible derivado del queroseno, una mezcla de distintos hidrocarburos, con alcanos, cicloalcanos e hidrocarburos aromáticos. Se trata del principal combustible para la aviación embarcada con motores de reacción, el que “alimenta” a la Armada de aviones de Estados Unidos. Según los investigadores, la producción del mismo a partir de agua de mar salvaría a la Marina de la propia ejecución de transferencias peligrosas. Así lo refleja Heather Willauer, uno de los investigadores:

El beneficio potencial es la capacidad de producir existencias del combustible JP-5 en el mar, de reducir de la cola de la logística la entrega de combustible sin impacto medioambiental y de aumentar la seguridad de la Marina.

Un avance no exento de polémica. Los republicanos en el Congreso han luchado contra esta inversión y otras parecidas de la Armada en su intento de desarrollar combustibles alternativos. El argumento es que la Marina no puede darse el lujo de intentar crear combustible a partir de agua de mar cuando el presupuesto en defensa se está recortando.

Ver la fuente original del artículo