5 Razones para comenzar hacer gárgaras con Agua de Mar

(CAMBIEMOS CADA VEZ QUE PONGA “AGUA SALADA” POR “AGUA DE MAR)

Gárgaras con agua salada – Según el New York Times, hacer gárgaras de agua salada ayuda a hacer frente a los síntomas del resfriado y te mantiene saludable durante la temporada de resfriados y gripe. De acuerdo con un estudio aleatorio, publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine. “Los investigadores reclutaron a 400 voluntarios sanos y los siguieron durante 60 días durante la temporada de resfriados y gripe. Algunos de los sujetos se les dijo que hagan gárgaras tres veces al día. Al final del período de estudio, el grupo que hizo gárgaras con regularidad tuvo una disminución del 40 por ciento en las infecciones respiratorias y del tracto superior en comparación con el grupo control.

En Japón hacer gárgaras con agua salada es visto como una forma de mantenerse saludable, un estudio de 2005 encontró que hacer gárgaras con regularidad durante la temporada de frío común ayudado a prevenir infecciones de las vías respiratorias más altas.

5 razones de comenzar Hacer gárgaras con agua salada

1. Resfriado común o la tos
El agua salada puede extraer el exceso de líquido de los tejidos inflamados en el cuello, por lo que duelen menos, dijo el doctor Philip T. Hagen. Hacer gárgaras con agua salada ayuda a aflojar la mucosidad espesa, y puede eliminar los irritantes como alérgenos, bacterias y hongos en la garganta. Disolver 1/4 a 1/2 cucharadita de sal en ocho onzas de agua tibia para hacer gárgaras.

2. Dolor De Garganta
Cuando el agua salada entra en la garganta, ayuda a neutralizar los ácidos en la garganta, restaurando el equilibrio del pH natural. Simplemente mezcle una taza de agua tibia con 1/4 cucharadita de sal (aquí).

3. Dolor de muelas
La sal ayuda a extraer el agua de los agentes patógenos y los deshidrata que es eficaz para matar las bacterias y otros gérmenes. Tomar 500 ml de agua pura en un vaso y añadir una cucharadita de sal de mesa y bicarbonato de sodio. Revuelva bien la mezcla y hacer gárgaras.

4. Mal Aliento
La sal es un esterilizador natural y puede prevenir o matar a una infección. Usted puede agregar 1/4 cucharadita de sal a 2 onzas de agua y un par de gotas de aceite de menta para hacer su propio enjuague bucal. La sal mata a muchas de las causas del mal aliento.

5. Congestión nasal:
Disolver ½ cucharadita de sal en un vaso de agua. Coloque la mezcla en un gotero de nariz, e inhalar líquido a través de las fosas nasales. Repita esto para cada fosa nasal, utilizando 2-3 gotas de la solución cada vez.

Fuente: http://www.saludorganica.es/2015/06/5-razones-de-comenzar-hacer-gargaras.html

Un poco de publicidad sobre las algas, ¿será que son buenísimas porque son un 95 % agua de mar?

Información
Talasoterapia, estética marina

Los beneficios del agua del mar tienen un doble objetivo, el preventivo y el curativo

MAGAZINE 11.06.2015 | 18:49

Beneficios del agua de mar.

Beneficios del agua de mar. GETTY IMAGES
El agua del mar, el clima marino, con su aire rico en ozono y yodo, las algas, los lodos, la arena… La talasoterapia combina sus beneficios con un doble objetivo preventivo y curativo y bajo supervisión médica. Hay muchos tratamientos que sacan partido al mar para mejorar la circulación y aliviar los reumatismos, el estrés o remediar problemas cutáneos, por ejemplo. Se realizan en hoteles y balnearios cercanos al mar, ya que deben recoger el agua a más de 1.000 metros de la orilla y depurarla y esterilizarla antes de usarla en sus instalaciones. Centros como el Gran Hotel Bahía del Duque (Canarias), Eurostar Hotel Real (Santander), La Casa del Agua (A Coruña), el hotel Talaso Louxo La Toja (Pontevedra) o Le Méridien Ra Hotel & Spa (Tarragona) ofrecen una gran variedad de opciones para disfrutarla.

El poder de las algas

Las modernas técnicas en biotecnología multiplican las posibilidades de los ingredientes cosméticos de origen marino, especialmente las algas. Procedentes del Ártico, el Pacífico, el mar del Norte o la Bretaña, entre otros enclaves de aguas puras, las algas son muy ricas en minerales y oligoelementos como el yodo o el magnesio, activan las defensas naturales del organismo y destacan por su acción hidratante, desintoxicante, regeneradora, suavizante y adelgazante. Están en productos capilares, como los texturizadores con agua de mar, sérums y cremas hidratantes o antiedad, y son habituales en los anticelulíticos y las envolturas corporales remodeladoras de los tratamientos profesionales. Sólo tienen un pero, y es que, en casos de hipertiroidismo, es mejor evitarlas.

estetica-marina

SÉRUM celular platino hidratante. Destaca por su elevada proporción de ácido hialurónico, al 60%, combinado con extractos de algas. 30 ml, 80€. Oceanyx

EXFOLIANTE con nácar de perla que limpia en profundidad el rostro y mejora el aspecto de las manchas oscuras. Con agua marina y algas del mar del Norte. 39,95€. Crisderma

HIDRATANTE de edición limitada con el nombre de la campaña Blue Heart. De alto poder regenerador, mejora la luminosidad y disimula poros e imperfecciones. La Crème de La Mer. 100 ml, 395€.

BÁLSAMO fresco para recuperar los niveles de hidratación óptimos durante la noche. Con Life Plankton. Aquasource Night Spa. 49,90€. Biotherm.

MASCARILLA a base de lodos marinos biológicamente activos que detoxifica y oxigena la piel. 50 ml, 42€. AmiIyök.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/moda-belleza/2015/06/11/talasoterapia-estetica-marina/1643832.html

Cómo beber agua de mar con seguridad

¿Dónde se consigue agua de mar para beber?, ¿directamente en el mar? Si se recoge en el mar, ¿cómo tratarla antes de consumirla con total seguridad?

A falta de una investigación más general y exhaustiva sobre el agua de mar consumida tal y como la encontramos en el mar, resulta difícil e incluso polémico dar una pauta válida sobre cómo beberla de forma segura.

La información que sigue no pretende ser una recomendación sino sobre todo una muestra informativa de todas las posibilidades que tenemos para beber agua de mar como complemento para la salud: desde la más sencilla y barata, que consiste en recogerla directamente del mar, a la más sofisticada, que es comprarla envasada con todas las garantías de la farmacopea actual.

En realidad, tenemos tres opciones para beber agua de mar, pero elegir una u otra será una decisión meditada, responsable y dependerá de cuántos filtros de seguridad estemos dispuestos a pasar y… a pagar.

Para algunos expertos, el agua de mar, antes de ser ingerida, debe pasar análisis y filtros de seguridad que garanticen que está libre de cualquier organismo patógeno, sean bacterias o virus, o metales pesados y sustancias químicas contaminantes. De esta forma, se obtiene una bebida cien por cien segura para el consumo.

Sin embargo, algunos defensores a ultranza de beber agua recogida del mar sin más intermediarios aconsejan autoabastecerse directamente del mar, una despensa medicinal extensa, al alcance de muchísima gente y sin necesidad de desembolsar dinero alguno.

Opción 1. Recogerla directamente del mar y sin filtrar

Para ello, los expertos en esta terapia recomiendan buscar un lugar de la costa lo más alejado posible de las ciudades, con preferencia en mar abierto y con costa rocosa, y llenar una garrafa que podemos guardar en casa a temperatura ambiente y alejada de la luz solar intensa y el calor.

Hay que tomar la precaución de alejarse de zonas de vertidos y desagües, buscar un día en que el mar no esté muy removido y prestar mucha atención a las banderas que las autoridades colocan en las playas para avisar de riesgos para los bañistas, porque eso informa de que, si ondea la bandera verde, al menos eso asegura que el ayuntamiento ha realizado los análisis pertinentes, el agua es segura para el baño y está libre de patógenos peligrosos para la salud.

Hallado un lugar que consideremos seguro y alejado de posibles desagües, se procede a internarse con una garrafa grande y tapada y nos adentramos hasta que el agua cubra al menos por los hombros, se sumerge el recipiente o garrafa hasta medio metro de profundidad, se destapa y, una vez lleno, se vuelve a tapar. Es importante tomar la precaución de no tomar agua de la superficie del mar, ya que es fácil que haya gasolina de las embarcaciones en la superficie. Si no se tiene oportunidad de obtenerla de otra forma, esta es al menos la mejor que se puede conseguir, como explica la Fundación Aqua Maris, una entidad que tiene el objetivo de informar sobre las virtudes del agua de mar como complemento para la salud.

Con el agua marina pura, una vez en casa, se realiza el proceso de isotonizarla, es decir, diluirla con agua de manantial de baja mineralización hasta conseguir la salinidad de organismo humano, la que tienen por ejemplo las lágrimas o el plasma sanguíneo (se explica en Agua de mar, medicina social).

Opción 2: Recoger agua directamente del mar, en un lugar limpio y alejado de desagües, y filtrarla en casa

Si existe el temor de infectarnos con microorganimos patógenos que se hallen presentes en el mar, lo mejor es filtrarla en casa. Se puede proceder como con cualquier agua potable de la pudiéramos sospechar que está contaminada: o bien se puede hervir durante al menos diez minutos y envasarla en un recipiente limpio o incluso esterilizado y después se tapa; o bien se esteriliza con algún producto químico de los que se comercializan en tiendas especializadas; el proceso dependerá del producto, pero en general se requiere entre una hora y una hora y media.

Estos son los métodos más habituales en países desarrollados, donde es fácil adquirir productos desinfectantes y donde todo el mundo dispone de fuentes de energía para calentar agua y llevarla a ebullición.

Wílmer Soler, bioquímico, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia (Colombia) y experto también en la terapia con agua marina, explica que los métodos de desinfección habituales son la radiación UV, con antibióticos, con ozono, por ebullición, con cloro y por microfiltración. El sistema más sencillo es el de la desinfección solar o sodis, un método de tratamiento del agua a escala doméstica que se ha investigado para implementar en países en desarrollo, donde se ha conseguido atajar así hasta el 84 por ciento de las enfermedades infecciosas: se utilizan botellas de plástico transparentes, elaboradas con terephtalato de polietileno (PET) porque ofrecen muy bajo riesgo de contaminación química del agua y se exponen al sol directo (el fundamento químico del método consiste en la generación de radicales libres del oxígeno con acción microbicida por efecto de la radiación ultravioleta UVA sobre el oxígeno, en las condiciones de temperatura propias de esta exposición solar).

Otro sistema es la filtración natural de la arena. La Fundación Aqua Maris, situada en Badalona (Barcelona), dispone de un pozo de agua marina que se depura de forma natural gracias al cuarzo de las arenas subterráneas. De este pozo, surten a sus socios.

Opción 3: Comprar el agua de mar envasada

Aunque poco conocidas aún, en el mercado europeo existen algunas marcas que la comercializan para su consumo como completemento nutritivo. Es el caso de las ampollas de agua de mar oceánica total de los Laboratorios Quinton, que venden en farmacias y tiendas especializadas en salud. Se comercializan en cajas de 24 ampollas de 10 mililitros y en la fórmula hipertónica e isotónica, además de vaporizadores y otros productos.

En el caso de esta empresa española, situada en Alicante, el agua oceánica se recoge en el vórtex situado en el golfo de Vizcaya (una zona rica en fitoplacton y zooplacton) y, tras un proceso de microfiltrado en frío, se inicia el envasado de las diferentes especialidades.

Todo el proceso de elaboración y envasado del agua de esta empresa se realiza –aseguran los responsables de este laboratorio– según el protocolo original del investigador francés y tiene lugar en su instalación situada en Alicante.

También en farmacias y tiendas de dietética, se puede encontrar botellas de 75 cl de agua de mar del Atlántico envasada por la empresa alemana Biomaris. Obviamente, toda la seguridad que aporta saber que el agua ha sido analizada según estándares farmacéuticos tiene un precio, en estos casos, muy elevado.

Una alternativa son las botellas de agua de mar para cocinar, de la que ya hay varias marcas en el mercado.

Fuente: http://www.elcorreodelsol.com/articulo/como-beber-agua-de-mar-con-seguridad

Las bondades que no conocías del agua de mar

Es verdad que todas las aguas aportan nutrientes, pero la diferencia está en las proporciones que contienen. El agua que proviene de un manantial natural y ofrece cierto tipo de sales minerales es la que debemos elegir para nuestra vida diaria.

Seguro que ya sabes lo bueno que es beber agua para tu salud. Lo habrás leído en diversas publicaciones o lo has visto en publicidades. En el caso del agua de mar, es la que tiene más cantidad de energía y minerales,lo que la convierte en la más benéfica de todas. La puedes disfrutar de manera externa… ¡Y también interna!

¿Cómo aprovechar el agua de mar?

Los elementos químicos que tienen las aguas minerales tienen una influencia más que positiva en nuestro organismo. Una de las aguas más beneficiosas por sus acciones terapéuticas es el agua de mar que, si bien no se bebe en la mayoría de los casos, hace muy bien al cuerpo. Se la conoce como agua mineral azul, por el color del océano.

Desde hace mucho tiempo se cree que tiene propiedades interesantes y es la mejor de todas, ya que cura enfermedades de la piel pero también nos devuelve la vitalidad. Nadar en el mar nos ayuda a tonificar los músculos, por ejemplo. Remojarse los pies en esta agua alivia todo tipo de dolencias, trastornos o desequilibrios del sistema nervioso, además de ser un excelente tratamiento de belleza para los talones agrietados y las callosidades.

Sumergirse en esta agua y permitir que las olas nos mojen la espalda ayuda a las personas con problemas en la columna como, por ejemplo, escoliosis o hernia de disco. Y ni que hablar de sus beneficios en los pacientes con artritis y artrosis. A su vez, la piel se nutre con las riquezas químicas del líquido salado y nos sentimos con más vigor y energía al instante.

Como si todo esto fuera poco, el agua de mar es ideal para desinfectar heridas e infecciones y también para cicatrizarlas más rápido. Se usa para tratar cortes, quemaduras, picaduras de insectos, etc. Puede que arda un poco pero, como se suele decir, “lo que pica, cura”.

Cuando te sumerges en el mar estás aprovechando la bondades del mejor spa que existe. Las ventajas continúan. Si frotas con agua salada el cuero cabelludo, usando las yemas de los dedos, eliminarás la caspa y la dermatitis seborreica. Los baños de mar están indicados en las personas que tienen diversas afecciones en la piel, como la psoriasis. También sirve para curar hongos en las uñas (onicomicosis) o en la piel (como, por ejemplo, el pie de atleta).

Algunos “valientes” se animan a sumergir la cabeza bajo el agua y abrir los ojos durante unos instantes. Arde un poco, pero es un excelente lavado ocular que desinfecta y purifica la zona, por lo que es ideal si te lo pasas todo el día frente al ordenador, por ejemplo. No abuses igualmente de esta técnica, porque la sal que contiene el mar podría ocasionar resequedad en las mucosas.

No obstante, no hace falta entrar en el mar para disfrutar de sus innumerables beneficios. Puedes simplemente caminar por la orilla y disfrutar del paisaje, de la brisa marina y de una gimnasia increíble para tus muslos, piernas, caderas, etc. Además, te relajarás sobremanera, podrás aprovechar para hablar con tu pareja, reflexionar sobre la vida, etc.

El aire “salado” del mar te ayudará también a limpiar los pulmones (es perfecto para los fumadores, por ejemplo), eliminar las mucosidades, tratar la alergia o las enfermedades respiratorias y para quitar todo lo malo de respirar el smog y la contaminación de las grandes ciudades.

El agua de mar es un perfecto tónico para vigorizar nuestro espíritu y sentirnos de buen humor. Equilibra nuestra energía interna, nos aporta toda la vitalidad, magnetismo y “electricidad”. Es realmente un remedio natural que no debemos dejar de lado, tanto si vivimos cerca o lejos de la playa.

Hay quienes indican que prefieren ir al mar durante el día, y otros que prefieren disfrutar del agua salada por las noches. En el primer caso, no olvides usar un factor de protección elevado y a prueba de agua, ya que cuando la sal se deposita en la piel provoca quemaduras graves.

Si decides bañarte en el mar cuando anochece o en los meses de invierno, eso será muy bueno para la circulación de la sangre al contraer los vasos. También sirve para las personas que tienen edemas (acumulación de líquidos) y ciertos tipos de enfermedades o dolencias.

¿Se puede beber el agua de mar?

Ya que es tan beneficiosa y se puede usar para todo tipo de problemas, ¿por qué no beberla? Existen muchos mitos y también ideas erróneas en relación a la ingesta de agua de mar, porque siempre pensamos en el típico náufrago que muere de sed por no consumir siquiera un poco de tanto líquido que lo rodea.

Pero, como por suerte no estamos en una balsa a la deriva, podemos aprovechar las ventajas del agua salada en casa. Sí, beberla. Pero, ¿cómo? A través de un proceso que se llama isotónico. Es decir, que rebajarás el agua marina con la del grifo o la que viene embotellada.

La cuenta que debes hacer para saber cuanto beber es la siguiente: Nuestro organismo “acepta” hasta 9 gramos de sal por día. Si un litro de agua salada contiene 36 gramos de sodio, entonces, puedes consumir ¼ litro. Eso en el caso de que no comas nada salado en todo el día. Para evitarlo, mejor bebe la mitad de esa cantidad (⅛ litro) y completa con agua mineral hasta el litro. Consume a lo largo de la jornada.

Fuente: Mejor con salud

Nicaragua es el primer país que adopta la ingesta de agua de mar como medicina oficial

19 de abril de 2015

El agua de mar es el producto más abundante del planeta después del aire. Por su composición similar a la del plasma sanguíneo facilita la recuperación de la salud en todos los casos que se utiliza. Esto se ha comprobado en Nicaragua donde el gobierno ha tomado una decisión trascendente en base a resultados médicos comprobados: la ingesta de agua de mar es medicina oficial en ese país, igualándola con la medicina tradicional en términos legales y de aplicación de tratamiento para las más diversas enfermedades.

agua%20de%20mar%207

El Proyecto de Dispensarios Marinos en Nicaragua abarca una población de más de 20 mil pacientes en 60 dispensarios ubicados en Managua, su capital, y en las principales cabeceras departamentales del país.

La directora de la Clínica Santo Domingo de esa ciudad, promotora del primer dispensario marino de Centroamérica, es la Dra. María Teresa Ilari, quién imparte mensualmente conferencias a nivel nacional para difundir esta nueva medicina y además, representa a Nicaragua en los congresos internacionales que tratan la ingesta de agua de mar.

La Red de Medicina Natural tiene como coordinadora a la religiosa Julie Marciacq, que distribuye el agua de mar a los centros del Ministerio de Salud y a los dispensarios que no pueden autoabastecerse. También difunde el consumo y suministra agua de mar a más de 2 mil campesinos/as afectados por el insecticida Nemagón que causo muchas enfermedades a los trabajadores de las plantaciones de banana.

TERESA DOS

El agua de mar se distribuye gratuitamente y se extrae en los mares, aunque en Europa ya se comercializa con el nombre de Plasma de Quinton. Gracias a los trabajos de investigación y difusión de la Fundaciones Aquamaris (España,www.aquamaris.org ), Seawater (Miami,www.seawater.org ), y PRODIMAR (Proyecto de Dispensarios Marinos, de Colombia) sobre el uso terapéutico y nutricional del agua de mar, se ha comprobado en Nicaragua los beneficios del consumo oral del agua de mar en la recuperación de la salud y la desnutrición humana y animal.

La ingesta diaria de un promedio de 500 ml de agua de mar pura (hipertónica), con una composición en iones y oligoelementos equivalente a la del plasma sanguíneo y el medio extracelular, ha permitido rápida mejoría en problemas alérgicos, insomnio, dolores musculares y articulares, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, cirrosis hepática, gastritis, úlceras varicosas crónicas, insuficiencia renal, etc. También se aplica tópicamente en las enfermedades de la piel.

comercio

Como es beber agua de mar

Estos resultados están registrados en los expedientes médicos de la Clínica Sto. Domingo en Managua. Los pacientes logran reducir o descontinuar los medicamentos que anteriormente tomaban, y muchos de ellos son dados de alta totalmente recuperados. El Dr. Alfredo Ruíz, docente de la Universidad Politécnica de Nicaragua, realiza un seguimiento de 6 meses a pacientes consumidores de agua de mar, comprobando los avances.

Las autoridades de salud observan el fenómeno y van capacitando a médicos y enfermeras del sistema público de salud además de difundir los resultados de los ensayos clínicos efectuados en la Universidad de Antioquia (Colombia) y la casuística nacional e internacional.

Para ello las autoridades de ese país organizaron en conjunto con la Dirección de Atención Médica del Ministerio de Salud (Dr. Carlos Jarquín, Director) y con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, sedes de Managua (Dr. Freddy Meynard, decano) y León ( Dr. Rodolfo Peña, decano), el segundo curso de terapia con agua de mar.

agua-de-mar-hipertonica-embotellada-20016-MLM20183474002_102014-F

Con respecto a la contaminación marítima, los microorganismos patógenos de procedencia accidental terrestre se inactivan en el mar por diferentes mecanismos que versan en el libro del Dr. Ángel Gracia y del Dr. Héctor Bustos: “El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica”. El examen microbiológico del agua realizado en el Ministerio de Salud ha reportado resultados satisfactorios.

Desde hace 5 años el Ministerio de Transporte y de la Alcaldía de Managua, trasladan mensualmente el agua de mar en camiones cisterna a la clínica Santo Domingo desde donde es distribuida gratuitamente a quien la solicita.

Los tratamientos han tenido efectos también económicos, por la rápida recuperación de la salud, por el menor consumo de medicamentos y por la pronta integración laboral de los enfermos. 500 ml de agua de mar consumidos durante el día, ya sea pura, diluida o mezclada con los alimentos, es la receta universal para todos los individuos, tanto para su curación como para la prevención, incluyendo desnutrición.

agua%20mar_0

El agua de mar se utiliza también en pacientes con hipertensión arterial, cardiopatías, cirrosis hepática e insuficiencia renal, quienes tienen contraindicada la sal, pero en este caso el agua de mar, tiene el cloruro y el sodio disueltos y por tanto su acción es benéfica al ser diurética.

Nicaragua esta encarando la construcción de mareductos en regiones cercanas, y no tan cercanas al mar, para facilitar la ejecución de proyectos afines en las regiones costeras del planeta. Por ser un tema novedoso, y basado en el voluntariado, su expansión va poco a poco y los beneficiarios/as son las principales fuentes de diseminación de la práctica de consumo de agua de mar.

Nicaragua, tierra de lagos y volcanes, cuna de poetas y soñadores, es pionera en el desarrollo institucional de esta práctica curativa que lleva un siglo y medio de existencia, con el Dr Quinton, mèdico frànces, como precursor de esta medicina gratuita, negada por los laboratorios, que verían afectados sus suculentos negocios a nivel mundial.

Fuente: http://eladanbuenosayres.com.ar/?p=2248

Especial “El Agua de Mar” en el próximo 16º Congreso de Ciencia y Espíritu

La reaparición del Dr. Ángel Gracia tras su recuperación, el viaje a España de la Dra. Maria Teresa Ilari desde Nicaragua, Mariano Arnal de Aquamaris hablando sobre micronutrientes y su hijo Oriol Arnal hablando sobre “agricultura con Agua de Mar”.

Los Beneficios del Agua de Mar para el ser humano será un tema especialmente tratado en el 16º Congreso de Ciencia y Espíritu en Barcelona, el sábado 16 y domingo 17 de Mayo. te esperamos.

El Dr. Ángel Gracia estará en Conferencia Online en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu.

El Dr. Ángel Gracia estará en Conferencia Online en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu.

La Dra. Teresa Ilari de Nicaragua dará dos charlas, sobre el Agua de Mar y sobre la curación del cáncer del Dr. Hamer

Teresa-ilari-cienciayespiritu

Mariano Arnal con la conferencia “Agua de mar y micronutrientes”

Mariano Arnal con la conferencia "Agua de mar y micronutrientes." en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu.

Oriol Arnal con la conferencia “Agua de mar aplicada a la agricultura”

Oriol Arnal con la conferencia "Agua de mar aplicada a la agricultura" en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu.

SÁBADO 16

14:00 a 16:00 Menú mediodía

CENA PICA PICA CON PONENTES: 21:00 a 23:00 h

DOMINGO 17

13:30 a 15:30 Menú mediodía

Toda la información aquí:  www.cienciayespiritu.com

El mar Mediterráneo se volvió a llenar de agua en unos dos años

Hace cerca de seis millones de años el mar Mediterráneo quedó aislado del resto de océanos del mundo y por evaporación se secó casi por completo. El fenómeno dio lugar a la formación de enormes depósitos de sal. A este episodio se le conoce como Crisis de Salinidad del Mesianense.

Pero la conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo se restableció de nuevo hace poco más de cinco millones de años por causas que aún no están claras. Pudo deberse a una subida general del nivel de mar, a movimientos tectónicos o a una combinación de ambas.

Como consecuencia, el Mediterráneo se llenó de nuevo en un proceso conocido como la inundación Zancliense. Se ha pensado que esta inundación fue un proceso lento, de miles de años de duración, pero recientes simulaciones por ordenador realizadas en la Universidad de Sevilla (US), en España, muestran que fue una inundación tremendamente rápida, de proporciones catastróficas, que llevó al llenado del mar Mediterráneo en unos dos años.

En un nuevo trabajo publicado en Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology los expertos detallan cómo se produjo este fenómeno catastrófico a través de simulación numérica de dinámica de fluidos. Aunque existían algunos trabajos previos con modelos conceptuales o de dimensión cero, en el presente estudio se resuelve por primera vez la compleja hidrodinámica tridimensional del proceso.

Los resultados revelan que lo que comenzó siendo una corriente modesta de agua fue aumentando muy rápidamente con el tiempo debido a la erosión del terreno, pues se produjo un efecto de retroalimentación.

“Por lo que hoy es el mar de Alborán discurría una enorme corriente de agua procedente del Atlántico a más de 100 km por hora”, explica el catedrático de la US, José María Abril, quien añade que el caudal era de unos 100 millones de metros cúbicos por segundo (500 veces más grande que el del Amazonas).

 

[Img #27188]

Vista tridimensional del mar de Alborán con el nivel del agua después de 15 días de inundación. (Imagen: US)

 

Por su parte, el profesor Raúl Periáñez confirma que el nivel del mar en el Mediterráneo subía a una tasa de unos siete metros cada día y se llenó por completo en unos dos años. A medida que creció la profundidad del canal en la zona oriental del estrecho, la zona de aguas más someras del umbral de Camarinal pasó a tomar el control del flujo.

Estos expertos del grupo de investigación del departamento de Física Aplicada I de la US han publicado recientemente en Journal of Marine Systems otros dos trabajos en los que, a través de la simulación numérica, explican también la propagación de tsunamis en el antiguo golfo de Tartessos y los tsunamis en el Mediterráneo oriental.

Se centran en concreto en una secuencia de tsunamis producida por la explosión de Santorini, como un escenario potencial para explicar el episodio de la “apertura del mar” en el Éxodo bíblico. (Fuente: Universidad de Sevilla)

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/13846/el-mar-mediterraneo-se-volvio-a-llenar-de-agua-en-unos-dos-anos/es/

Las bondades del baño marino

La naturaleza brinda verdaderos agentes terapéuticos

En un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar.

En un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar.

Podríamos pensar que el mar es un recurso curativo reciente porque lo asociamos con la época esplendorosa de los balnearios de finales del siglo XIX y principios del XX, pero lo cierto es que se conoce desde la Antigüedad. Se atribuye a Platón la frase “Lava el mar las dolencias de los hombres”, expresada después de someterse a baños para recuperarse de unas dolencias por recomendación de médicos egipcios. También fenicios, griegos y romanos conocían su poder salutífero.

En 1869, el médico francés Joseph La Bonardière le pone nombre a este nuevo método curativo: talasoterapia, un neologismo creado a partir de la palabra “thalassa”, que significa mar, y “therapeía”, tratamiento.

Actualmente, y más en un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar. La naturaleza brinda verdaderos agentes terapéuticos: el agua, la presión, el movimiento de las olas, el sol, el aire, la arena, los limos, las algas e incluso las piedras. Todo ello estimula las funciones orgánicas, así como fortalece los músculos y calma la mente.

En general, la talasoterapia trabaja con la acción reparadora de los minerales y con el cambio térmico del agua de mar y su presión, que ejerce un masaje continuo.

El contraste frío-calor. El hecho de que la temperatura marina sea más fría que la del cuerpo permite que haya un efecto vasoconstrictor de los pequeños vasos sanguíneos. Al tiempo, se dilatan las venas y arterias interiores por el aumento de presión que ejerce el volumen de sangre. El corazón late con menos frecuencia y descansa, se reduce el ritmo respiratorio y aumenta la tensión arterial.

Una vez en el agua, el cuerpo se acostumbra y es el sistema circulatorio el que reacciona, permitiendo que las venas de la piel se dilaten nuevamente, mientras que los vasos sanguíneos profundos y los órganos se constriñen. Se logra un masaje interno muy estimulante del sistema circulatorio y de los órganos.

El masaje de la presión del mar. La presión es el resultado del peso del agua que queda sobre el bañista y la superficie del mar. Pero el agua que hay entre el fondo y el bañista también presiona y lo empuja hacia arriba. Esta presión del fondo favorece los movimientos musculares y de las articulaciones. Se beneficia también la circulación sanguínea y el sistema linfático.

Aire marino para el relax mental. La ventaja de estar a orillas del mar y no en un centro cerrado es que podemos nutrirnos con el aire marino, cargado de iones negativos. Los iones son unas partículas que forman el átomo y cuya carga eléctrica puede ser negativa o positiva. Los iones negativos se generan en entornos naturales con corrientes de agua: el mar, los ríos, las cascadas, etc. Tienen un efecto muy saludable sobre las personas, ya que relajan y favorecen la producción de serotonina, un neurotransmisor cerebral necesario para dormir bien y mantener el buen humor. Se ha comprobado que, a solo cien metros del mar, la cantidad de iones negativos es de 50.000 por metro cúbico, cien veces más que en los ambientes urbanos.

Más que oxígeno.
El aire marino está cargado oxígeno pero también es rico en ozono y diferentes sustancias minerales, que son nutrientes que flotan y absorbemos a través de la respiración. La buena oxigenación ayuda a mantener el equilibrio emocional y psíquico, ya que ralentiza el ritmo respiratorio y favorece la recuperación.

Unas sesiones de respiración en la playa resultan estimulantes, facilitan la digestión, la eliminación y oxigenan más la sangre.

Se pueden realizar ejercicios respiratorios para maximizar los beneficios. El siguiente es muy sencillo:

• Se inspira llenando los pulmones mientras se tira la cabeza hacia atrás y se juntan las escápulas, lo que abre el tórax.

• Con los pulmones llenos, se retiene el aire durante al menos dos segundos, pudiendo llegar hasta cinco.

• Se vuelve a bajar la cabeza y se relajan los omóplatos mientras se espira lentamente para vaciar por completo los pulmones. La espiración debe durar de cinco a diez segundos.

• Se pueden hacer 20 respiraciones al menos dos sesiones al día.

Podemos nutrirnos con el aire marino, cargado de iones negativos: relajan y favorecen la producción de serotonina, un neurotransmisor cerebral necesario para dormir bien y mantener el buen humor.

Renovación sanguínea. Las sesiones de talasoterapia tienen un efecto sobre la sangre sorprendente: mejora su composición, consiguiendo que los glóbulos rojos –los principales portadores de oxígeno a las células y tejidos del cuerpo– aumenten en número entre el 10 y el 20 por ciento. Se incrementa la proporción de leucocitos o glóbulos blancos y, de entre estos, los linfocitos, que son los que se encargan de tareas específicas de defensa del sistema inmunitario.

Esta terapia es una gran ayuda para disminuir el dolor y para mejorar una amplia variedad de afecciones, pero sobre todo es una medicina preventiva. Se trata de un recurso de gran valor en problemas de fatiga por su gran aporte de magnesio, que aumenta las defensas del organismo. Asimismo, el acné, el lupus, los eccemas y, sobre todo, la psoriasis mejoran notablemente con los baños de mar. También está demostrado científicamente que aumentan la concentración de hierro en la sangre, por lo que es de gran utilidad en casos de anemia. Está muy indicada en personas que padecen estrés, puesto que el agotamiento de determinadas reservas de micronutrientes son los responsables de una actitud de tensión constante en la vida. Y, sobre todo, es muy valiosa en la artrosis y la artritis, ya que se actúa sobre el tejido conjuntivo.

Cómo hacer un baño de mar provechoso para la salud

Se debe empezar los primeros días con baños muy cortos. Lo ideal sería no permanecer en la playa más de cuatro horas. Antes del baño, es conveniente hacer un poco de ejercicio suave y también tomar un poco de sol. La entrada al mar debe ser rápida y decidida, no andar pensándoselo con medio cuerpo introducido. Lo mejor es entrar a zancadas y hundirse varias veces. Cuanto más frío y agitado esté el mar, más breve será el baño. En aguas templadas, con sol y aire cálido, se puede permanecer en el agua hasta 15 o 20 minutos. En las sesiones veraniegas, se puede estar mucho más tiempo. Para potenciar la salud es suficiente tomar de uno a tres baños marinos al día en verano. Al salir del mar. Hay que practicar otra vez algo de ejercicio, como una caminata o algunos movimientos vigorosos. Es importante secarse al aire libre. De esta forma, las sales minerales depositadas en la piel en forma de cristalitos se absorben y estimulan el sistema nervioso.

El efecto de la arena. La arena de la playa está formada por partículas de diámetro inferior a 3 mm y está cargada con los elementos químicos del agua de mar e incluso del aire, ya que es altamente porosa. La temperatura que puede alcanzar la arena como consecuencia de la incidencia de los rayos solares varía entre 40 y los 60 grados. Cubrir la piel con arena (una capa de 30 a 40 centímetros) es una terapia recomendable para las afecciones reumáticas y otras afecciones de los huesos y las articulaciones.

Caminar en el agua. Caminar es el ejercicio más simple y humano, además del más seguro de todos. Algunas investigaciones recientes han hallado que la articulación de la rodilla se resiente no solo con la inactividad y el sedentarismo sino también con las carreras, por lo que aquellas personas acostumbradas a correr pueden tener igualmente problemas articulatorios aun cuando piensan estar haciendo un ejercicio sano. Así que nada más sano que caminar.

Una práctica habitual en nuestras playas es caminar largo rato por la orilla del mar. Sin embargo, como tratamiento terapéutico, lo mejor es hacerlo en el mar, adentrándose en el agua y luego volviendo a la orilla. Lo ideal es internarse hasta que el agua llegue al pecho o incluso el cuello, caminar con el agua a esa altura, dar pequeños saltos cuando llegue una ola y permanecer dentro unos 10 minutos. Luego se sale y se toma el sol otros 10 minutos. Estos paseos se pueden repetir tres veces.

Las articulaciones y el sistema venoso salen ampliamente beneficiados de estos paseos, ya que la presión hidroestática del agua favorece el retorno venoso y combate la pesadez de las piernas, un problema especialmente frecuente en verano y en las mujeres. Igualmente sale reforzado el sentido del equilibrio.

Baño marino en casa. El método más sencillo es añadir a la bañera llena de agua dos kilos de sal marina. Absorberemos con ello minerales y desintoxicamos el organismo. Si disponemos de algas, podemos realizar uno más elaborado. Lo ideal es contar con una gran variedad de algas: polvo de alga dulce, de fucus, de Kelp y de nori. Si se tiene el mar cerca, bastará con coger unas cuantas garrafas y llenar la bañera con el agua de mar. Si esto no es posible, se usará sal marina sin refinar. Para la receta final, se necesita también barro del mar Muerto o, si es difícil de encontrar, una arcilla de calidad. Se coloca en un recipiente una taza de polvos de cada alga, dos tazas arcilla y cuatro de sal. Se mezclan bien los ingredientes y se vierten tres tazas en un baño caliente.

Fuente: http://www.lajornadanet.com/diario/archivo/2015/abril/15/7.php

 

 

La Dra. Teresa Ilari de Nicaragua dará dos charlas en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu, sobre el Agua de Mar y sobre la curación del cáncer del Dr. Hamer

Teresa-ilari-cienciayespiritu

1º Charla:

LA PRACTICA DE LA NUEVA MEDICINA GERMANICA ABRE NUEVOS HORIZONTES PARA LA CURA FÍSICA Y LA SANACIÓN DEL ALMA

Lo descubrimientos científicos del insigne médico alemán Ryke Geerd Hamer revolucionan la Ciencia,  humanizan la práctica médica, permiten un inestimable ahorro en el presupuesto nacional de salud, y facilitan los procesos de cura integral desde las leyes de la Naturalezaen base a la autorresponsabilidad en el proceso de sanación. Son la base de un nuevo y transformador paradigma para la nueva humanidad. En Nicaragua la Nueva Medicina Germánica está respaldada legalmente por la ley 774 y por reconocidas universidades, convirtiéndose en un centro formador internacional.

 

2º Charla:

LOS DISPENSARIOS MARINOS DE NICARAGUA PROMUEVEN EL CONSUMO POPULAR DEL AGUA DE MAR PARA LA CURA Y PARA LA RECUPERACIÓN NUTRICIONAL

En los océanos primigenios surgió la vida en el planeta. El consumo terapéutico del agua de mar devuelve la vida a nuestras células y órganos, restituye a nuestro cuerpo la composición original de nuestros líquidos corporales. Se han observado interesantes fenómenos de cura natural en la población nicaragüense que consume la más mineral de todas las aguas. A partir de estudios que demuestran su contribución para la recuperación nutricional, se promueve como un factor clave para la erradicación del hambre en el mundo. La prescripción terapéutica del agua de mar es avalada por la ley 774 de Medicina Natural en Nicaragua.

 

MARÍA TERESA ILARI VALENTÍ

Médica internista, terapeuta floral, practicante de la Nueva Medicina Germánica y prescriptora del agua de mar. Directora Médica dela Clínica Santo Domingo en Managua. Organizadora e impulsora de los Dispensarios Marinos de Nicaragua. Colabora con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en la formación en Medicinas Alternativas y Terapias Complementarias.

TVE desinformando en sus informativos sobre el Agua de Mar

Me lo veía venir. Me pidieron que les contactara con otros bebedores de agua de mar en Madrid para entrevistarlos y luego, dijeron, “tendremos la opinión de un experto”, ¡peligro!, y ahora me pregunto, ¿De donde habrán sacado a ese experto llamado Juan Revenga? Menudo nutricionista debe de ser, pobres sus clientes.

Vedlo o descargarlo antes de que lo eliminen por copyrigth, a partir del minuto 41:30.

Miguel-celades-agua-de-mar-tve

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34.176 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: