El mar Mediterráneo se volvió a llenar de agua en unos dos años

Hace cerca de seis millones de años el mar Mediterráneo quedó aislado del resto de océanos del mundo y por evaporación se secó casi por completo. El fenómeno dio lugar a la formación de enormes depósitos de sal. A este episodio se le conoce como Crisis de Salinidad del Mesianense.

Pero la conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo se restableció de nuevo hace poco más de cinco millones de años por causas que aún no están claras. Pudo deberse a una subida general del nivel de mar, a movimientos tectónicos o a una combinación de ambas.

Como consecuencia, el Mediterráneo se llenó de nuevo en un proceso conocido como la inundación Zancliense. Se ha pensado que esta inundación fue un proceso lento, de miles de años de duración, pero recientes simulaciones por ordenador realizadas en la Universidad de Sevilla (US), en España, muestran que fue una inundación tremendamente rápida, de proporciones catastróficas, que llevó al llenado del mar Mediterráneo en unos dos años.

En un nuevo trabajo publicado en Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology los expertos detallan cómo se produjo este fenómeno catastrófico a través de simulación numérica de dinámica de fluidos. Aunque existían algunos trabajos previos con modelos conceptuales o de dimensión cero, en el presente estudio se resuelve por primera vez la compleja hidrodinámica tridimensional del proceso.

Los resultados revelan que lo que comenzó siendo una corriente modesta de agua fue aumentando muy rápidamente con el tiempo debido a la erosión del terreno, pues se produjo un efecto de retroalimentación.

“Por lo que hoy es el mar de Alborán discurría una enorme corriente de agua procedente del Atlántico a más de 100 km por hora”, explica el catedrático de la US, José María Abril, quien añade que el caudal era de unos 100 millones de metros cúbicos por segundo (500 veces más grande que el del Amazonas).

 

[Img #27188]

Vista tridimensional del mar de Alborán con el nivel del agua después de 15 días de inundación. (Imagen: US)

 

Por su parte, el profesor Raúl Periáñez confirma que el nivel del mar en el Mediterráneo subía a una tasa de unos siete metros cada día y se llenó por completo en unos dos años. A medida que creció la profundidad del canal en la zona oriental del estrecho, la zona de aguas más someras del umbral de Camarinal pasó a tomar el control del flujo.

Estos expertos del grupo de investigación del departamento de Física Aplicada I de la US han publicado recientemente en Journal of Marine Systems otros dos trabajos en los que, a través de la simulación numérica, explican también la propagación de tsunamis en el antiguo golfo de Tartessos y los tsunamis en el Mediterráneo oriental.

Se centran en concreto en una secuencia de tsunamis producida por la explosión de Santorini, como un escenario potencial para explicar el episodio de la “apertura del mar” en el Éxodo bíblico. (Fuente: Universidad de Sevilla)

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/13846/el-mar-mediterraneo-se-volvio-a-llenar-de-agua-en-unos-dos-anos/es/

Anuncios

PROGRAMA FINAL DEL 16 CONGRESO DE CIENCIA Y ESPÍRITU LOS PRÓXIMOS DÍAS 16 Y 17 DE MAYO

XVI Congreso de Ciencia y Espíritu

– Sábado 16 y domingo 17 de Mayo –

Barcelona – Sala La Tricotilla

Cómo desenvolvernos en el Planeta Tierra, con la nueva conciencia de nuestro Planeta Agua y desde la perspectiva del Universo

Congreso Ciencia y Espiritu-peq

Programa del Congreso

SÁBADO 16

14:00 a 16:00 Menú mediodía

CENA PICA PICA CON PONENTES: 21:00 a 23:00 h

DOMINGO 16

13:30 a 15:30 Menú mediodía

Aportacion por entrada al Congreso

Compra mínima de 25 Euros por los dos días y de 15 Euros por un solo día de productos a elegir de nuestra tienda, como:– DVDs de los 15 anteriores congresos de Ciencia y Espíritu, Exopolítica, Alimentación Consciente, etc.
– Libros desde 1 Euro
– Laminas de distintas obras artísticas desde 1 Euro
– Orgonites desde 1 Euro
– Otros artículos
– Menú mediodía sábado o domingo: 12 €
– Cena “pica-pica” con algunos ponentes el sábado noche: 15 €Para reservar tu plaza puedes hacerlo mediante transferencia, ingreso en cuenta o bien a través de PayPal.
Calcula antes el precio de tu reserva (si incluye menús o cena con ponentes) y una vez realizado tu ingreso es recomendable que nos envíes un correo a nuria@cienciayespiritu.com o bien nos lo comuniques al teléfono 93 362 37 00 en horario de 4 a 8 de la tarde.

Entrada al evento 2 días 25 €
Entrada al evento + cena pica pica con ponentes 40 €
Entrada + 2 menús mediodía 49 €
Entrada + 2 menús mediodía + cena ponentes 64 €

Transferencia o ingreso:
Cta. Cte. de Triodos Bank: 1491 0001 22 2018585220 a nombre de Asociación 7000 Millones. Incluir nombre y apellidos de la persona que hace el ingreso.

PayPal:

Contacto

Para mas información llámanos al teléfono 93 362 37 00 o bien al 672 057 704 en nuestro horario de 16:00 a 21:00, email  nuria@cienciayespiritu.com

 

Las bondades del baño marino

La naturaleza brinda verdaderos agentes terapéuticos

En un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar.

En un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar.

Podríamos pensar que el mar es un recurso curativo reciente porque lo asociamos con la época esplendorosa de los balnearios de finales del siglo XIX y principios del XX, pero lo cierto es que se conoce desde la Antigüedad. Se atribuye a Platón la frase “Lava el mar las dolencias de los hombres”, expresada después de someterse a baños para recuperarse de unas dolencias por recomendación de médicos egipcios. También fenicios, griegos y romanos conocían su poder salutífero.

En 1869, el médico francés Joseph La Bonardière le pone nombre a este nuevo método curativo: talasoterapia, un neologismo creado a partir de la palabra “thalassa”, que significa mar, y “therapeía”, tratamiento.

Actualmente, y más en un país como el nuestro, es fácil gozar de unos días de salud junto al mar. La naturaleza brinda verdaderos agentes terapéuticos: el agua, la presión, el movimiento de las olas, el sol, el aire, la arena, los limos, las algas e incluso las piedras. Todo ello estimula las funciones orgánicas, así como fortalece los músculos y calma la mente.

En general, la talasoterapia trabaja con la acción reparadora de los minerales y con el cambio térmico del agua de mar y su presión, que ejerce un masaje continuo.

El contraste frío-calor. El hecho de que la temperatura marina sea más fría que la del cuerpo permite que haya un efecto vasoconstrictor de los pequeños vasos sanguíneos. Al tiempo, se dilatan las venas y arterias interiores por el aumento de presión que ejerce el volumen de sangre. El corazón late con menos frecuencia y descansa, se reduce el ritmo respiratorio y aumenta la tensión arterial.

Una vez en el agua, el cuerpo se acostumbra y es el sistema circulatorio el que reacciona, permitiendo que las venas de la piel se dilaten nuevamente, mientras que los vasos sanguíneos profundos y los órganos se constriñen. Se logra un masaje interno muy estimulante del sistema circulatorio y de los órganos.

El masaje de la presión del mar. La presión es el resultado del peso del agua que queda sobre el bañista y la superficie del mar. Pero el agua que hay entre el fondo y el bañista también presiona y lo empuja hacia arriba. Esta presión del fondo favorece los movimientos musculares y de las articulaciones. Se beneficia también la circulación sanguínea y el sistema linfático.

Aire marino para el relax mental. La ventaja de estar a orillas del mar y no en un centro cerrado es que podemos nutrirnos con el aire marino, cargado de iones negativos. Los iones son unas partículas que forman el átomo y cuya carga eléctrica puede ser negativa o positiva. Los iones negativos se generan en entornos naturales con corrientes de agua: el mar, los ríos, las cascadas, etc. Tienen un efecto muy saludable sobre las personas, ya que relajan y favorecen la producción de serotonina, un neurotransmisor cerebral necesario para dormir bien y mantener el buen humor. Se ha comprobado que, a solo cien metros del mar, la cantidad de iones negativos es de 50.000 por metro cúbico, cien veces más que en los ambientes urbanos.

Más que oxígeno.
El aire marino está cargado oxígeno pero también es rico en ozono y diferentes sustancias minerales, que son nutrientes que flotan y absorbemos a través de la respiración. La buena oxigenación ayuda a mantener el equilibrio emocional y psíquico, ya que ralentiza el ritmo respiratorio y favorece la recuperación.

Unas sesiones de respiración en la playa resultan estimulantes, facilitan la digestión, la eliminación y oxigenan más la sangre.

Se pueden realizar ejercicios respiratorios para maximizar los beneficios. El siguiente es muy sencillo:

• Se inspira llenando los pulmones mientras se tira la cabeza hacia atrás y se juntan las escápulas, lo que abre el tórax.

• Con los pulmones llenos, se retiene el aire durante al menos dos segundos, pudiendo llegar hasta cinco.

• Se vuelve a bajar la cabeza y se relajan los omóplatos mientras se espira lentamente para vaciar por completo los pulmones. La espiración debe durar de cinco a diez segundos.

• Se pueden hacer 20 respiraciones al menos dos sesiones al día.

Podemos nutrirnos con el aire marino, cargado de iones negativos: relajan y favorecen la producción de serotonina, un neurotransmisor cerebral necesario para dormir bien y mantener el buen humor.

Renovación sanguínea. Las sesiones de talasoterapia tienen un efecto sobre la sangre sorprendente: mejora su composición, consiguiendo que los glóbulos rojos –los principales portadores de oxígeno a las células y tejidos del cuerpo– aumenten en número entre el 10 y el 20 por ciento. Se incrementa la proporción de leucocitos o glóbulos blancos y, de entre estos, los linfocitos, que son los que se encargan de tareas específicas de defensa del sistema inmunitario.

Esta terapia es una gran ayuda para disminuir el dolor y para mejorar una amplia variedad de afecciones, pero sobre todo es una medicina preventiva. Se trata de un recurso de gran valor en problemas de fatiga por su gran aporte de magnesio, que aumenta las defensas del organismo. Asimismo, el acné, el lupus, los eccemas y, sobre todo, la psoriasis mejoran notablemente con los baños de mar. También está demostrado científicamente que aumentan la concentración de hierro en la sangre, por lo que es de gran utilidad en casos de anemia. Está muy indicada en personas que padecen estrés, puesto que el agotamiento de determinadas reservas de micronutrientes son los responsables de una actitud de tensión constante en la vida. Y, sobre todo, es muy valiosa en la artrosis y la artritis, ya que se actúa sobre el tejido conjuntivo.

Cómo hacer un baño de mar provechoso para la salud

Se debe empezar los primeros días con baños muy cortos. Lo ideal sería no permanecer en la playa más de cuatro horas. Antes del baño, es conveniente hacer un poco de ejercicio suave y también tomar un poco de sol. La entrada al mar debe ser rápida y decidida, no andar pensándoselo con medio cuerpo introducido. Lo mejor es entrar a zancadas y hundirse varias veces. Cuanto más frío y agitado esté el mar, más breve será el baño. En aguas templadas, con sol y aire cálido, se puede permanecer en el agua hasta 15 o 20 minutos. En las sesiones veraniegas, se puede estar mucho más tiempo. Para potenciar la salud es suficiente tomar de uno a tres baños marinos al día en verano. Al salir del mar. Hay que practicar otra vez algo de ejercicio, como una caminata o algunos movimientos vigorosos. Es importante secarse al aire libre. De esta forma, las sales minerales depositadas en la piel en forma de cristalitos se absorben y estimulan el sistema nervioso.

El efecto de la arena. La arena de la playa está formada por partículas de diámetro inferior a 3 mm y está cargada con los elementos químicos del agua de mar e incluso del aire, ya que es altamente porosa. La temperatura que puede alcanzar la arena como consecuencia de la incidencia de los rayos solares varía entre 40 y los 60 grados. Cubrir la piel con arena (una capa de 30 a 40 centímetros) es una terapia recomendable para las afecciones reumáticas y otras afecciones de los huesos y las articulaciones.

Caminar en el agua. Caminar es el ejercicio más simple y humano, además del más seguro de todos. Algunas investigaciones recientes han hallado que la articulación de la rodilla se resiente no solo con la inactividad y el sedentarismo sino también con las carreras, por lo que aquellas personas acostumbradas a correr pueden tener igualmente problemas articulatorios aun cuando piensan estar haciendo un ejercicio sano. Así que nada más sano que caminar.

Una práctica habitual en nuestras playas es caminar largo rato por la orilla del mar. Sin embargo, como tratamiento terapéutico, lo mejor es hacerlo en el mar, adentrándose en el agua y luego volviendo a la orilla. Lo ideal es internarse hasta que el agua llegue al pecho o incluso el cuello, caminar con el agua a esa altura, dar pequeños saltos cuando llegue una ola y permanecer dentro unos 10 minutos. Luego se sale y se toma el sol otros 10 minutos. Estos paseos se pueden repetir tres veces.

Las articulaciones y el sistema venoso salen ampliamente beneficiados de estos paseos, ya que la presión hidroestática del agua favorece el retorno venoso y combate la pesadez de las piernas, un problema especialmente frecuente en verano y en las mujeres. Igualmente sale reforzado el sentido del equilibrio.

Baño marino en casa. El método más sencillo es añadir a la bañera llena de agua dos kilos de sal marina. Absorberemos con ello minerales y desintoxicamos el organismo. Si disponemos de algas, podemos realizar uno más elaborado. Lo ideal es contar con una gran variedad de algas: polvo de alga dulce, de fucus, de Kelp y de nori. Si se tiene el mar cerca, bastará con coger unas cuantas garrafas y llenar la bañera con el agua de mar. Si esto no es posible, se usará sal marina sin refinar. Para la receta final, se necesita también barro del mar Muerto o, si es difícil de encontrar, una arcilla de calidad. Se coloca en un recipiente una taza de polvos de cada alga, dos tazas arcilla y cuatro de sal. Se mezclan bien los ingredientes y se vierten tres tazas en un baño caliente.

Fuente: http://www.lajornadanet.com/diario/archivo/2015/abril/15/7.php

 

 

La Dra. Teresa Ilari de Nicaragua dará dos charlas en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu, sobre el Agua de Mar y sobre la curación del cáncer del Dr. Hamer

Teresa-ilari-cienciayespiritu

1º Charla:

LA PRACTICA DE LA NUEVA MEDICINA GERMANICA ABRE NUEVOS HORIZONTES PARA LA CURA FÍSICA Y LA SANACIÓN DEL ALMA

Lo descubrimientos científicos del insigne médico alemán Ryke Geerd Hamer revolucionan la Ciencia,  humanizan la práctica médica, permiten un inestimable ahorro en el presupuesto nacional de salud, y facilitan los procesos de cura integral desde las leyes de la Naturalezaen base a la autorresponsabilidad en el proceso de sanación. Son la base de un nuevo y transformador paradigma para la nueva humanidad. En Nicaragua la Nueva Medicina Germánica está respaldada legalmente por la ley 774 y por reconocidas universidades, convirtiéndose en un centro formador internacional.

 

2º Charla:

LOS DISPENSARIOS MARINOS DE NICARAGUA PROMUEVEN EL CONSUMO POPULAR DEL AGUA DE MAR PARA LA CURA Y PARA LA RECUPERACIÓN NUTRICIONAL

En los océanos primigenios surgió la vida en el planeta. El consumo terapéutico del agua de mar devuelve la vida a nuestras células y órganos, restituye a nuestro cuerpo la composición original de nuestros líquidos corporales. Se han observado interesantes fenómenos de cura natural en la población nicaragüense que consume la más mineral de todas las aguas. A partir de estudios que demuestran su contribución para la recuperación nutricional, se promueve como un factor clave para la erradicación del hambre en el mundo. La prescripción terapéutica del agua de mar es avalada por la ley 774 de Medicina Natural en Nicaragua.

 

MARÍA TERESA ILARI VALENTÍ

Médica internista, terapeuta floral, practicante de la Nueva Medicina Germánica y prescriptora del agua de mar. Directora Médica dela Clínica Santo Domingo en Managua. Organizadora e impulsora de los Dispensarios Marinos de Nicaragua. Colabora con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en la formación en Medicinas Alternativas y Terapias Complementarias.

TVE desinformando en sus informativos sobre el Agua de Mar

Me lo veía venir. Me pidieron que les contactara con otros bebedores de agua de mar en Madrid para entrevistarlos y luego, dijeron, “tendremos la opinión de un experto”, ¡peligro!, y ahora me pregunto, ¿De donde habrán sacado a ese experto llamado Juan Revenga? Menudo nutricionista debe de ser, pobres sus clientes.

Vedlo o descargarlo antes de que lo eliminen por copyrigth, a partir del minuto 41:30.

Miguel-celades-agua-de-mar-tve

 

Agua de Mar para apagar incendios: en Brasil

Más de 5.000 millones de litros de agua de mar para contener el incendio en Santos

Los equipos de bomberos que desde el pasado jueves actúan el incendio que arrasó seis tanques de combustible en las instalaciones de la empresa Ultracargo en la localidad de Santos, estado de Sao Paulo, emplearon al menos 5.000 millones de litros de agua de mar para controlar la propagación del mismo.

Precisamente, en la jornada del sábado una nueva explosión condujo a la expansión del fuego al sexto tanque obligando al alcalde de la localidad, Paulo Alexandre Barbosa, a decretar la situación de emergencia, establecer un gabinete de crisis y solicitar ayuda urgente del gobierno federal.

“Teníamos un camión de Petrobras y ahora hay tres más llegando ademas de otros equipamientos de auxilio”, declaró en la noche del sábado el representante municipal restando importancia a su pedido de auxilio al gobierno central al asegurar que “las condiciones cambiaron pero eso no significa un agravamiento”.

La calidad del aire en la región está siendo controlado por la Secretaria de Medio Ambiente de Santos que por el momento no considera peligroso el abundante humo negro que emana del incendio, aunque sí que señaló la muerte de abundantes peces en el canal del puerto de Santos y alertó a la población para no consumirlos.

En declaraciones al portal brasileño G1, el comandante de operaciones, Wagner Bertollini Junior, reconoció que el sistema de retirada de combustible de los depósitos ha sido dañado por las explosiones y no funciona, colocando en un grave riesgo a los tanques repletos de combustible con temperaturas que alcanzan los 800 grados.

“Debido a que no podemos vaciarlos la situación es completamente inesperada porque tenemos tanques repletos de combustible que se están derritiendo”, alertó Bertollini cuyos hombres habrían empleado ya 5.000 millones de litros de agua de mar para enfriar el resto de depósitos pero que todavía no consiguen acercarse a menos de 100 metros de las llamas debido al integrísimo calor que desprende el incendio.

Además, el incendio reviste una gravedad especial debido a que ha obligado a cerrar varias terminales del puerto de Santos, el mayor puerto comercial e industrial del país, lo que evidentemente podría afectar al flujo de comercio de todo Brasil.