La primera cerveza negra elaborada con Agua de Mar

NEGRAMARINERA

Durante siglos, en los pueblos marineros de Europa existe

la tradición de acompañar las ostras y mariscos con cerveza negra, motivados por esa tradición,Mustache adopta ese maridaje perfecto y crea Negra Marinera.

La primera cerveza negra elaborada con agua de mar recogida y purificada por Sie7e Maresen las frías aguas de las Rías Baixas.

La receta se completa con seis variedades de malta de cebada, lúpulos nobles y pimienta roja de la Guayana Francesa. Doble fermentación, la segunda en botella, para una carbonatación natural.

5,3 % Vol. Alc.   25 IBUS

Fuente: https://www.mustachecerveza.com/colecci%C3%B3n/

Anuncios

Utilizar el Agua de Mar para descargas sanitarias: ¿una solución para Cuba y otros países?

Aguas limpias, arrecifes sucios. Foto. Roberto Garaicoa Martínez. CUBADEBATE

Foto. Roberto Garaicoa Martínez/ Cubadebate.

¿Ha pensado cuántas veces al día descarga el inodoro? ¿Ha realizado el cálculo matemático de a cuántos litros de agua equivale aproximadamente? De acuerdo con la ONG británica Waterwise, los usos sanitarios representan cerca del 30 por ciento del consumo de un hogar en el mundo, aun en un escenario donde el preciado líquido escasea. Pero, imagine por un instante qué ocurriría en Cuba, si una parte del agua de mar que nos rodea pudiera utilizarse directamente para funciones domésticas, en al menos un porcentaje de nuestras ciudades costeras.

Podría parecer un sueño, pero esta es una de las principales ideas del proyecto “Más agua para todos”, en el que participan la Universidad Tecnológica de La Habana “José Antonio Echeverría” (CUJAE), el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y el Instituto de Educación para el Agua (IHE Delft), con sede en Delft, Holanda.

“Cuba es un país que está padeciendo de sequías cíclicas. No llueve de forma regular en todo el territorio, por lo que a esta problemática se dirige este proyecto: si tenemos agua de mar, que es una fuente inagotable, ¿por qué no usarla para descargas sanitarias en lugares donde los estudios y la factibilidad económica lo permitan?, se pregunta Orestes González Díaz, profesor del Centro de Investigaciones Hidráulicas de la CUJAE, y uno de los líderes de la novedosa iniciativa.

“Si usted usa el agua de mar, ahorra la potable, con lo que estaríamos hablando de hasta el treinta por ciento del consumo de una vivienda”, ejemplifica el también Doctor en Ciencias. “Más aún, usar el agua de mar para las descargas sanitarias resultaría más económico que utilizar agua desalada de alta calidad y mucho más costosa para producir, para una actividad tan básica pero indispensable para la salud pública como lo es el transporte de excretas”, agrega.

Cuatro años han transcurrido desde que echara a andar este proyecto, dirigido a incrementar la disponibilidad de agua en el territorio, y que es financiado por la Unión Europea y el Gobierno de los Países Bajos. Desde los laboratorios de la CUJAE, donde unas 33 tesis de ingeniería han tributado al propósito de lograr más agua para todos en Cuba, Cubadebate conoce de cerca cada detalle de esta solución, cuya potencial aplicación podría representar importantes beneficios para nuestro país, que apuesta en la actualidad por alternativas como la desalinización para un mayor aprovechamiento del agua de mar.

Ahorro vs. desperdicio

Existe una problemática global de fondo: las aguas salinas representan el 96 por ciento de las reservas del preciado líquido en el mundo; pero, de estas, solo el 4 por ciento corresponde a agua fresca, de la cual sólo el 0.08 puede ser alcanzable y utilizable.

En un escenario donde son enormes las reservas del mar, mientras que en muchas naciones crecen las dificultades ante la escasez de agua dulce, se incrementa el interés por el empleo de agua salada en sustitución de la dulce, en particular en países con un litoral tan extenso como Cuba, argumenta González Díaz.

El pionero en la demostración innovadora del uso de agua de mar en la higienización urbana es Hong Kong, donde más del 80 por ciento de sus 7,2 millones de habitantes tienen sus descargas sanitarias abastecidas con agua salada.

En Hong Kong, el 80 por ciento de sus habitantes tienen sus descargas sanitarias abastecidas con agua salada. Foto: Arcadis.

En Hong Kong, el 80 por ciento de sus habitantes tienen sus descargas sanitarias abastecidas con agua salada. Foto: Arcadis.

Según explica Carlos López Vázquez, profesor asociado de tecnología de tratamiento de aguas residuales en IHE Delft y coordinador del proyecto “Más agua para todos”, esta práctica comenzó hace más de cinco décadas debido a la falta de agua, y desde entonces la experiencia se ha convertido en referencia internacional.

Allí, cerca de 5,75 millones de personas utilizan agua salina para descargas, a partir de una infraestructura compuesta por 35 estaciones de transmisión y 1.500 kilómetros de tuberías. La isla tiene dos sistemas de plomería, uno para el agua dulce y otro para la salada y cerca del 25 por ciento de su alcantarillado se compone de agua de mar.

“El proyecto nuestro parte precisamente de la tecnología ya desarrollada en otros países, y básicamente ha estado estudiando de qué manera se podría adaptar a las condiciones cubanas”, aclara el profesor López Vázquez, quien considera un lujo extremo utilizar agua limpia en descargas de inodoro.

profesores de la CUJAE vinculados a proyecto Más agua para todos

Carlos López Vázquez junto a otros profesores de la Universidad Tecnológica de La Habana del Proyecto “Más agua para todos”. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

“Lo que está detrás de esto es muy fácil de entender”, dice por su parte Orestes González: “Usted va al baño, usa el inodoro, y cuando descarga esa agua, que está clorada y es de buena calidad, lo único que hace es conducir un residuo. No es sostenible la utilización de agua limpia, clorada, para descargar inodoros. De un total de 200 o 300 litros de agua dulce por persona consumidos diariamente en un hogar, solo unos 2 o 3 litros son utilizados para funciones como beber, mientras que hasta 40 o 50 litros por día son empleados en labores de saneamiento”, comenta este ingeniero hidráulico.

“Si en la actividad de descargar los inodoros se usara el agua de mar en las zonas donde los análisis beneficio-costo-efecto lo permitieran, se podría reducir el consumo de agua dulce entre un 15 y 25 por ciento en Cuba”, asegura a Cubadebate López Vázquez.

Por otra parte, explica que utilizar agua de mar en descargas representa no sólo una forma de preservar agua, sino también energía, pues requiere la mitad de la energía utilizada en la producción de agua potable y cien veces menos que el proceso de desalinización. Además, el agua salada necesita de 35 a 50 por ciento menos de energía para ser enfriada, lo que resultaría un beneficio aplicable en sistemas de aire acondicionado.

¿Son viables las descargas con agua de mar en Cuba?

¿Sería viable llevar una experiencia como la de Hong Kong a Cuba? Esta interrogante ha sido hoja de ruta del proyecto “Más agua para todos”, con el propósito de apoyar la estrategia nacional hidráulica de cara al 2030.

Entre los elementos analizados, López afirma que se ha valorado la amplia población que vive en zonas costeras del territorio, pues Cuba cuenta con cinco ciudades costeras, donde habitan unos 3 631 377 habitantes y confluyen alrededor de 1 millón de turistas al año.

Población cubana que habita en zonas costeras del país. Tabla: Proyecto Más agua para todos.

Población cubana que habita en zonas costeras del país. Tabla: Proyecto Más agua para todos.

No obstante, aseveran estos expertos, poner en funcionamiento una decisión de este tipo llevaría transformaciones a nivel de infraestructura. Por ejemplo, sería necesario que las edificaciones tuvieran dos líneas de transmisión de agua, así como dotarlos de nuevas instalaciones de tubería, como la de Hong Kong.

“La red dual consiste en tener una red convencional que suministre el agua potable para que la gente pueda llevar a cabo sus actividades normales y otra más pequeña enfocada solamente para tomar el agua de mar y llevarla a los inodoros”, precisa López Vázquez.

“Hay que hacer una valoración económica respecto a qué distancia de la costa la doble red es más o menos factible; pero pienso que, cuando no hay agua, a cualquier trayecto de la costa es viable”, considera el profesor González Díaz.

El costo de construcción y mantenimiento de la segunda tubería es una de las problemáticas que entraña este tipo de proyecto, pues implicaría usar conductos más resistentes a la corrosión provocada por la sal presente en el agua.

“Lo que causa la corrosión es, sobre todo, el concreto de materiales tradicionales. Esta ocurre porque los sulfatos que están presentes en el agua son reducidos a sulfuro de hidrógeno, este compuesto al estar expuesto en las tuberías, si se llega a poner en contacto con oxígeno, se convierte en otro ácido mucho más dañino, el sulfúrico, que es el que empieza a corroer y deshacer las tuberías”, ilustra López Vázquez.

Para evitarla, agrega que hay muchas opciones desde el punto de vista ingenieril. “Uno de ellos es utilizar para las tuberías materiales altamente resistentes, que pueden ser de PVC, básicamente plásticos, o tuberías de alto grado de acero inoxidable, con una vida útil de entre 25 y 30 años sin que se corroan”.

Respecto a ello, el profesor Orestes González aclara: “Los materiales que se han utilizado últimamente para la construcción de los inodoros: el polietileno, el PVC, el teflón, minimizan mucho esta acción de la corrosión, porque ya prácticamente usted puede poner todo el herraje plástico”.

Valorando el impacto en Cuba

Desde el punto de vista de su impacto, los estudios realizados por este proyecto corroboran que, si se pudiera llevar esta tecnología al 20 por ciento de la población que habita en zonas costeras cubanas (926 275 habitantes) y tomando una dotación de 30 litros diarios para la descarga de inodoros (5 descargas diarias/persona), se lograría un ahorro cada día de 27 788 262 litros, lo cual equivale al consumo de una población de 185 255 habitantes o el equivalente al abasto de 27 798 habitaciones en instalaciones turísticas.

El proyecto ha encontrado igualmente otros resultados alentadores, si de contrarrestar los nefastos efectos de la sequía sobre el territorio se trata.

De acuerdo con López Vázquez, su implantación reduciría el impacto de hasta tres meses de sequía, o lo que equivale a compensar alrededor de tres días por semana sin la presencia del vital líquido.

En sectores como el industrial y el turístico, los beneficios también podrían ser interesantes. Según el profesor Orestes González, en el sector turístico cubano se ha evaluado esta tecnología, y se ha comprobado que podrían registrarse ahorros de hasta el 5 por ciento.

Ahorrar cuidando el medio ambiente

El profesor que ha llevado la tecnología SANI a Hong Kong impartió conferencias en Cuba, como parte del proyecto. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

El profesor que ha llevado la tecnología SANI a Hong Kong impartió conferencias en Cuba, como parte del proyecto. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

Aquí no terminan las novedades. El proyecto “Más agua para todos” también estudió la transferencia a Cuba de una tecnología conocida como SANI por sus siglas en inglés (Sulfate and Autotrophic Nitrogen removal Integrated system), pensada para el tratamiento de aguas residuales con alto contenido salino. Desde la Planta Hicacos, en Varadero, se evaluó el novedoso equipamiento.

Este componente de la tecnología es indispensable, pues si bien es importante pensar en cómo llevar el agua a los inodoros, lo es igualmente qué hacer con la que se generará al descargar los residuos.

“En comparación con otros sistemas convencionales, el SANI — desarrollado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong (HKUST, por sus siglas en inglés) en conjunto con la Universidad Tecnológica de Delft— permite tratar las aguas residuales salinas de una manera innovadora, al permitir una eficiencia de remoción de materia orgánica y de nutrientes, bajos consumos de energía, menores emisiones de gases invernadero y bajas producciones de lodo”, explica López Vázquez.

Todo ello— amplía este investigador—, contribuiría a la protección del medio ambiente de una manera económica y efectiva, y proporcionaría un tratamiento eficiente para aguas residuales municipales que contienen altas concentraciones de sal debido a la intrusión salina en las redes de drenaje y alcantarillado, y a la salinización de pozos de agua dulce y del manto freático.

“Es la primera vez que este proyecto sale de Hong Kong, y en Cuba, al ser una universidad la que está detrás, los profesores y estudiantes están proporcionando guías que pueden ser utilizadas para considerar el diseño de estas unidades de tratamiento”, dice López Vázquez.

¿Una posible aplicación en Varadero?

varadero-cuba

Varadero, Cuba. Foto: Archivo.

Llevar o no una solución tan valiosa a Cuba dependerá de una inversión; pero, por el momento, desde algunos lugares de la geografía nacional, como Varadero, se valora la iniciativa.

Según adelantó a Cubadebate el director de Aguas de Varadero, Antonio Hernández Martínez, gracias a los aportes de un proyecto como este el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos valora introducir el aprovechamiento de aguas residuales tratadas para descargas de inodoros, en un nuevo hotel que será construido en el popular polo turístico.

“No hablamos todavía de usar el agua de mar para descargas salinas, porque la inversión podría demorarse un poco, de lo que se trata ahora, en el hotel que será edificado en el actual Oasis, es de analizar la posibilidad de reutilizar las aguas residuales, producidas por el propio hotel, para las descargas de inodoros. Esto sería llevado a cabo a partir del empleo de una planta como el Biorreactor de membrana (MBR), tecnología introducida por primera vez en Cuba como parte del proyecto “Más agua para todos”, informa Hernández Martínez.

En momentos donde sabemos que el agua no es un recurso infinito, soluciones como estas despiertan el interés de muchos y siembran esperanzas en países rodeados de mar como Cuba. Mientras el tiempo dirá el momento más factible para una posible aplicación en el territorio, los impulsores de esta idea aseguran que se ha creado una sensibilidad bastante prometedora en el sector turístico nacional.

“Estos años de trabajo nos han dado la posibilidad de no solo conocer la tecnología desde el punto de vista teórico, sino también su aplicabilidad. Ya tenemos información fehaciente de que es una tecnología aplicable, y que podría introducirse en el país de la forma en que se decida”, afirma con orgullo el profesor Orestes González.

Estudiantes y profesores de la Universidad Tecnológica de La Habana tributan a este resultado del proyecto "Más agua para todos". Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

Estudiantes y profesores de la Universidad Tecnológica de La Habana tributan a este resultado del proyecto “Más agua para todos”. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

Algunos de los integrantes del proyecto Más agua para todos. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

Algunos de los integrantes del proyecto Más agua para todos. Foto: Fidel Alejandro Rodríguez/ Cubadebate.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/07/20/proyecto-mas-agua-para-todos-descargas-sanitarias/

Se descifra el secreto de la resistencia del hormigón romano: ¡hecho con Agua de Mar!

Restos de hormigón romano

Se descifra el secreto de la resistencia del hormigón romano

Ceniza volcánica, cal (el producto de piedra caliza al horno) y… agua de mar, son los responsables de la dureza del hormigón fabricado hace 2.000 años por los romanos.    Un nuevo estudio ha examinado una interacción entre ese material de construcción y el agua del mar que ha permitido a estructuras portuarias de aquella época resistir la prueba del tiempo. La investigación también ha inspirado una búsqueda d …

Leer mas: http://www.europapress.es/ciencia/ruinas-y-fosiles/noticia-descifra-secreto-resistencia-hormigon-romano-20170703191136.html

Baterías que “beben” agua de mar, ¿propulsión sin límite para los robots submarinos?

Cuanto mayor es el radio de autonomía de un dron (robot aéreo), mayor es la cantidad de distintos tipos de misión que este puede llevar a cabo en los cielos. Ahora, la empresa Open Water Power (OWP), impulsada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, pretende mejorar grandemente el alcance de los vehículos submarinos no tripulados, ayudándoles a desempeñarse mejor en una serie de aplicaciones bajo el mar, gracias al ingenio del equipo de Ian Salmon McKay.

OWP, comprada hace poco por la empresa L3 Technologies, ha desarrollado un sistema de energía novedoso de aluminio-agua, que es más seguro y más duradero que otras alternativas, y que multiplica por diez el alcance de esos robots submarinos, en comparación con lo máximo que ofrecen las baterías tradicionales de iones de litio, utilizadas para las mismas aplicaciones.

El nuevo sistema de abastecimiento de energía podría hallar una amplia gama de usos, incluyendo ayudar a los robots subacuáticos a sumergirse a mayor profundidad, durante periodos más largos de tiempo, en las simas oceánicas para explorar pecios de barcos, para cartografiar el fondo del océano, y para efectuar investigaciones. También podrían ser utilizados para la búsqueda de petróleo a gran distancia en el mar y para varias aplicaciones militares.

La mayoría de robots subacuáticos usan baterías basadas en el litio, las cuales tienen varios problemas. Para empezar, se sabe que pueden incendiarse, así que las baterías para estos vehículos no se pueden enviar por vía aérea. Además, como su densidad de energía es bastante limitada, dependen de barcos, con el coste que ello implica, que los acompañen por la zona donde se muevan, recargándoles las baterías cuando es necesario. Y estas últimas necesitan estar encerradas en recipientes presurizados de metal que también son caros. En resumen, duran bastante poco y son inseguras.

[Img #44563]

La batería de Open Water Power, que “bebe” agua marina para poder funcionar. Es más segura y barata, y multiplica por diez el rendimiento de las tradicionales baterías de iones de litio en los vehículos submarinos no tripulados. (Foto: Open Water Power)

En cambio, el sistema de energía de OWP es más seguro, más barato y más duradero. Consiste en aluminio aleado, un cátodo aleado con una combinación de elementos (principalmente níquel), y un electrolito alcalino que se encuentra situado entre los electrodos.

Cuando un robot submarino equipado con este sistema de energía es colocado en el océano, el agua marina se introduce en la batería, y se descompone en el cátodo en forma de aniones de hidróxido y gas hidrógeno. Los aniones de hidróxido interactúan con el ánodo de aluminio, creando hidróxido de aluminio y liberando electrones. Esos electrones regresan al cátodo, donando por el camino energía a un circuito y empezando nuevamente el ciclo. Tanto el hidróxido de aluminio como el gas hidrógeno son expulsados como residuo inocuo.

Los componentes son solo activados cuando se les inunda con agua. Cuando el ánodo de aluminio se corroe, puede ser reemplazado a bajo coste.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/24820/baterias-que-beben-agua-de-mar-propulsion-sin-limite-para-los-robots-submarinos-/

ESPAÑA: Agua salada como combustible, la revolución para el autoconsumo eléctrico

ESPAÑA: Agua salada como combustible, la revolución para el autoconsumo eléctrico

El Diario – Canarias Ahora / Agua y sal como combustible para generar electricidad. Así funciona la central iónica Volta, cuyo inventor, el grancanario Alberto Santana, espera que esté a la venta a partir de octubre. Se trata de un módulo iónico registrado en la  Oficina de Patentes Europeas y que se comercializará con tres modelos de 184, 368 y 735 MW de vida útil cada uno cuyos precios oscilarán desde 20.000 y 35.000 euros. Con estos generadores eléctricos, muy silenciosos y que ocupan 2,6 metros cuadrados, se podrán tener  7 kW por hora a un precio, incluyendo la amortización, de 5 céntimos de  euro por kW/h, mientras que sin amortización se situará en torno a los 0,02 euros por kW/h.

Según explica el creador, que destaca que ha sido certificado por Bureau Veritas, su generador eléctrico nació en el garaje de su casa, donde en los últimos dos años ha pasado varias madrugadas probando hasta lograr producir electricidad gracias a la cinética del agua pasando por un circuito cerrado compuesto por una serie de filtros y electrodos. En total, a pleno rendimiento, el agua salada puede servir para producir 168 kW por día, lo que asegura que daría para dar energía a una vivienda estándar con un consumo de 5 kW/h y además recargar un vehículo eléctrico, de forma que permitiría tener una electrolinera en la casa.

Tal como se recoge en la página web del producto , el módulo iónico genera electricidad a partir del principio de la electrólisis. Todo este proceso se desarrolla en el interior de las celdas, en una de las cuales se encuentra un ánodo de sacrificio donde se produce el proceso de corrosión y que es llamada celda generadora de electricidad. La particularidad de estas celdas es que permiten corregir la conducta de Tafel, principio por el que se rige la velocidad de las reacciones anódicas o catódicas de la electrólisis en la etapa de transferencia de carga, y que impediría por tanto el aprovechamiento de la energía generada en su interior a través de la corrosión gracias al empleo como medio único, del agua de mar o agua salina en proporciones del 0,4% por litro. De este modo, y de acuerdo a la Ley de Faraday, se logra en la celda generadora de electricidad un proceso de disolución más lento y controlado que al alcanzar una velocidad constante evita las caídas de tensión eléctrica propia de procesos electrolíticos.

ESPAÑA: Agua salada como combustible, la revolución para el autoconsumo eléctrico

Con Información de El Diario – Canarias Ahora

Fuente:  http://entornointeligente.com/articulo/10130927/ESPANA-Agua-salada-como-combustible-la-revolucion-para-el-autoconsumo-electrico

Alianzas empresariales para el desarrollo de productos con Agua de Mar

CREAN BLUE SEA LABORATORIES PARA DESARROLLAR PRODUCTOS CON AGUA DE MAR

Suavinex se alía con Mediterranea Experience para entrar en el sector de la dermocosmética

26/04/2017 – 

ALICANTE. La empresa alicantina Laboratorios Suavinex, líder española en el sector de la puericultura ligera, ha decidido dar un paso más en su estrategia de crecimiento y diversificar el negocio con su entrada en el sector de la dermocosmética y la salud bucodental. Para ello, se ha aliado con Grupo Mediterranea Experience, especializado en el desarrollo de productos con agua marina, para crear Blue Sea Laboratories.

Según han explicado fuentes de la firma, el capital social del nuevo proyecto empresarial ha sido aportado al 50% por los dos nuevos socios, que ya han iniciado la comercialización de dos de sus marcas propias: EBBE, una línea de productos sanitarios y dermocosméticos con agua de mar para el tratamiento sintomático de la dermatitis atópica y la psoriasis; y SEA4, una gama específica destinada a los odontólogos también con el agua marina como elemento diferenciador en sus formulaciones.

El nuevo laboratorio cuenta con unas instalaciones de 3.500 metros cuadrados para desarrollar sus nuevos productos, con una capacidad de producción de 4 millones de litros anuales para cremas, emulsiones y geles, y más de 1,5 millones de litros en colonias y perfumes. Estas nuevas instalaciones se encuentran localizadas en la misma central de Suavinex, en el polígono de Las Atalayas, en Alicante. Como ha contado Alicante Plaza, la firma ha ampliado recientemente dichas instalaciones.

Suavinex y Mediterranea Experience han situado al frente de la nueva aventura empresarial a Jorge Díaz-Crespo, que ocupó entre otros cargos el de consejero delegado en Inaer (hoy Babcock MCS Spain) antes de convertirse en consejero de la propia Suavinex. El nuevo CEO de Blue Sea Laboratories señala que “el agua de mar de Mediterranea, obtenida mediante un proceso patentado de microfiltración en frío, puede aprovecharse en ámbitos tan diferentes como la alimentación, la dermocosmética, la higiene bucodental o la nutrición deportiva, actividades todas ellas en las que Mediterranea Experience ya está presente en el mercado con productos naturales e innovadores”.

Blue Sea Laboratories no es la primera empresa alicantina que se dedica al desarrollo de productos basados en el agua de mar microfiltrada en frío. De hecho, Laboratorios Quinton acaba de cumplir dos décadas de presencia en la provincia dedicándose al mismo segmento, aunque en su caso el agua se obtiene del Golfo de Vizcaya, en base a la formulación original de los laboratorios franceses que adquirió Francisco Coll en 1996, y el desarrollo se centra en las aplicaciones dietéticas del producto. Blue Sea Laboratories, no obstante, tiene patentado su sistema de emulsión de agua de mar tanto en Europa como en Estados Unidos, según las mismas fuentes.

El director general corporativo de Grupo Suavinex, Juan Ramón García Gómez, señala que “continuamos con nuestra apuesta por ofrecer a los consumidores productos de alta calidad y novedosos en el mercado; uno de los principales pilares que nos atrajo para unirnos a la creación de Blue Sea Laboratories fue la elaboración con ingredientes naturales, como el agua de mar, algo pionero en el sector”. La firma alicantina espera trasladar a este nuevo proyecto “la confianza de millones de consumidores” con la que ya cuentan sus productos para el cuidado de los bebés.

Como ha contado Alicante Plaza, Laboratorios Suavinex superó en 2015 los 36 millones de euros de facturación, con un incremento del 17% respecto al año anterior, tras su entrada en Estados Unidos y Francia con sendas filiales, fruto del plan de internacionalización que puso en marcha hace una década. Con el fin de la ‘política del hijo único’ en China, la firma alicantina ha optado por abrir una delegación en Shanghai (a finales de 2016), dado que el gigante asiático copa ya el 15% de sus exportaciones, y ahora ultima la apertura de un centro de ocio familiar en Milán para ganar visibilidad en el mercado tradicional de su gran competidor europeo, la italiana Chicco.

Fuente: http://valenciaplaza.com/SuavinexsealaconMediterraneaExperienceparaentrarenelsectordeladermocosmtica

Baterías de agua de mar

Por Mauricio R. Santiesteban                                                             Instituto Tecnológico Superior de Xalapa

La omnipresencia de las baterías de iones de litio en smartphones y otros dispositivos recargables, hace que sea difícil pensar en reemplazarlas. Sin embargo, el aumento del precio del litio hace que cada vez sean más los equipos de investigación que trabajan en buscar una alternativa a esta tecnología.
El último avance en esta línea de trabajo ha sido publicado en la revista CS AppliedMaterials& Interfaces y se basa en el uso de uno de los recursos más abundantes y baratos del plantea: el agua de mar.
Son muchos los científicos que trabajan para conseguir baterías de sodio-ion eficientes en todo el planeta y esta nueva investigación con baterías de agua de mar confirma de nuevo que pueden existir alternativas al litio.
Hoy este metal se extrae de minas situadas, fundamentalmente, en Chile, Bolivia y Afganistán y en un futuro no muy lejano puede resultar escaso para dotar de energía al creciente número de dispositivos que formarán parte de nuestra vida cotidiana.
En su trabajo publicado en CS AppliedMaterials& Interfaces los investigadores Soo Min Hwang, Youngsik Kim y sus colegas han abordado retos, usando agua de mar como catolito, un electrolito y un cátodo combinados.
En las baterías, el electrolito es el componente que permite que una carga eléctrica fluya entre el cátodo (polo negativo) y el ánodo (polo positivo). Un flujo constante de agua de mar dentro y fuera de la batería proporciona los iones de sodio y el agua responsables de producir una carga. Las reacciones resultaban lentas; sin embargo, por lo que los investigadores se afanaron en encontrar una manera de acelerarlas.
Para su nueva batería, el equipo preparó un catalizador usando nanopartículas porosas de óxido de manganeso cobalto. Los poros crean una gran superficie para estimular las reacciones electroquímicas necesarias para producir una carga. Un electrodo de carbono sirvió como ánodo.
La batería resultante funcionó eficazmente durante 100 ciclos con una tensión de descarga media de aproximadamente 2,7 voltios. Esto es aún poco si se compara con los resultados alcanzados con baterías de litio, que pueden llegar a 3.6 a 4.0 voltios, pero esta investigación es un importante avance para cerrar esa brecha, según los investigadores.

Proyectan Hospital del Mar en Venezuela, ¡seguimos avanzando!

Proyectan hospital del mar y banco de osteosíntesis

Luis Rodríguez Gamero impulsa la exploración de otras alternativas de atención a la salud. La unificación de la prestación del servicio está en marcha.
Hacemos el análisis situacional de salud en cada zona para cuantificar el costo de atención y cuántos medicamentos tenemos para hacérselos llegar a las personas que sufren una enfermedad / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

Hacemos el análisis situacional de salud en cada zona para cuantificar el costo de atención y cuántos medicamentos tenemos para hacérselos llegar a las personas que sufren una enfermedad / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

4 Dic, 2016 | Un banco de osteosíntesis que proyectan instalar en el Hospital Manuel Antonio Narváez de Salamanca, municipio Arismendi, y un hospital del mar en Bahía de Plata, municipio Gómez, son dos de los proyectos que impulsa la autoridad única en Salud del estado Nueva Esparta.

Luis Rodríguez Gamero está consciente de que en la región hay un rezago en las intervenciones quirúrgicas, sobre todo en el área de traumatología, debido a la alta incidencia de accidentes de motorizados. “Son tantos que en el hospital Luis Ortega hay una sala que llamamos ‘la sala Bera’ (por esa popular marca de motos)”.

La autoridad regional de Salud señaló que el rezago quirúrgico tiene dos aristas relevantes. La primera es lo pertinente al acceso de los insumos médicos requeridos para las intervenciones y lo segundo tiene que ver con los denominados días-cama que requiere cada paciente para su recuperación una vez que es operado, porque no se pueden intervenir a los pacientes si no se tiene la cama para atenderlo durante su convalecencia.

-Estamos habilitando el hospital de Punta de Piedras y otros centros de la región para atender a los pacientes durante su recuperación.

La idea es que puedan ser operados en el Luis Ortega y luego trasladados a esos otros centros donde se pueda atender su rehabilitación.

Con respecto a la intervención a pacientes del área traumatológica, Rodríguez Gamero precisó que a ellos va dirigido -con el mismo criterio antes expuesto- el proyecto del banco de osteosíntesis que funcionaría en Salamanca, pero hay que resolver el problema de los insumos necesarios para esas intervenciones y para el diagnóstico, placas, prótesis y otros.

“Yo le dejo en sus manos esa pelota al gobernador Mata Figueroa y a la ministra de Salud, Luisana Melo, para que les den un empuje pues esos insumos los tenemos en cantidades importantes en la sede del sistema robotizado en Charallave. Yo los vi”.

Agua de mar

Otro de los proyectos del cual habló la Autoridad Única en Salud de Nueva Esparta durante su participación en el programa “Mar de Fondo”, que se trasmite a través de la plataforma digital de Sol de Margarita, es el del Hospital de mar, instalación que se ubicaría en la urbanización Bahía de Plata. Está fundamentada en el uso terapéutico del agua de mar.

-¿De verdad eso funciona, doctor?

-Sí, eso es muy interesante y funciona; es una experiencia mundial. En Nicaragua, en Guatemala, en Colombia, a nivel internacional hay cantidades de dispensarios marinos. Acá en Venezuela hay gente trabajando y recetando con agua de mar.

Refirió que con el fin de motorizarlo, el 14 de enero del año entrante está programada una reunión en Bahía de Plata con expertos de la talla de la toxicóloga María di Bernardo y José Alberto Martínez, director del Hospital del Mar de Ocumare, estado Aragua, donde participarán seguidores e impulsores de este y otros sistemas de medicina alternativa, como la cura mediante el arte y la cultura, que es un proyecto de Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología, entre ellos Mariela Contramaestre, directora general de este medio impreso.

Añadió que están en contacto con la alcaldesa del municipio Gómez, Yannelys Patiño, quien ha mostrado interés en este proyecto, así como un grupo de personas e instituciones en sintonía con estas propuestas, que no son nuevas, pero que ahora se recuperan.

Fuente: http://www.elsoldemargarita.com.ve/posts/post/id:180490/Proyectan-hospital-del-mar-y-banco-de-osteos%C3%ADntesis

Crean productos de limpieza a partir de sales de agua

Investigadores de la UNAM crearon cloro y sosa a partir de salmuera, que es la concentración de sales que se genera al desalinizar el agua de mar para uso potable

Ciudad de México. Investigadores de la UNAM crearon cloro y sosa a partir de salmuera, que es la concentración de sales que se genera al desalinizar el agua de mar para uso potable.

Después de purificar el agua, la salmuera, el ácido y limpiadores químicos quedan como remanentes y se regresan al mar, lo cual daña los corales y la vida del ecosistema acuático. “Nosotros evitamos ese daño al aprovechar la salmuera; con los cloruros formamos cloro que puede usarse para desinfectar y con el sodio hacemos sosa que se usa para limpiar el drenaje”, señaló la doctora en Ingeniería Ambiental Ana Elisa Silva Martínez.

Precisó que existen diversos procesos para desalinizar agua de mar, uno de ellos es el de ósmosis inversa que usa un filtro muy fino para separar los átomos de sodio y cloruros del agua, de tal manera que queda un líquido totalmente potable, pero las sales no desaparecen, se van en el agua residual en forma concentrada y en la mayoría de los métodos regresa al mar.

La doctora Silva Martínez, miembro de la Academia de Ingeniería de México detalló que para conseguir los productos de limpieza se realiza un proceso de electrólisis en el cual a la salmuera se le hace pasar una corriente eléctrica para separar el cloruro del hidróxido de sodio, este método genera un gas que al capturarlo se obtiene cloro y el líquido que se crea se convierte en sosa.

El desarrollo del Departamento de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM requiere menos concentración de sales que los procesos actuales y al no regresar la salmuera al mar se evita que se modifique el pH del agua, dañen los corales y la vida del ecosistema acuático.

El proyecto es ideal para zonas turísticas como Cancún, Cozumel, Yucatán, Acapulco y la Península de Baja California ya que tienen una riqueza de especies marinas y alimentos que se ven afectados por las descarga de salmuera.

Desalinización con energía solar
Otra de las investigaciones desarrolladas por la doctora Ana Silva Martínez es un método sencillo y económico para desalinizar agua a partir de energía solar. Consiste en una caseta plástica tipo invernadero que capta y concentra la energía de los rayos del sol.

Además a partir de telas de algodón instaladas en la caseta se incrementa la producción y en un día se generan hasta cinco litros agua potable, un proyecto ideal para zonas rurales donde la energía es muy limitada. La salmuera generada en este proceso también puede procesarse para crear cloro o sosa.

Actualmente, el grupo de investigación trabaja en el segundo prototipo para incrementar la producción del líquido y buscan los métodos ideales para hacerlo más económico.

Fuente: http://www.vanguardia.com.mx/articulo/crean-productos-de-limpieza-partir-de-sales-de-agua