El Agua de Mar. La Gran Solución a la Humanidad

Vivimos en un planeta mal llamado Tierra que debería llamarse “planeta Agua”, dado que en un 70% es agua de mar. Curiosamente el planeta guarda la misma proporción que nuestro cuerpo, es decir, un 70% agua y un 30% minerales que hemos adquirido del planeta y cuando morimos, los devolvemos a su origen.
Lo más importante es que el 97,5% del agua que existe es agua de mar, siendo tan sólo un 0,5% de agua dulce y el 2% restante inservible en los polos. El agua existente en nuestro cuerpo también es agua marina como podemos comprobar por el sabor salado de cualquiera de nuestros flujos corporales (lágrimas, sudor, sangre, etc.).
Reconocer algo tan lógico y sencillo como esto explica el porqué el uso del agua de mar supondría una gran solución a muchos de los problemas de salud del ser humano. 10 millones de niños mueren cada año por desnutrición en el 3er mundo, mientras un 60% de niños de países desarrollados están enfermos por obesidad y mala nutrición. Todos ellos podrían ser bien nutridos con el agua de mar.
El agua de mar no es agua salada, de hecho no contiene sal propiamente dicho como cloro hidrato sódico. Su sabor salado se lo da el sodio en estado orgánico junto con los 118 elementos de la tabla periódica, incluyendo elementos como el oro, la plata y el uranio, todos ellos imprescindibles, en forma orgánica, para el ser humano. De hecho el agua de mar, junto a sus carbohidratos, grasas, proteínas, aminoácidos esenciales, ácidos nucleicos y vitaminas, es el mejor alimento existente para un ser humano, puesto que todos salimos del mar.
Tan sólo con que en los goteros de los hospitales se cambiara el suero fisiológico, (compuesto por un 9% de cloro hidrato sódico y 91% agua destilada) por agua de mar isotónica (9% de sopa marina y 91% de agua), se salvarían decenas de miles de vidas todos los días. Científicos como el Dr. Ángel Gracia en la Universidad de Tenerife han realizado experimentos en perros extrayéndoles toda la sangre y reemplazándola por agua de mar, siendo los resultados totalmente satisfactorios para el animal. El agua de mar isotónica es lo más parecido a la sangre humana y podría utilizarse en gran medida para transfusiones en personas.
En 1904 el científico René Quintón comprobó los beneficios terapéuticos y preventivos para los humanos y animales curando plagas de desnutrición, tuberculosis, tifus y cólera, salvando cientos de miles de vidas humanas. Sin embargo Quintón fue ninguneado por la comunidad científica y relegado a la posición de hereje de la ciencia, como tantos otros científicos que han aportado grandes beneficios a la humanidad como por ejemplo Nicola Tesla.
Muchos los grandes mamíferos marinos, como las ballenas, se nutren exclusivamente de la sopa marina que contiene el agua de mar, teniendo en cuenta que no hay grandes diferencias biológicas entre ellos y las personas.
Aún con todas estas evidencias ¿Por qué no se conocen los beneficios del agua de mar para la nutrición y la salud humana? La respuesta es sencilla: porqué no es negocio para las compañías farmacéuticas transnacionales que financian y manipulan todas las investigaciones científicas creando dogmas como el de “¡no bebas agua de mar que te mueres!” o “si bebes agua de mar se te taparán los riñones” (paradójicamente el agua de mar es diurética). El gran problema para las corporaciones que viven gracias a nuestras enfermedades es que el agua de mar es abundante, biodisponible y gratuita.
El agua de mar podemos ingerirla en estado puro, es decir, hipertónica (35 Gr. de sopa marina por cada litro) o bien convirtiéndola en isotónica añadiéndole 3 partes más de agua dulce (9 Gr. por litro) de forma que sea absorbida directamente por nuestro cuerpo, tal y como hacen en los hospitales con el suero fisiológico. El problema es que la sal común, fruto de un proceso industrial (que es cloro hidrato sódico) mata mientras que la sal marina es biógena, panatómica y biodisponible.
Para neutralizar el sabor salado del agua podemos incluirle unas gotas de limón que, a su vez, potencian su alcalinidad. Y también podemos cocinar con ella sustituyendo el agua de cocción habitual (agua con sal de la que mata) con agua de mar que nutrirá por ósmosis los alimentos que con ella cocinemos.
Recordemos que el PH del mar es 8.4 y alcaliniza el medio interno de un organismo además de nutrirlo. Como dijo Otto Warbürg: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no pueden haber enfermedades, incluido el cáncer.”.
Pero hay más formas de beneficiarse del agua de mar. Siempre se han sabido las propiedades terapéuticas del mar para la piel, enfermedades infecciosas y problemas respiratorios. Esto se debe a que nuestra piel es permeable y tenemos numerosas cavidades por las que penetra nutriéndonos y llevando a nuestros órganos el ADN reparador del origen como código genético original para nuestra propia auto reparación.
Y esta es la prueba quaguademar2e desmonta los argumentos de los científicos detractores y habitualmente al servicio de las grandes farmacéuticas del uso del agua de mar con fines terapéuticos dado que admiten que podemos bañarnos en ella pero no ingerirla.
Otro gran argumento de los detractores del agua de mar es que está contaminada. Contaminación no es lo mismo que polución. No es posible que el agua de mar se pueda contaminar con microbios de procedencia terrestre. El fenómeno de la ósmosis los destruye al igual que la sal común destruya los microbios comunes y permite la conservación del jamón o del bacalao.

Otros beneficios del agua de mar
Además de los innumerables beneficios para la salud humana el agua de mar podría ser utilizada masivamente para otros usos también muy importantes como la ganadería, la agricultura, la higiene e incluso la economía.
Millones de cabezas de ganado mejorarían su salud, su calidad de vida y su producción tan sólo sustituyendo las bolas de sal común que los ganaderos están obligados a darles para que no mueran por agua de mar. De hecho en algunas granjas ya lo están haciendo y se han sorprendido al ver que su ganado ha crecido un 35% más y han evitado el uso de numerosas vacunas y antibióticos que son ingeridos por las personas en forma de alimento.
En la agricultura hay millones de hectáreas desperdiciadas por falta de riego que se podrían regar con agua de mar, con lo que se nutrirían de todos sus minerales y permitirían cultivar incluido el propio desierto. De una hectárea de tierra estéril que regáramos y nutriéramos con agua de mar viviría una familia entera.
En el Estado de Eritrea y en Senegal ya están funcionando hace muchos años los llamados “oasis marinos” donde mediante canales transportan el agua de mar al interior del país, agua que va nutriendo camarones y peces en su camino, y cuando llega a su destino riega los terrenos donde se cultivan las plantas halófilas como la Salicornia (con un 40% de proteína) o el mangle.
Esos espacios verdes ganados al desierto son fertilizados orgánicamente con el agua de mar con acción plaguicida y herbicida, que se evaporan y atraen lluvias, insectos, y vida en general. Miles de hectáreas son regadas con agua de mar en todo el mundo a pesar de la ignorancia de los expertos.
Del cultivo de la Salicornia producimos proteínas y aceites para el ser humano, pienso para el ganado, materiales para la construcción y oxígeno para el medio ambiente. Y no tan sólo sería beneficioso para esos países del tercer mundo, la mitad de los seres humanos vivimos en los 734.000 Km. de costa de un planeta en el que el desierto gana día a día terreno.
Quedan muchas otras utilidades del agua de mar que aportarían grandes ventajas a la sociedad, como su uso para sustituir el agua dulce en la limpieza de calles de las ciudades, lo que aportaría una acción plaguicida añadida a la limpieza en sí, y otras tantas aún por descubrir. Pero gracias a la acción de un grupo de personas que están dedicando de forma altruista su vida a la difusión de este conocimiento olvidado, hoy en día los grandes medios de comunicación ya empiezan a hacerse eco y ya podemos encontrar en algunos supermercados agua de mar embasada para uso alimenticio.
En ese sentido le invitamos a usted a que, primero se informe al respecto y, en cuanto compruebe lo que el agua de mar puede aportarle a usted y a su familia, lo difunda en beneficio y por amor a la humanidad.

Miguel Celades Rex
Director de los Congresos Ciencia y Espíritu
http://www.elaguademar.com

Fuente: http://almayluz.es/el-agua-de-mar-la-gran-solucion-a-la-humanidad/

Último programa de La Nit del Ornitorrinc en COPE, a debate el agua de mar y otras conspiraciones, con Miguel Celades

Divertidísimo último programa donde pongo un “examen sorpresa” a sus directores Carlos Garde y José Miguel Cruz sobre las mayores conspiraciones de las que se ha hablado en el programa.

Carlos sale con un aprobado alto, pero Cruz tiene que repetir curso, lo siento, “hay maderas que no agarran el barniz”.

Y siempre es una pena cuando un ciclo termina. Ha sido un placer trabajar durante tantos años con estos dos pedazo de profesionales. ¡Que la fuerza os acompañe amigos!

La Nit de L’ornitorrinc

______ . . . ______
Con Carlos Garde y José Miguel Cruz
Web: www.lanochedelornitorrinco.com
Facebook: www.facebook.com/nitornitorinc
______ . . . ______

la nit del ornitorinc

Miquel Celades aprovecha su última sección para examinarnos de conspiración. Hasta qué punto ha aprovechado estos años para abrirnos la mente? Gracias Miquel.

Ir a descargar

Nicaragua es el primer país que adopta la ingesta de agua de mar como medicina oficial

El agua de mar es el producto más abundante del planeta después del aire. Por su composición similar a la del plasma sanguíneo facilita la recuperación de la salud en todos los casos que se utiliza. Esto se ha comprobado en Nicaragua donde el gobierno ha tomado una decisión trascendente en base a resultados médicos comprobados: la ingesta de agua de mar es medicina oficial en ese país, igualándola con la medicina tradicional en términos legales y de aplicación de tratamiento para las más diversas enfermedades.

agua%20de%20mar%207

El Proyecto de Dispensarios Marinos en Nicaragua abarca una población de más de 20 mil pacientes en 60 dispensarios ubicados en Managua, su capital, y en las principales cabeceras departamentales del país.

La directora de la Clínica Santo Domingo de esa ciudad, promotora del primer dispensario marino de Centroamérica, es la Dra. María Teresa Ilari, quién imparte mensualmente conferencias a nivel nacional para difundir esta nueva medicina y además, representa a Nicaragua en los congresos internacionales que tratan la ingesta de agua de mar.

La Red de Medicina Natural tiene como coordinadora a la religiosa Julie Marciacq, que distribuye el agua de mar a los centros del Ministerio de Salud y a los dispensarios que no pueden autoabastecerse. También difunde el consumo y suministra agua de mar a más de 2 mil campesinos/as afectados por el insecticida Nemagón que causo muchas enfermedades a los trabajadores de las plantaciones de banana.

TERESA DOS

El agua de mar se distribuye gratuitamente y se extrae en los mares, aunque en Europa ya se comercializa con el nombre de Plasma de Quinton. Gracias a los trabajos de investigación y difusión de la Fundaciones Aquamaris (España,www.aquamaris.org ), Seawater (Miami,www.seawater.org ), y PRODIMAR (Proyecto de Dispensarios Marinos, de Colombia) sobre el uso terapéutico y nutricional del agua de mar, se ha comprobado en Nicaragua los beneficios del consumo oral del agua de mar en la recuperación de la salud y la desnutrición humana y animal.

La ingesta diaria de un promedio de 500 ml de agua de mar pura (hipertónica), con una composición en iones y oligoelementos equivalente a la del plasma sanguíneo y el medio extracelular, ha permitido rápida mejoría en problemas alérgicos, insomnio, dolores musculares y articulares, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, cirrosis hepática, gastritis, úlceras varicosas crónicas, insuficiencia renal, etc. También se aplica tópicamente en las enfermedades de la piel.

comercio

Como es beber agua de mar

Estos resultados están registrados en los expedientes médicos de la Clínica Sto. Domingo en Managua. Los pacientes logran reducir o descontinuar los medicamentos que anteriormente tomaban, y muchos de ellos son dados de alta totalmente recuperados. El Dr. Alfredo Ruíz, docente de la Universidad Politécnica de Nicaragua, realiza un seguimiento de 6 meses a pacientes consumidores de agua de mar, comprobando los avances.

Las autoridades de salud observan el fenómeno y van capacitando a médicos y enfermeras del sistema público de salud además de difundir los resultados de los ensayos clínicos efectuados en la Universidad de Antioquia (Colombia) y la casuística nacional e internacional.

Para ello las autoridades de ese país organizaron en conjunto con la Dirección de Atención Médica del Ministerio de Salud (Dr. Carlos Jarquín, Director) y con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, sedes de Managua (Dr. Freddy Meynard, decano) y León ( Dr. Rodolfo Peña, decano), el segundo curso de terapia con agua de mar.

Con respecto a la contaminación marítima, los microorganismos patógenos de procedencia accidental terrestre se inactivan en el mar por diferentes mecanismos que versan en el libro del Dr. Ángel Gracia y del Dr. Héctor Bustos: “El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica”. El examen microbiológico del agua realizado en el Ministerio de Salud ha reportado resultados satisfactorios.

Desde hace 5 años el Ministerio de Transporte y de la Alcaldía de Managua, trasladan mensualmente el agua de mar en camiones cisterna a la clínica Santo Domingo desde donde es distribuida gratuitamente a quien la solicita.

Los tratamientos han tenido efectos también económicos, por la rápida recuperación de la salud, por el menor consumo de medicamentos y por la pronta integración laboral de los enfermos. 500 ml de agua de mar consumidos durante el día, ya sea pura, diluida o mezclada con los alimentos, es la receta universal para todos los individuos, tanto para su curación como para la prevención, incluyendo desnutrición.

agua%20mar_0

El agua de mar se utiliza también en pacientes con hipertensión arterial, cardiopatías, cirrosis hepática e insuficiencia renal, quienes tienen contraindicada la sal, pero en este caso el agua de mar, tiene el cloruro y el sodio disueltos y por tanto su acción es benéfica al ser diurética.

Nicaragua esta encarando la construcción de mareductos en regiones cercanas, y no tan cercanas al mar, para facilitar la ejecución de proyectos afines en las regiones costeras del planeta. Por ser un tema novedoso, y basado en el voluntariado, su expansión va poco a poco y los beneficiarios/as son las principales fuentes de diseminación de la práctica de consumo de agua de mar.

Nicaragua, tierra de lagos y volcanes, cuna de poetas y soñadores, es pionera en el desarrollo institucional de esta práctica curativa que lleva un siglo y medio de existencia, con el Dr Quinton, mèdico frànces, como precursor de esta medicina gratuita, negada por los laboratorios, que verían afectados sus suculentos negocios a nivel mundial.

Fuente: http://elhorticultor.org/2015/12/02/nicaragua-es-el-primer-pais-que-adopta-la-ingesta-de-agua-de-mar-como-medicina-oficial/

La Hoja de Ruta de la Salud, con Miguel Celades

“La hoja de ruta de la salud”, conferencia ofrecida por Miguel Celades, en VI Jornadas Medicinas 3000 celebrado en Bigues i Riells los días 17 y 18 de octubre de 2015..

Más vídeos en: http://www.amatetv.com

Reaparece el Dr. Ángel Gracia y nos regala dos nuevas “gotas de agua de mar”.

ANCIANOS AHOGADOS
Ahogados por estar amarrados a sus camas con arneses, como si fuesen animales de tracción, murieron, varios ancianos en una residencia de Catalunya. A primeros de noviembre del 2015. Víctimas de las técnicas modernas y contemporáneas de la medicina, cuyo objetivo es amarrar a los enfermos de Alzheimer, Parkinson y demencia senil bajo protocolos deshumanizados de los que yo, Angel Gracia, he sido víctima. Mi libro TU DERECHO A VIVIR Y MORIR SANO vive en el silencio de la medicina tóxica que nos invade. Para las transnacionales promotoras de laS ENFERMEDADE$, que no de la SALUD, ES MEJOR NEGOCIO CUIDAR LA ENFERMEDAD QUE CUIDAR LA SALUD.

GOTA 224. JULIORODRIGUEZ:
Ya no se habla de los residentes ahogados en Catalunya. Eso no le interesa al sistema globalizado, ni a la mayoría de los medios. No “vendemos” audiencia los viejitos, o mayores ancianos. Cientos de miles de ancianos se pudren en vida. Olvidados. Deshumanización colectiva. Ahora el tema es calumniar al general Julio Rodriguez “fichado” por el partido político español PODEMOS y que fue, nada menos, que Ministro de la Defensa y jefe del Estado Mayor Conjunto Celtibero. Recuerdo mi época de oficial infiltrado de los primeros 1950s en el cuartel madrileño de la calle Conde Duque donde (ahora lugar lúdico) estábamos en la misma edificación los escuadrones de Caballería, la Guardia Mora de Franco y la sede del Estado Mayor Conjunto. La época de los maquis que infiltrábamos por Hendaya y los Pirineos. Ojalá que Julio olvide que a los militares nos enseñaron a matar. El mata elefantes como ejemplo. Algo que aprendieron los Borbones el la Academia Militar de Zaragoza en San Gregorio. La conocí muy bien… vivía en San Juan de Mozarrifar, Zaragoza. La filosofía del Hugo Chavez “primigenio: BUENA. El Chavez que le compró al Josemaría Aznar (el presidente celtíbero y “caballerete” según Fidel Castro) un millón de rifles, no lo queremos oler, ni ver su rastro en PODEMOS… Fima Angel, un precursor del 15M de la plaza La Font de Tarrogana junto al Proyecto Matriz-MatrixProyect… Aunque usted NO lo crea…

Más información en http://www.ladietadeldelfin.com

El agua, un bien de lujo

La sequía global ha convertido el agua en un negocio muy rentable para los próximos años

Lago afectado por la sequía en Hanoi, Vietnam. / KHAM (Reuters)

Lago afectado por la sequía en Hanoi, Vietnam. / KHAM (Reuters)

Kisumu, Kenia occidental. Me estoy tomando una cerveza fría en una terraza con vistas al lago Victoria. El sol color púrpura se sumerge en el agua, turbia y densa de pesticidas, fertilizantes y millones de toneladas de aguas residuales disueltos en ella. El lago más grande de África es uno de los más contaminados del planeta.

Detrás del recinto del bar, veo a unos niños medio desnudos. Metidos en el lago hasta la cintura, llenan de agua viejos bidones amarillos. Los llevarán a sus casas. Algunas familias “tratarán” el agua con cloro. Otras, se limitarán a hervirla. El agua del Victoria mata a centenares de niños de esta ciudad.

Está teniendo lugar una sequía global.

En California, la lluvia sigue sin caer desde hace cuatro años. El tercer año consecutivo, las precipitaciones alcanzaron un tercio de la media. Los científicos dicen que es la peor sequía en la región desde hace 1.200 años. Solo este año, el desastre le costará al estado 2.700 millones de dólares. Las pérdidas en la agricultura representan el 80% del coste; en los últimos meses, 20.000 personas perdieron su trabajo en las granjas. La NASA informa utilizando un lenguaje figurado: para regar California hasta volver al estado de antes de la sequía, se necesita tanta agua como la que cabría en 16 millones de piscinas olímpicas. Pero no hay de dónde traerla. La sequía asola también Nevada, Oklahoma y Texas. La cuenca del río Colorado se está resecando.

La sequía afecta al estado australiano de Queensland, que hace apenas tres años salió de la anterior catástrofe, denominada “la sequía del milenio” y que se prolongaba desde la década de 1990. Queensland es el corazón de la industria ganadera australiana. Para dar de beber a los animales, los agricultores bombean el agua desde las profundidades de la tierra, creando en la superficie pequeñas piscinas. Estas atraen a los canguros y a los perros salvajes (un cruce entre el dingo y el perro doméstico). Para salvar a las vacas, los ganaderos disparan a los canguros y a los perros. La masacre no cesa.

El estado brasileño de São Paulo y su metrópoli de 21 millones de personas se están secando. Las autoridades de la ciudad sostienen que si las lluvias no llegan, dentro de cinco meses no habrá de donde sacar el agua para abastecer las redes urbanas de suministro de esta materia prima.

A largo plazo, sostienen los expertos en Bolsa, no hay mejor sector para invertir que el del agua

Corea del Norte se ve afectada por la peor sequía en 30 años; ya se ha secado el 30% de los cultivos de arroz.

La situación es catastrófica en muchas regiones de África, en Centroamérica y en nuestra parte de Europa. Las pérdidas totales de la República Checa, Polonia y Rumanía derivadas de la sequía de este año se calculan en 2.600 millones de dólares.

La revolución siria de 2011, que a su vez condujo a la guerra más sangrienta y devastadora del mundo moderno, estuvo precedida de cuatro años de monstruosa sequía. Como consecuencia de ella, miles de personas emigraban desde las zonas agrícolas que estaban siendo devastadas a las ciudades. Allí, su frustración crecía; la incesante escasez de agua fue uno de los detonadores de la revuelta.

La situación seguirá empeorando. El 35% del agua utilizada por los seres humanos proviene de los depósitos subterráneos. Según un estudio reciente de la NASA, en 21 de las 37 mayores reservas de agua subterránea en el mundo, el agua se saca a un ritmo mucho más rápido del que pueden llenarlas las lluvias y el deshielo. Y según Jay Famiglietti, un científico de la NASA, en 13 de ellos la situación es crítica. Todos los depósitos subterráneos necesitaron milenios para formarse. Hoy en día, se están secando, literalmente, ante nuestros ojos.

Según el Foro Económico Mundial, en 2030 la escasez de agua afectará al 40% del planeta. Muchos estudios científicos han empezado a utilizar el término peak water, análogo al peak oil, que determina el momento en el que la extracción mundial del petróleo alcanza su punto álgido y desde ahí empieza a disminuir. El peak water ya ha tenido lugar. El número de personas en el planeta aumenta, y las reservas de agua potable se están reduciendo a toda velocidad. Cada año toca menos agua por habitante.

Sin embargo, hay algunos que no se muestran en absoluto preocupados. Todo lo contrario. Los inversores traducen el lenguaje de la hidrología al idioma del mercado y se frotan las manos: la demanda de agua crece, y su oferta disminuye. Su precio tiene que subir. Hay muy pocas materias primas con las que se podrá hacer tan buen negocio en los próximos años.

“El agua es un nuevo petróleo, comienza la carrera por el beneficio”. Así titula The Guardian el texto sobre las inversiones en el mundo del agua. The Telegraph corrige: “Olvidaos del oro, invertid en agua”, e informa de que, en los últimos cinco años, las acciones de las empresas relacionadas con el “negocio del agua” incluidas en el índice global de agua de Standard & Poor’s han obtenido una rentabilidad dos veces mayor que las del oro. A largo plazo, sostienen los expertos en Bolsa, no hay mejor sector para invertir que el del agua.

Efectos de la sequía en Indonesia. / Reuters

Steve Hoffmann, director de Watertech Capital, de Texas, señala: “Hoy en día, la industria mundial del agua gana 620.000 millones de dólares al año. E irá mejor todavía, porque en el próximo cuarto de siglo, los gobiernos del mundo tendrán que invertir 25.000 millones de dólares en infraestructuras hidráulicas”.

Los asesores recomiendan invertir en empresas dedicadas al tratamiento de agua, en los consorcios privados de suministro de agua, en las empresas constructoras de infraestructuras y de los sistemas de riego, y en los fabricantes de tuberías o de medidores inteligentes. También las acciones de las empresas dedicadas a la desalinización de agua de mar serán una buena inversión.

No obstante, los que harán mejor negocio serán los que, aparte de introducirse en el sector relacionado con la infraestructura hidráulica, compren simplemente mucha agua.

Las acciones de las empresas californianas y tejanas especializadas en hacerse con las tierras que por su destino agrícola tienen prioridad en el uso del agua en la región son cada vez más caras.

En EE UU, el propietario de la parcela también tiene derecho a sacar de la tierra la cantidad de agua que le plazca. La carrera por las tierras en las que hay depósitos subterráneos de agua la encabeza la corporación Nestlé, propietaria de 70 marcas de agua embotellada, entre ellas Perrier y San Pellegrino. La estrategia de la empresa —adquirir la mayor cantidad de parcelas, bombear el agua hacia fuera, embotellarla y venderla— es simple y le reporta anualmente ganancias millonarias. Nestlé opera de esa manera en muchas regiones afectadas por la sequía.

Según la ONU, el agua no constituye un recurso natural, sino que es un derecho humano. Esta afirmación queda reflejada en la declaración de la Asamblea General de julio de 2010, así como en muchas actuaciones jurídicas internacionales anteriores, como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979) o la Convención sobre los Derechos del Niño (1989).

Sin embargo, la ley no se respeta. Según algunos cálculos conservadores, casi 1.000 millones de personas en el planeta no tienen ningún acceso al agua potable. El acceso muy restringido —como resultado de la gran distancia entre el lugar de residencia y la toma del agua, o por razones económicas— afecta a una cuarta parte de la humanidad. UNICEF informa que cada día mueren 4.200 niños por causa de las enfermedades relacionadas con esta situación, como el cólera, la fiebre tifoidea, pero también la diarrea normal o la deshidratación. El Banco Mundial calcula el número total de víctimas mortales del agua contaminada, o de su carencia absoluta, en 3,5 millones de personas al año. Esta cifra significa muchas más víctimas de las que matan el terrorismo y todos los conflictos armados en el planeta.

Hasta cierto punto, el agua potable es un artículo de lujo porque son los pobres los que, sufren principalmente como consecuencia de la falta de acceso a ella. En miles de comunidades en el planeta, la principal tarea diaria de las mujeres y de los niños es conseguir agua, cuya fuente se encuentra muchas veces a unas horas de caminata a pie de sus casas. El bidón amarillo de plástico, popular en toda África, utilizado para el transporte del agua, pesa 20 kg cuando está lleno. Los niños más pequeños llevan bidones de menor tamaño. Llevar el agua a casa sobre la espalda o en la cabeza quita tiempo y energía para cualquier otra actividad.

Casi 1.000 millones de personas en el planeta no tienen ningún acceso al agua potable

Según la ONU, todos los habitantes del África subsahariana dedican 40 millones de horas al año al transporte del agua, la misma cantidad que todos los franceses pasan en su trabajo. La falta de agua impide adquirir una educación o conseguir un trabajo, hace imposible cultivar la tierra y merma la salud. Los estudios llevados a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) demuestran que el acceso al agua es una condición indispensable para el desarrollo económico. La organización calcula que cada dólar que se invierte en el agua y en el sistema de saneamiento genera un retorno de 3 a 34 dólares.

Con el fin de que todas las personas del mundo tengan agua limpia en sus hogares, es imprescindible privatizarla. O eso, al menos, declara el Banco Mundial. En la década de 1980, el Banco empezó a incluir la privatización de la infraestructura del agua en los paquetes de reformas propuestas a los países que recibían los préstamos. Se privatizaron redes de suministro de agua en muchos lugares de Latinoamérica, y a partir del año 1989, en Europa Central y del Este.

Un exempleado del Banco, Manuel Schiffler, en el libro Water, Politics and Money [Agua, política y dinero], recuerda la reunión en que una de sus compañeras argumentaba que en muchos países las redes públicas están funcionando bien y, por tanto, la privatización es innecesaria. El jefe le señaló la puerta.

Los partidarios de la privatización señalan que el sector público en muchos países no se desenvuelve bien en las tareas relacionadas con el suministro del agua a las personas y con la mejora de las infraestructuras. Citan argumentos muy concretos. No hace falta ir muy lejos: en Polonia, el 90% del agua lo proporciona la red estatal (los municipios y las ciudades). Los precios polacos son los más altos de Europa, y la calidad del agua en muchas localidades es mala. Polonia cuenta con alrededor de 1.600 empresas de agua y alcantarillado, principalmente públicas, gestionadas de forma deficiente y dirigidas por los representantes del partido.

Un caso en Estados Unidos: hace un año, en Detroit, la empresa municipal de suministro del agua la cortó a 17.000 familias. La gente invadió los albergues para los sin techo a fin de poder llenar cubos y ducharse.

Y otro en África: la ciudad de Lagos, en Nigeria, no quería llegar a un acuerdo con el Banco Mundial. La consecuencia es que ahora solo el 5% de la población de 15 millones de la metrópoli tiene agua corriente en sus grifos.

Pero la privatización suele ser una cuestión problemática. Como ejemplo más famoso nos sirve la actividad de la corporación estadounidense Bechtel en Bolivia. En 1999 se le adjudicó a la empresa un contrato de suministro de agua en la ciudad de Cochabamba, de dos millones de habitantes. Las tarifas del agua comenzaron a subir. Además, una nueva ley impedía que la gente más pobre pudiese recoger agua de lluvia al establecer como condición la obtención de una licencia para poder montar en el tejado la instalación correspondiente para tal fin. Estallaron las protestas, y una persona falleció como consecuencia de los enfrentamientos con el Ejército. Al final, el proceso de privatización se suspendió.

Estudiantes indonesias rezan para que llueva. / Reuters

También han tenido lugar privatizaciones fallidas en India, Filipinas y Europa. La empresa francesa Veolia, la corporación del agua más grande del mundo que obtiene varios miles de millones de dólares de ingresos al año, gestionó durante años una parte del sistema de suministro de agua a dos millones de parisinos. Cuando el contrato expiró, en 2009, la ciudad no se lo prolongó y, gracias a ello, los precios del agua bajaron y un año más tarde París había conseguido ahorrar 35 millones de euros.

Hace dos años se dio a conocer la historia de un técnico que, después de 20 años en Veolia, fue despedido por negarse a cortar el suministro de agua a las familias de uno de los barrios pobres de Aviñón por tener algunas facturas pendientes de pago. El empleado contaba a los periodistas: “Esta gente me suplicaba que no lo hiciese. Tenían que elegir entre pagar las facturas o dar de comer a sus hijos. Las grandes empresas hacen negocio gracias al agua y pagan dividendos a los accionistas sin tener en cuenta a sus clientes”.

La actividad de Veolia en Bélgica, Alemania, Bulgaria y Rumania también estuvo rodeada del descontento generalizado por el aumento de los precios. En este último país se vio involucrada en un enorme escándalo de corrupción. La empresa rumana en la que el gigante francés posee una participación de más del 70% entregaba sobornos a los funcionarios para que aceptaran los aumentos de precios del agua en Bucarest.

“Las empresas optimizan los beneficios procedentes del negocio del agua de dos maneras: subiendo los precios y reduciendo el gasto en infraestructura”, explica Shayda Naficy, directora de la organización Corporate Accountability International.

Mientras tanto, en el caso del agua, mejorar la calidad de los servicios es un asunto de “mortal” importancia, literalmente hablando. Si la compañía telefónica no se preocupa por el buen funcionamiento de los transmisores, la calidad de las comunicaciones por teléfono empeora. Pero si la empresa de abastecimiento de agua no se preocupa por las tuberías, nos ponemos enfermos.

La OMS ha calculado la cantidad mínima de agua necesaria para sobrevivir en 20 litros al día para el consumo y la higiene básica (sin lavar ropa o bañarse). Es justo la cantidad que los millones de mujeres y niños en los países más pobres transportan todos los días en los bidones amarillos. El habitante medio de Europa occidental consume cada día tres veces más con tan solo tirar de la cadena.

“No se puede obligar a la gente a tener césped de color marrón delante de su casa, o a echar a perder sus campos de golf, y que luego tenga que pedir disculpas porque su jardín no es precioso. Pagamos impuestos y nos corresponde todo el agua que queramos”, escribía Steve Yuhas en respuesta al llamamiento del Gobernador de California para que se redujese el consumo de agua en una cuarta parte. Yuhas vive en un enorme rancho conocido como Rancho Santa Fe, donde residen los ricos. Sus habitantes consumen cinco veces más agua que el californiano medio.

Cada día mueren 4.200 niños por causa de las enfermedades relacionadas con la falta de agua limpia

En el informe Agua, una responsabilidad común, publicado hace unos años por la ONU, podemos leer: “En la Tierra hay suficiente agua para todo el mundo. El problema al que nos enfrentamos consiste en la gestión sostenible de las reservas”.

Como humanos, no somos capaces de compartir el agua de forma honesta, algo que se puede observar en California, pero también en Cisjordania, donde el conflicto por el agua es uno de los componentes de la interminable guerra entre Israel y Palestina. Los conflictos se intensifican entre Egipto y Etiopía por la construcción de la presa en el Nilo Azul, y entre India y Pakistán por el sistema de presas que planean construir los indios.

Los enfrentamientos internacionales por el agua pueden conducir a guerras, pero también son catastróficos los resultados de las contiendas en curso por el acceso al agua.

Empezaremos por la agricultura. A escala mundial, es la responsable del 70% del consumo de agua. La gran mayoría de esta agua la gastan las granjas de gran superficie en los países desarrollados. Producen alimentos necesarios, pero no exclusivamente. Una gran parte de su producción es cuestionable desde un punto de vista ético ya que también fabrican artículos gastronómicos de lujo.

Un ejemplo de California. En Imperial Valley viven 180.000 personas y hay más de 200.000 hectáreas de tierras de cultivo. De acuerdo con la ley estadounidense, a los agricultores les corresponden para el riego casi 4.000 millones de metros cúbicos de agua procedentes del río Colorado. ¿Para qué la utilizan? En primer lugar, para cultivar varios tipos de hierbas exportadas posteriormente a Asia como alimento para el ganado. Una gran parte del heno está destinado a los ganaderos en Japón que crían la ternera Kobe, la más cara del mundo. Esta a su vez se transporta en avión a Estados Unidos y termina en las mesas de los restaurantes más lujosos en forma de filetes.

A 200 kilómetros de distancia de Imperial Valley, la ciudad de San Diego, de 1,3 millones de habitante, asediada por las sequías, tiene que comprar el agua a los ricos agricultores del valle para abastecer el sistema municipal de suministro.

Cada año aumenta el consumo de agua en el sector de la electrónica. Se necesitan 8.000 litros para fabricar una sola oblea de silicio de 300 mm de diámetro, sobre la que se crea el típico chip montado en los miles de millones de dispositivos electrónicos que se fabrican en todo el mundo (también en los teléfonos que con tanta alegría renovamos cada pocos años). El Pacific Institute, una reconocida fundación que se dedica exclusivamente a los temas del agua, calcula que el sector de semiconductores consume una cuarta parte del agua en Silicon Valley. Once de las 14 fábricas más grandes de semiconductores del mundo se encuentran en la región Asia-Pacífico, afectada regularmente por la escasez de agua. No es una casualidad que el sector de la electrónica, esencial para la economía de China, quedara excluido de la ley de protección de los recursos hídricos.

El nivel del agua en mínimos en el lago Powell, en Arizona (EE UU). / Reuters

La industria energética y minera son especialmente hidrófilas. Un ejemplo de Canadá: para eliminar el petróleo de las arenas bituminosas de Alberta, los petroleros locales, en el marco de la operación más grande del mundo moderno, extraen cada año 370 millones de metros cúbicos de agua del río Athabasca. Esta cantidad supone el doble del consumo anual de la ciudad de Calgary, con algo más de un millón de habitantes.

La responsabilidad por el agua recae sobre todos los que lavamos la ropa, fregamos los platos, o regamos nuestro césped. Estos últimos, solo en EE UU, representan más de cuatro millones de hectáreas de superficie, que durante el verano absorben casi un billón de litros de agua cada semana.

La pregunta de si el mundo sería mejor si no tuviéramos tantos céspedes es una cuestión filosófica. Pero nuestro planteamiento con respecto al agua es precisamente una cuestión de filosofía. Forma parte del diálogo sobre cómo debe ser el futuro y cómo debemos organizar nuestra convivencia en un planeta cada vez más abarrotado.

En Kisumu, el Gobierno de Kenia ha invertido recientemente 30 millones de dólares en obras de modernización de un aeropuerto. Los estadounidenses y los europeos de las numerosas ONG de la ciudad, así como los kenianos de la escasa clase media, viajan ahora a Nairobi de forma un poco más cómoda. Y tal vez esta mejora contribuya al desarrollo de algún negocio en la ciudad. Sin embargo, para cientos de miles de pobres de los barrios bajos de Kisumu, el aeropuerto no tiene ninguna importancia. Los 30 millones de dólares gastados en el suministro de agua limpia a solo una parte de ellos podría ser el comienzo de la lucha contra la pobreza en la ciudad.

Los niños de los barrios pobres de vez en cuando visitan el aeropuerto; las escuelas les llevan allí de excursión. Cuando salgo de la flamante terminal recién estrenada, un centenar de niños en andrajosos suéteres verdes se amontonan cerca del vallado, esperando el despegue o aterrizaje del siguiente avión.

Pero la zona de salidas la conocen solo por fuera. La mayoría de ellos probablemente nunca verán su interior. Y luego, cuando vuelvan de la excursión a sus casas, no tendrán siquiera un vaso de agua limpia. Correrán al lago con el viejo bidón amarillo.

Maciej Jarkowiec es periodista de Gazeta Wyborcza.

Traducción de News Clips.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/05/actualidad/1446742060_487342.html

La embotelladora de Agua de Mar Brétema mira ya hacia Nueva York o Tokio

La empresa vimiancesa hace muy buen balance de la Galician Gourmet Extravanganza

La empresa vimiancesa que envasa y distribuye agua de mar de la Costa da Morte, tanto para usos culinarios como por sus propiedades para tratar afecciones cutáneas y en las mucosas, ha tenido muy buena acogida en la Galician Gourmet Estravaganza, la feria-exposición de productos gourmet marca Galicia celebrada en el hotel Melia White House de Londres. Lo que propuso en la capital Británica la firma Coído Sabadelle, a través de su marca Brétema, fue tener al alcance todas las propiedades del agua marina: se extrae de forma natural desde el litoral vimiancés, precisamente ese coído que da nombre a la empresa. En la Galician Gourmet Estravaganza pudo verse lo mejor de la gastronomía gallega. Con respecto a los productos de Brétema, sus promotores han previsto ya para marzo del 2016 una experiencia similar en Nueva York y, más adelante, en Dubai, Shangai y Tokio. La idea es que el «valioso fluido» del litoral gallego llegue a todas partes del mundo y conservando todo su valor.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/vimianzo/2015/10/20/agua-mar-bretema-mira-nueva-york-tokio/0003_201510C20C11993.htm

“El agua de mar regenera todo nuestro cuerpo”

Esteban Tarazaga Carrazo. Este español promotor del agua de mar sostiene que, aunque Nicaragua cuenta con una ley que avala el agua de mar como tratamiento, no es puesta en práctica.

 Foto: Alejandro Sánchez Ampliar Esteban Tarazaga Carrazo critica que el uso del agua de mar no se promueve en Nicaragua.

Foto: Alejandro Sánchez Esteban Tarazaga Carrazo critica que el uso del agua de mar no se promueve en Nicaragua.

En Nicaragua hay 46 clínicas, conocidas como dispensarios marinos, donde cada día asisten decenas de personas a retirar agua de mar sin ningún costo para tratar enfermedades como la hipertensión y otras afecciones comunes en la población nicaragüense.

Atraído por esa experiencia, el especialista español en medicina natural e investigador del agua de mar, Esteban Tarazaga Carrazo, visitó Nicaragua durante un mes para documentar los testimonios de los pacientes, pues es un firme creyente de los beneficios que tiene dicho líquido para la salud.

Señala, sin embargo, que la medicina tradicional y los gobiernos ponen poco interés en ello, porque al ser gratuita, el agua de mar como tratamiento no genera un lucro importante. Su idea con lo observado en Nicaragua es hacer un libro e impulsar esta terapia alternativa.

¿Cómo se introduce el agua de mar como tratamiento complementario a la medicina?

René Quinton (naturalista francés) fue la persona que descubrió las bondades del agua de mar a inicios de 1900, tanto ingerida como inyectada, (porque) el agua de mar es igual a nuestro plasma sanguíneo. Él sanó personas con agua de mar y lo demostró, así consiguió que la seguridad social francesa pagara los gastos del agua de mar que iba a ser tratada para ser usada como tratamiento. Quinton preparó una serie de filtrajes en los cuales daba la seguridad de que esa agua estaba perfecta para su ingesta y para su administración en venas.

En un inicio, ¿qué tipo de enfermedades y padecimientos se trataron con agua de mar?

El agua de mar tiene la ventaja que con ella podemos tratar cualquier tipo de enfermedad, porque lo que nos hace es regenerar las partes de nuestro cuerpo que están degeneradas por la falta de alimentación necesaria, entonces el agua de mar que contiene minerales y toda la tabla periódica con sus 119 elementos, nos proporciona todo lo necesario para curarnos, nos da fuerza, nos alimenta. El agua de mar acabaría con la falta de nutrición de las personas en todo el mundo, porque contiene una cantidad de minerales muy necesarios para nuestra vida, es la única que contiene 76 minerales y por tanto regenera todo nuestro cuerpo.

¿Hay contraindicaciones en el consumo de agua de mar?

Hay un par de casos que me ha tocado ver y hay que poner un punto de atención ahí. La contraindicación, que no es contraindicación, sino que es que el agua de mar provoca un efecto en el estómago que va hacia el colon y hace una limpieza de colon; la segunda es que me he encontrado con varios casos de personas que tenían alta la hemoglobina y al ingerir el agua de mar se les disparó la hemoglobina y tuvieron que hacerse una revisión urgente, porque les estaba causando una alteración, entonces a partir de ese momento en mis conferencias digo que tengan cuidado con las personas que tienen hemoglobina alta.

¿Cómo debe ser la ingesta de agua de mar y quién debe de guiar este tratamiento?

Debe realizarse con agua que se sepa que procede de un lugar limpio, donde no exista ningún tipo de vertido de productos hacia el mar que pueden perjudicar su entorno. El agua que se va a recoger es recomendable que la tomen a 10 metros de la playa, que se metan hasta el cuello, meten un recipiente tapado, lo destapen a medio metro de profundidad, dejen que se rellene, lo tapan y lo sacan. Nosotros recomendamos la ingesta de medio litro diario de agua, la pueden tomar en tres tomas: desayuno, almuerzo y cena. A los niños no se les puede dar agua de mar antes de los 7 años, porque el agua de mar nos da energía, vitalidad, entonces un niño se va a poner hiperactivo, no podemos darle, a no ser que sea un caso que la criatura tiene cáncer u otra enfermedad que la requiere, pero en dosis pequeñas, no más de 100 mililitros.

¿Por qué es importante que el tratamiento con agua de mar sea reconocido por los gobiernos como un tratamiento alternativo?

El problema no es de las personas, el problema es que los médicos todavía son escépticos, no aceptan la medicina natural, a ellos en sus centros les hicieron la cabeza cuadrada de lo que tenían que hacer: “Ustedes tienen que seguir estas pautas, estas reglas, si no, no van a ganar dinero”, y eso es lo que están haciendo todos los médicos. Y a los gobiernos no les interesa porque no hay beneficio, es gratis. ¿De dónde van a sacar impuestos el gobierno si el agua de mar es gratuita y no se puede patentar?

En Nicaragua está reconocida la ingesta de agua de mar como tratamiento ¿qué le ha parecido la experiencia que ha conocido en Nicaragua?

Nicaragua tiene aprobada la Ley 774 (Ley de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales en Nicaragua), pero no está en uso, no está autorizada, o sea las corrientes hacia lo que es lo natural están ahí, pero están en stand by, no lo mueven, hay mucha oposición de médicos, porque no les conviene bajo sus intereses. En el Instituto de Medicina Natural están formando personas, pero están formando de las personas para acupuntura, homeopatía, terapias que ya están introducidas, pero cuando vamos a terapias de plantas medicinales o agua de mar, están totalmente quietas y es lamentable, porque por las redes, por las noticias, circula que Nicaragua está a la cabeza de las terapias naturales y he visto que no es cierto, quizá algún día lo hagan, no lo sé, pero por el momento no está. Las clínicas a las que yo he ido, que son lugares donde se recoge el agua de mar de la playa, llevan 8 o 10 años y la gente va a recogerla y se lleva la que quiere y es gratuita, eso es una gran ventaja, pero (dichas
clínicas) no tienen nada que ver con el gobierno, son privadas, entonces vienen muchas personas que recogen el agua de mar y hemos hecho entrevistas y he visto que verdaderamente hay personas que se están curando y que se han curado de muchas cosas.

Tomando en cuenta que por un lado están los beneficios del agua de mar de los que usted habla y por otro esa supuesta falta de voluntad gubernamental y del gremio médico por introducirla como tratamiento ¿qué futuro tiene el agua de mar dentro de la medicina?

El agua de mar tiene un gran futuro, enorme, más de lo que llegamos a imaginar, porque mientras no exista una ley que prohíba que una persona saque agua de mar, las personas pueden tomarla perfectamente, no hace falta que la recete ningún médico. Entendamos una cosa muy importante: el agua regenera nuestro cuerpo, cada día en nuestro cuerpo mueren trillones y trillones de células y se recomponen trillones y trillones, y por eso debemos aportarles los minerales necesarios y nutrientes que tiene el agua de mar.

El expertoEsteban Tarazaga Carrazo. Alejandro Sánchez / END

Esteban Tarazaga Carrazo
Nacionalidad: Barcelona, España.

Especialista en medicina natural.
Terapeuta profesional
Investigador del agua de mar.

  • 10 mil expedientes existen en el dispensario marino central, ubicado por la iglesia Santo Domingo, en Managua.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/374130-agua-mar-regenera-todo-nuestro-cuerpo/

Descubren un océano a 644 km por debajo de la superficie de nuestro planeta

Tras discutir y teorizar durante décadas, los científicos informan que, finalmente, han descubierto un gran océano en el interior del manto de la tierra de un tamaño tal que podría llenar tres veces los océanos que conocemos.

Este increíble descubrimiento sugiere que el agua de la superficie del planeta proviene del interior del planeta como parte de un ciclo integral del agua, desplazando la teoría dominante de que el agua llegó a la Tierra traída por los cometas de hielo que pasaron por aquí hace millones de años.

Cada vez más, los científicos están aprendiendo acerca de la composición de nuestro planeta entendiendo que los sucesos relacionados con el cambio climático, el tiempo y el mar están estrechamente relacionados con la actividad tectónica que vibra de forma contínua bajo nuestros pies.

Así los investigadores creen que el agua de la Tierra pudo haber llegado desde el interior del planeta siendo “empujada” hasta la superficie por mediación a la actividad geológica.

La revista Nature publica un artículo que afirma que los investigadores encontraron un pequeño diamante que apunta a la existencia de un gran depósito de agua bajo el manto de la Tierra, a unos 600 kilómetros de profundidad.

El autor principal de este estudio, Graham Pearson, miembro de la Universidad de Alberta, Canadá, dijo que “una de las razones por qué la Tierra es un planeta dinámico, es la presencia de agua en el interior. Los cambios de agua dependen de la forma en que funciona el mundo.”

Tras haber realizado numerosos estudios y cálculos complejos para comprobar sus teorías, los investigadores creen haber encontrado una gigantesca piscina de agua en una zona de transición entre las capas superiores e inferiores del manto, una región que se encuentra en algún lugar entre los 400 y 660 km. por debajo de la superficie terrestre.

Fuente: http://diarioecologia.com/descubren-un-oceano-a-644-km-por-debajo-de-la-superficie-de-nuestro-planeta