“El agua que bebemos debe estar viva”

El agua embotellada está viva?

Lo está cuando se puede mover en vórtice.

¿…?

Se trata del patrón de movimiento circular que usa el universo para mantenerse vivo. De hecho, un átomo, desde lord Kelvin hasta la física cuántica, es definido como un vórtice con un 1% de masa.

¿Es el movimiento de la naturaleza?

Desde los átomos hasta las galaxias, el ADN, la sangre que bombea el corazón, el agua de los océanos, los tornados, los huracanes, la Vía Láctea o el agujero negro que hay en su centro; todo lo vivo necesita el vórtice para mantenerse vivo. El agua está viva si donde está almacenada puede moverse en vórtice.

¿Y qué implica que se mueva en vórtice?

Implica el segundo patrón, el de orden, que en el caso del agua es una estructura molecular hexagonal. Gracias al movimiento en vórtice, el agua puede mantener esa estructura y todo lo que tiene en disolución de forma uniforme.

Aunque no podamos verla, la energía se mueve en vórtices, como el agua o los huracanes”

¿Y si no se mueve en vórtice?

En el universo todo está formateado, como en el mundo digital, y si la estructura es la adecuada, la información está bien distribuida; pero si se ha perdido la estructura, está informe.

¿Pura física?

Sí. En 1827, Robert Brown descubrió que las moléculas de agua se están moviendo constantemente y de forma espontánea a unos 1.600 km por hora. Albert Einstein lo confirmó en 1905. La pregunta que me surgió tras trabajar quince años en el sector del agua fue: ¿qué pasa dentro de una botella si el agua se está moviendo a esa velocidad?

¿Y qué pasa?

En cualquier bebida envasada en una botella cuadrada o de paredes ovales y fondo plano, las moléculas de agua sólo pueden moverse linealmente. El puzle lo completé observando cómo la naturaleza guardaba la vida.

¿Cómo?

En la forma ovoide, lo vemos en la mayoría de las frutas, las semillas y los óvulos. Aunque no podamos verla, la energía se mueve en vórtices, como el agua o los huracanes.

¿Así nació su botella en forma de huevo?

Sí, pero hay más: la naturaleza elige la forma ovoide y elige también una proporción para desarrollarse, la proporción phi.

Presente en nuestro ADN.

…Y en las galaxias. Es el patrón de crecimiento de las ramas de los árboles, las hojas de lasplantas, el organismo humano… Diseñé unabotella teniendo en cuenta ambos principios.

¿Tecnología que copia la naturaleza?

Exacto, de esa manera llegué a la conclusión de que el envase para guardar el agua, cualquier bebida, liquido cosmético o farmacéutico, no debe ser un simple contenedor.

…Debe guardar la proporción phi en una forma ovoide.

Exacto. El agua es entre el 70% y el 90% de cualquiera de estos líquidos y debe poder comportarse como lo hace en la naturaleza para preservar sus características. El agua que bebemos debe estar viva.

Pero el agua está previamente almacenada en garrafas que no son ovoides…

En cuanto la vuelves a introducir en un contenedor ovoide se estructura, digamos que recupera la memoria. En un futuro todos los envases tendrán forma ovoide, mi botella es simplemente una expresión más de la geometría de la vida que podemos incorporar a nuestra vida cotidiana organizando entornos más ergonómicos, sostenibles, saludables y armónicos.

Antiguas vasijas romanas ya eran ovoides.

Sí, y muchos productores fermentan sus vinos en tanques ovoides porque así consiguen que el vino tenga la misma calidad en todo el tanque. Y la ingeniería está utilizando la forma ovoide para los grandes depósitos de reciclaje de agua, lo vemos en Alemania, Japón y EE.UU.

No existe un modelo de computación tan complejo como para ser capaz de replicar la danza de una gota de agua”

¿Por qué?

Se han dado cuenta de que el gasto energético es mucho menor porque el movimiento en vórtice hace que los microorganismos fermenten de manera uniforme.

¿Cómo llegó a interesarse por el agua?

Distribuyendo una marca de equipos de tratamiento de agua norteamericana descubrí la tremenda sofisticación del agua.

Todavía guarda misterios para la ciencia.

Supe que una gota de agua tiene 4.000 trillones de moléculas de H2O que cada cien millonésimas de segundo cambian sus enlaces de hidrógeno, fenómeno que en biología se conoce como la danza del agua. No existe un modelo de computación tan complejo como para ser capaz de replicar la danza de una gota de agua.

Entiendo su entusiasmo.

Me enamoré del agua y me asombró que el secreto de la vida esté guardado en el elemento que nos constituye a nosotros y al planeta en un 70%. Entendí que somos seres líquidos y que el agua es un elemento vivo; que si queremos sentirnos bien debemos tener en cuenta que el agua está en el principio de todo.

¿Qué andaba buscando?

Poder aportar en la última etapa de mi vida algo que fuera significativo y que tuviera muy poco coste. Pero no he inventado nada, sólo he observado. Si construimos nuestras tecnologías respetando los patrones de orden, crecimiento y movimiento que utiliza el universo para ­crear, tendremos un mundo más sostenible y más eficiente, y eso es algo que se puede aplicar a una botella, a un edificio o a una ciudad.

Irse para crear

No vio una bombilla hasta cumplir los 7 años. Su curiosidad le llevó lejos de su pueblo, en la sierra de Granada. Durante 11 años fue profesor de Esade y consultor en management. Luego decidió poner la atención en su interior y se inició en el camino del zen hasta ser ordenado monje. En el 2004 desarrolló, junto a cuatro personas, una tecnología para reestructurar molecularmente el agua y fundó Nayadel Tecnologías Vivas. Desde entonces no ha dejado de investigar e impartir conferencias sobre las cualidades del agua como soporte y transmisor de información y la importancia de la geometría como soporte de la vida. Desde el 2012 vive en California, donde ha creado la botella Vitbot: “Allí, todo es más fácil” .

Fuente: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160307/40256299003/el-agua-que-bebemos-debe-estar-viva.html

Consejos prácticos ¿Dónde obtener agua de mar? Por Mariano Arnal

La respuesta a bote pronto es obvia: EN EL MAR. Pero hay que matizar. Muchos de los que hacen esta pregunta han oído hablar del suero o plasma de Quinton. Les suena que es agua de mar “tratada”, porque de entrada les parece algo increíble que el agua de mar tal como podemos recogerla directamente del mar, tenga tantísimas propiedades.
Si hablamos del suero o plasma de Quinton y de muchos otros preparados con agua de mar (incluida la envasada en botellas de medio litro a un litro), hemos de especificar que se encuentra en las farmacias. Tenemos por tanto agua de mar en la farmacia y en el mar.
¿Cuál es la diferencia esencial entre ambas? La principal diferencia es que en el agua de mar de farmacia, la firma que la envasa ofrece todas las garantías sanitarias que se exigen para suministrar agua para beber. Hay por tanto alguien respondiendo de la calidad sanitaria de esa agua. Y por supuesto, eso tiene un precio.
En cambio, respecto al agua de mar que tomemos nosotros directamente del mar, la garantía sanitaria nos la hemos de buscar nosotros mismos. Somos nosotros quienes nos hemos de asegurar de que el agua que captamos del mar, no está contaminada.
¿Cómo podemos saber si el agua que tomamos del mar está contaminada o no?
Es cierto que el mar sufre numerosos episodios de contaminación. Pero estamos muy lejos de poder afirmar que es peligroso tomar directamente agua del mar porque éste está mayormente contaminado. Eso no es así.
Tenemos dos clases de criterios para saber si podemos recoger agua de mar con confianza en un lugar determinado: unos indirectos y otros directos.
Criterio indirecto, pero en principio bastante certero sobre la fiabilidad sanitaria del agua de mar, son los controles diarios que hacen las autoridades sanitarias en las playas bajo su control. Cuando colocan en la playa BANDERA VERDE significa entre otras cosas que habiendo realizado el preceptivo análisis bacteriológico, han comprobado que no hay en el agua gérmenes patógenos. Por consiguiente, si sufre uno un revolcón por una ola y se pega una buena bocanada de agua, se le podrá romper un brazo, según sea el revolcón, o podrá sufrir una diarrea si la bocanada es cuantiosa; pero no pillará una infección, porque no hay con qué. Es fácil concluir de ahí que si las autoridades sanitarias garantizan que te puedes pegar un trago sin riesgo, también puedes cargar ahí mismo una botella o una garrafa de agua y llevártela para casa, sin riesgo alguno de contaminación por beber esa agua.
Donde no hay ese control sanitario, no es prohibitivo hacérselo uno mismo. Elija un lugar donde le conste que no hay vertidos ni industriales ni urbanos. Recoja de ahí varias garrafas de agua, y lo más probable es que la esté recogiendo de calidad. Para asegurarse, tome una muestra de esa agua y envíela al laboratorio o a la farmacia para que le hagan un análisis bacteriológico estándar para comprobar su potabilidad. Con sólo una recogida de varias garrafas, amortiza de sobras el precio del análisis (muy asequible) y tiene la tranquilidad absoluta de que el lugar que usted ha elegido para proveerse de agua de mar, es fiable. Si por cualquier circunstancia le asaltan las dudas, vuelva a hacer el análisis.
¿Y los metales pesados, y los venenos, y los demás vertidos?
No vamos a negar la contaminación no ya del mar, sino de todas las aguas, de los suelos, de la atmósfera, porque ahí está. Pero lo que tampoco haremos, es estar echándole nosotros mismos, cada uno de nosotros mediante los motores de combustión, venga veneno al aire que respiramos; y mientras hacemos esto, dedicarnos a llorar la contaminación del mar (que nos cae más lejos y son otros quienes lo contaminan), o la del espacio extraterrestre, que haberla, hayla, y que nos cae aún más lejos.
Contaminación, hay la que hay, y hemos de aprender a manejarnos con ella, como nos manejamos (¡tan ricamente!) con los pesticidas, insecticidas y fertilizantes, que antes de contaminar las tierras, las aguas y finalmente el mar, han contaminado la comida que nos llevamos a la boca. Pero de momento, las cosas son así: o vivimos con esos recursos malditos, o no vivimos.
¿Y en el mar? Pues resulta que el mar es la inmensidad de la tierra, y por ahora su estómago, sus pulmones, su hígado, sus riñones y muy probablemente, su cerebro. Aparte de la insondable inteligencia del agua (añádele el más completo cóctel de sales, y será el no va más de la sapiencia); aparte de eso, el mar tiene una altísima salinidad comparativa (36 por mil). Asociemos sal a incorruptibilidad; asociemos sal a conductividad; asociemos sal a metabolismo y podremos hacernos una idea del inmenso trabajo que hace el mar en el planeta, en la biosfera, gracias a su alta salinidad. No hay en todo el planeta, nada capaz de plantarle batalla a la salinidad del mar y vencerla. Ni lo hay, ni lo habrá. Bástenos observar que el mar no ha hecho más que incrementar su salinidad. Por algo será. Nosotros, con la inmensa mayoría de los vivientes, nos hemos quedado con la salinidad arcaica de 9 por mil, la del mar primigenio en que se originó la vida. El mar actual la cuadruplica y por tanto nos cuadruplica en algo tan sumamente vital como la sal.
Pero es que el mar tiene además otra característica extraordinaria, increíble, que le defiende de cualquier agresión: el mar tiene un movimiento interno tan perfecto, es una batidora tan sumamente eficiente, que la dispersión de las sales que contiene es homogénea en todos los mares del mundo. Por su contenido en sales y elementos, cada gota de agua del mar es igual a otra gota, proceda del mar que proceda. Varía la densidad, básicamente a causa de la temperatura, pero no la composición. El mar es uno. Por eso los vertidos al mar, sean los que sean, tienden a dispersarse y por tanto a convertirse en nada en su inmensidad.
Pero aún hay un tercer factor en el mar, que lucha con una eficacia avasalladora contra cualquier intento de corrupción de sus aguas: es la altísima densidad microbiana. El agua del mar bulle de vida microscópica, ávida de alimento. Los microorganismos que la pueblan, acaban con todo: nunca falta un especialista en la ingestión y consiguiente vitalización de cualquier cosa que le echen. Los microorganismos del mar luchan denodadamente por compatibilizar con la vida todo lo que está a su alcance.
Y por si faltaba algo, está el pH. No es por nada, pero resulta que nuestras enfermedades prefieren, y por tanto retroalimentan un medio ácido. Y mira por dónde, el agua de mar está en el polo opuesto: es alcalina. Frente a un pH en torno al 5 de las zonas enfermas de nuestro medio interno, el agua de mar nos ofrece un pH en torno al 8.5: mal han de vivir por tanto nuestros patógenos en contacto con esa agua.
Creo que todos éstos son motivos suficientes para que nos acerquemos al mar con confianza. A pesar de la acción humana contra él. Conozcámosla simplemente, y defendámonos de ella. No es tan difícil. Usando un mínimo de prudencia, el mar está a nuestro alcance.
Ya tengo agua de mar. ¿Qué hago con ella?
Realmente el agua de mar es un recurso de enormes posibilidades. Podemos usarla fría y caliente, en forma de agua, de vapor, de hielo y de gelatina. Podemos emplearla para beber, para baño, para higiene bucodental, para irrigaciones nasales, para inhalarla, para fricciones, para apósitos, para inyectar, en enema. También en la cocina hace un papel extraordinario: desde su empleo como sal líquida, a complemento perfecto de cualquier jugo, infusión, cóctel, etc.
Vamos a pensar ahora sólo en una de sus muchas aplicaciones: en beberla. Si pensamos en beber agua de mar, hemos de elegir en principio si la beberemos hipertónica (sin rebajar) o isotónica (rebajada en la proporción 3+1: 3 partes de agua dulce, más 1 de agua de mar). Tanto en una forma como en otra, se puede mejorar el gusto añadiéndole zumo de limón. Y sea cual sea el formato, hay que decidir si se toma mucha de golpe o se va tomando a pequeños tragos.
Para decidir eso conviene saber básicamente si se prefiere usar el agua de mar como purgante (laxante por tanto) o como nutriente. En el primer caso, la mayor parte de las sales ingeridas, se pierden. En el segundo caso, se retienen totalmente. Para la primera opción va mejor el agua sin rebajar y tomada lo más seguida posible. A estos efectos se suele preferir tomarla en ayunas. Si se pretende beberla como nutriente, puede hacerse o convirtiéndola en isotónica o directamente hipertónica. Tanto en un caso como en otro, hay que procurar beberla a pequeños sorbos si es hipertónica y a pequeños vasos si es isotónica espaciados entre sí para evitar que la acumulación de sal en el intestino tenga efecto laxante.
En cuanto a la cantidad, si tenemos en cuenta por una parte la sal que ingerimos, y por otra la excelente calidad de esta sal (muy compensada por la gran variedad de elementos que la componen), un cuarto de litro será una buena cantidad de referencia, puesto que no representan una carga excesiva para nuestro organismo sus 9 gramos de excelente sal. Excepto que se tengan problemas renales o de hipertensión, en cuyo caso habría que empezar por cantidades menores y estar muy atento a las reacciones del organismo.
En cualquier caso, lo ideal es que el agua de mar desplace a cualquier sal que se consuma en la cocina, con lo cual se mantiene el equilibrio salino.

El agua del mar, una ayuda contra el sobrepeso

Un estudio concluye que existe una acción multifactorial del agua de mar sobre el metabolismo de azúcares y grasas.

El agua del mar, una ayuda contra el sobrepeso
El agua del mar se usa para elaborar complementos alimenticios.

 

Hasta ahora, las recomendaciones de consumo de agua de mar microfiltrada en frío se han apoyado  en la necesidad de reponer minerales como el magnesio, potasio y calcio, que suelen ser escasos en nuestra alimentación.

El Dr Hwang y su equipo de Departamento de Biotecnología de la Universidad de Daegu, investigaron en el estudio el uso del agua del mar en la lucha contra la obesidad y la diabetes. Su estudio demostró que, tras 84 días de consumo, una alimentación complementada con agua de mar ayudaba a reducir en un 7% el peso corporal y los niveles de glucosa en un 35%, al tiempo que daba lugar a una mayor tolerancia a la glucosa. El estudio concluyó que existe una acción multifactorial del agua de mar sobre el metabolismo de azúcares y grasas.

Es un complemento alimenticio, pero no debe sustutir a ningún alimento

Aunque el estudio destaca los beneficios del agua de mar para mejorar la tolerancia a la glucosa, se aconseja a las personas diabéticas que consulten con su médico antes de tomarlo.

En los últimos años algunos nutricionistas han incorporado el consumo de agua de mar (microfiltrada en frío para que conserve sus propiedades) como complemento alimenticio. Según explica Juan Alberola, director farmaceútico deLaboratorios Quinton, el agua de mar consumida de este modo proporciona los elementos y oligoelementos orgánicos, en dosis balanceadas y adecuadas, imprescindibles para una correcta nutrición celular y desarrollo de un óptimo metabolismo.

En opinión de los expertos consultados, el agua de mar debe entenderse como un complemento alimenticio, nunca como sustituto de ningún alimento. Así, lo ideal es adquirirlo como un posible hábito saludable, que se una a la práctica regular de deporte, al consumo de verduras, legumbres y hortalizas, así como al consumo de agua mineral.

Fuente: http://www.mujerhoy.com/belleza/dietas/201603/09/agua-ayuda-contra-sobrepeso-20160309104427.html

Medicina Complementaria, ley y agua de mar

Solo Nicaragua y Cuba se han dado cuenta que para ayudar a su pueblo tienen que ver la medicina y la salud como un pastel muy grande y que el permitir que el dinero, el poder y el contubernio hayan logrado que exista un monopolio real donde solo una parte del saber humano se haya impuesto, sin demostrar tener la capacidad de resolver todos o la mayoría de los problemas, y hasta lográndolo siendo solo una pequeña tajada, ocultando limitaciones y desconocimientos, que cada día desayudan más y se convierten en males tan graves o peores que los que dicen combatir.

Nicaragua, el país del gran Rubén Darío, en una medida inédita en Octubre del 2011 creo la “Ley 774 de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales” (https://www.youtube.com/watch?v=4BsYaD8l6vw ), siendo el primer país a nivel mundial que reconoce que nadie es único dueño del conocimiento, de la vida y la salud, y que la vida llegó hasta aquí gracias a algunas de estas Terapias ahora legales, que tienen si acaso no poquitos cientos de años, sino millones con un conocimiento empírico de la naturaleza y sus leyes, que se va perdiendo ante prohibiciones y haciéndonos más pobres, sin saber que nos deparará el futuro y de qué tendremos que echar mano.

Es injusto que la cultura milenaria de la humanidad sea mutilada por centros de poderes, donde la salud se convierte en negocio y la efectividad se retrata en estadísticas que aun maquilladas exponen realidades.

Cuba hace unos meses aprobó una ley similar, aunque desde hace años, dada su falta de dinero y espíritu desarrollista, venían trabajando muy seriamente en ellas.  Luce que la nicaragüense es más amplia.

Las cúpulas dominicanas han estado muy ocupadas en sus afanes monetarios y de poder personal y partidario, para que estas nimiedades les quiten el sueño.

Acabo de ponerles un enlace arriba para que vean y oigan sobre esta ley y un pastel de salud mucho más amplio con la posibilidad de que los pueblos pobres dejen de morirse y ser explotados con medicamentos caros, peligrosos, inefectivos, con reacciones a veces peores que la misma enfermedad que tratan de controlar, raramente curar.

Verán lo que pasa en Haití, África y quien dice que no, en las zonas pobres de nuestro país, que comen galletas de lodo.  Mezcla de lodo, agua, aceite si se consigue, secadas y masticadas para llenar un estomago hambriento que no espera, con minerales, microbios y parásitos, que les hacen parecer gordos, y que se los comen por dentro, cuando están rodeados de mar, que tiene el agua más pura y desinfectada que existe, llena con los 121 minerales de la tabla periódica, con 8.4 pH, con los códigos de nuestra creación hace quizás unos 5,000 millones de años, que no daña sino cura y alimenta.  Los peces se nutren del mar y no tienen enfermedades y menos cáncer.

El agua de mar tiene unos 32 gramos de sales y minerales por litro.  Los fluidos de nuestro cuerpo unos 9-10 gramos por litro.   Todo microbio o desperdicio humano que cae al mar, son destruidos casi instantáneamente por algo que se llama presión osmosítica, que los seca y mata con cerca de 40 atmosferas de presión.  Si no fuera así los mares, nuestras letrinas por siglos, serían una inmensa olla de microbios y patógenos.

No es cierto que el tomar agua de mar tape los riñones, ni que está contaminada, ni que es dañina.  Nos bañamos y tragamos de ella, nos limpia los ojos, la nariz y la piel.    Solo debemos filtrarla como el agua de rio para eliminar arena y basura, que tampoco hacen daño.

Casi vivimos de vender sol y mar al turismo extranjero, no acostumbrado a nuestros patógenos.  Bañistas usan la cloaca de Güibia sin enfermar y el rio Isabela en su desembocadura es la gran piscina de los pobres.

En el aire que respiramos 18 veces por minuto, en cada aspiración entran a nuestros pulmones más de 90 millones de microbios, y aun seguimos vivos sin medicamentos.  No se dejen confundir, lean y razonen.

Fuente: http://www.7dias.com.do/opiniones/2016/02/22/i205724_medicina-complementaria-ley-agua-mar.html#.Vsr4ePnhCJE

 

EL AGUA: UN BIEN UNIVERSAL por Pedro Pozas

“Aunque una gota de agua simboliza el nacimiento de la vida, la pureza del alma y el espíritu de paz que envuelve el planeta Tierra, el reloj del tiempo ha demostrado que detrás del vital líquido, se esconde una triste historia que saca a relucir la ancestral miseria espiritual del hombre”

Nada parece haber cambiado desde que se celebró en Zaragoza en 2008 la exposición Internacional como único tema exclusivo: Agua y desarrollo sostenible. Las buenas intenciones de algunos y el negocio de otros, han hecho una vez más, que los llamamientos y acuerdos queden en simples anécdotas y titulares de los periódicos sin que no exista un compromiso por parte de las naciones participantes y menos de España como anfitriona. La denominada Carta de Zaragoza, ha quedado en el olvido como la Carta de la Tierra de 2002 en Brasil. Si es cierto que hubo buenas propuestas y debates interesantes, pero como siempre, los políticos que al final son los que tienen que llevar las decisiones al parlamento para su aprobación, quedaron en solo eso, palabras que hoy día están olvidadas en el pasado, mientras que las multinacionales y la privatización del agua se extiende como una plaga en todos los países de la Tierra.

Solo el 3% del agua del mundo es dulce, el resto es salado. De ese 3%, el 99% de esta agua dulce se encuentra a gran profundidad bajo tierra o en forma de glaciares y casquetes de hielo. Sin embargo, si el agua fuera distribuida justamente, el 1% bastaría para satisfacer las necesidades de la población mundial. Sin embargo al consumo de los seres humanos, hay que añadir el derroche de agua en la agricultura para alimentación y pastos para los animales, así como el empleado por las industrias de todo tipo que colapsan el acceso de agua para las poblaciones humanas. A esto además hay que añadir las privatizaciones que deberían ser ilegales y las empresas que comercian con el agua apoderándose de acuíferos y manantiales que son propiedad de los ciudadanos, para después vender sus botellas de agua a precio de oro.

Cada vez más, la escasez del agua está siendo un grave problema mundial. Cerca de 1.400 millones de personas en el planeta no tienen acceso a este elemento tan preciado para los seres vivos. El cambio climático que se está acelerando de una forma irremediable y con consecuencias catastróficas, contribuye sin duda al acceso de agua potable, por lo que muy pronto los conflictos entre países que comparten cuencas transfronterizas y que afectan a 145 países como el Nilo, Amazonas, Congo, Mekong o Danubio entre otros, serán corrientes y con consecuencias muy graves para las poblaciones humanas. Ya se están produciendo refugiados medioambientales que se juntan con los originados por los conflictos bélicos. La situación es caótica y el mundo occidental mira hacia otra parte sin saber que sufriremos igualmente tarde o temprano la escasez de este bien común tan necesario para la vida. No somos conscientes que 6.000 personas mueren diariamente por consumir agua en mal estado y tres millones y medio de niños mueren al año por causa de infecciones relacionadas con el agua no potable. Pero además de necesitar agua para vivir, necesitamos alimentos para comer y estos principalmente necesitan de recursos hídricos que cada vez escasean más principalmente en países que hemos llamado tercermundistas sin ningún pudor.

Cada vez que abrimos el grifo y sale agua potable sin necesidad de recorrer kilómetros para llenar un cántaro de agua o sin temor a que esté contaminada o dejando el grifo abierto mientras nos duchamos….no sabemos valorar lo que tenemos y los privilegiados que somos y sin embargo hemos transformado el agua en un negocio consentido por la ciudadanía. El agua que se emplea en agricultura y en la industria que supone un 90% de la disponible, no debe ser subvencionada por las instituciones y así

se evitaría el gran derroche de agua potable en nuestros campos y plantas industriales. La globalización ha transformado en “negocio” el abastecimiento de agua hasta el punto que muchos políticos intentan privatizarla y que queden en manos de multinacionales hipotecando nuestro futuro y el de las generaciones futuras.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el 28 de julio de 2010 una resolución que establece que el acceso a fuentes de agua potable y segura, como también el saneamiento, son un derecho humano esencial para el goce pleno de la vida y de todos los derechos humanos. En esta resolución, la ONU llama a “los Estados y Organizaciones internacionales a proveer recursos financieros, construcción de capacidades y transferencia tecnológica, a través de asistencia y cooperación internacional, en particular a los países en desarrollo, para poder aumentar los esfuerzos para suministrar agua potable, segura y saneamiento para todos”. Sin embargo, todo queda en simples esperanzas de unas palabras y acuerdos que no se cumplen mientras que existan multinacionales que quieran explotar el gran negocio del agua y se lo permitan los políticos de turno. Los ciudadanos deben tener el control de los recursos hídricos para evitar los abusos existentes en la actualidad. La venta de agua en restaurantes, centros comerciales, parques temáticos, etc, debería estar prohibida por Ley en base a la resolución de las Naciones Unidas. El agua debe ser un bien gratuito y un derecho de todos los humanos y seres vivos. Es gracioso comprobar cómo cuando una resolución de este organismo beneficia a las empresas y políticos se pone de inmediato en práctica y como en estas otras que favorecen la protección de los ciudadanos y la soberanía alimentaria, no se pongan en práctica bajo ningún concepto. Todo esto tiene que cambiar si queremos vivir en una sociedad justa, en un mundo donde los recursos de subsistencia sean compartidos por todos los seres humanos. Mientras exista el hambre y la muerte de millones de personas por falta de alimentos o de agua, no podremos considerarnos humanos porque somos cómplices de asesinato masivo a nuestros semejantes.

Las políticas existentes en la mayoría de los países del planeta incluido el nuestro, permiten que además de las sequias y la falta de agua potable, se contaminen los ríos y los acuíferos sin que existan duras penas para quien lo realiza, permitiendo que muchas industrias estén junto a ríos para extraer el agua necesaria y después expulsar la contaminada. No hay una planificación y conservación del agua que sea rígida y contundente, que castiguen ejemplarmente las malas prácticas. Muchas denuncias quedan archivadas por las propias Comunidades Autonómicas a pesar de ser cursadas por las autoridades competentes. Todo es un caos, hasta que nos demos cuenta de nuestro error y sea tarde rectificar.

Detrás del agua embotellada se esconde uno de los mayores negocios que existen y que se encuentra poco regulado. Según Marta González, estas industrias abusan de poblaciones locales de todo el mundo y se han gastado millones de dólares en convencer a los consumidores de que beber agua embotellada es más saludable y beneficioso que hacerlo de la del grifo. El mercado mundial está dominado por compañías como Nestlé, Coca-Cola y Pepsi entre otras según esta investigadora y a través de conocidas marcas. La mayoría de los casos su labor consiste en extraer millones de litros de agua, embotellarlas, transportarlas y venderlas a precio muy por encima del que tiene la del grifo. En España por lo que vale medio litro de agua embotellada, se pueden obtener cientos de litros de agua corriente. Los expertos según Marta sostienen que no hay pruebas que demuestren que una es mejor que otra. Es más argumenta, que muchas plantas embotelladoras están peor vigiladas que las canalizaciones públicas.

En mi viaje a DF México, pude comprobar cómo los anuncios de beber agua en botella esta por todos lados e incluso en el metro lo anuncian continuamente. En los

hoteles te dan de forma gratuita dos botellas de agua cada día. En lugar de sanear el agua potable, las autoridades permiten que el negocio del agua embotellada se extienda por todo el país con grandes beneficios para las multinacionales que lo explotan.

Tal vez no seamos conscientes de ello, pero nuestros hijos y posiblemente nuestros nietos, sufrirán sin remedio las consecuencias de nuestros abusos y la falta de interés por conservar nuestros recursos de una forma adecuada.

No debemos olvidar en ningún momento de los miles de muertos que se producen a diario por falta de agua potable, de esos niños que por no poderse lavar las manos con agua, cogen infecciones mortales. Hay recursos para evitarlo como el que se lleve agua de mar para su aseo personal, pero el sistema globalizador está formado para que los pobres sean más pobres y no puedan disfrutar de los mismos recursos que nosotros y eso se llama “asesinato”. Lo queramos o no, somos cómplices de ello y tenemos que luchar para cambiar este sistema capitalista que no detecta a seres humanos, solo el negocio y el dinero es su principal divisa, pasando por encima de la vida y del bienestar social.

En 2003, el tercer foro mundial sobre el agua celebrado en Kyoto por los Pueblos Indígenas, declararon que ellos se comprometían “a honrar y respetar el agua como un ser sagrado que sostiene toda la vida. Nuestros conocimientos, leyes y formas de vida tradicionales nos enseñan a ser responsables, cuidando este obsequio sagrado que conecta toda la vida”. Cuando el agua es concebida como sagrada, no tiene precio y su valor transciende la especie humana. Cuanta sabiduría podríamos aprender de los pueblos indígenas, cuanta ignorancia ostentamos al creernos ser superiores a nuestra madre La Tierra.

PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)
http://igualdadsimios.blogspot.com.es/

El Agua de Mar. La Gran Solución a la Humanidad

Vivimos en un planeta mal llamado Tierra que debería llamarse “planeta Agua”, dado que en un 70% es agua de mar. Curiosamente el planeta guarda la misma proporción que nuestro cuerpo, es decir, un 70% agua y un 30% minerales que hemos adquirido del planeta y cuando morimos, los devolvemos a su origen.
Lo más importante es que el 97,5% del agua que existe es agua de mar, siendo tan sólo un 0,5% de agua dulce y el 2% restante inservible en los polos. El agua existente en nuestro cuerpo también es agua marina como podemos comprobar por el sabor salado de cualquiera de nuestros flujos corporales (lágrimas, sudor, sangre, etc.).
Reconocer algo tan lógico y sencillo como esto explica el porqué el uso del agua de mar supondría una gran solución a muchos de los problemas de salud del ser humano. 10 millones de niños mueren cada año por desnutrición en el 3er mundo, mientras un 60% de niños de países desarrollados están enfermos por obesidad y mala nutrición. Todos ellos podrían ser bien nutridos con el agua de mar.
El agua de mar no es agua salada, de hecho no contiene sal propiamente dicho como cloro hidrato sódico. Su sabor salado se lo da el sodio en estado orgánico junto con los 118 elementos de la tabla periódica, incluyendo elementos como el oro, la plata y el uranio, todos ellos imprescindibles, en forma orgánica, para el ser humano. De hecho el agua de mar, junto a sus carbohidratos, grasas, proteínas, aminoácidos esenciales, ácidos nucleicos y vitaminas, es el mejor alimento existente para un ser humano, puesto que todos salimos del mar.
Tan sólo con que en los goteros de los hospitales se cambiara el suero fisiológico, (compuesto por un 9% de cloro hidrato sódico y 91% agua destilada) por agua de mar isotónica (9% de sopa marina y 91% de agua), se salvarían decenas de miles de vidas todos los días. Científicos como el Dr. Ángel Gracia en la Universidad de Tenerife han realizado experimentos en perros extrayéndoles toda la sangre y reemplazándola por agua de mar, siendo los resultados totalmente satisfactorios para el animal. El agua de mar isotónica es lo más parecido a la sangre humana y podría utilizarse en gran medida para transfusiones en personas.
En 1904 el científico René Quintón comprobó los beneficios terapéuticos y preventivos para los humanos y animales curando plagas de desnutrición, tuberculosis, tifus y cólera, salvando cientos de miles de vidas humanas. Sin embargo Quintón fue ninguneado por la comunidad científica y relegado a la posición de hereje de la ciencia, como tantos otros científicos que han aportado grandes beneficios a la humanidad como por ejemplo Nicola Tesla.
Muchos los grandes mamíferos marinos, como las ballenas, se nutren exclusivamente de la sopa marina que contiene el agua de mar, teniendo en cuenta que no hay grandes diferencias biológicas entre ellos y las personas.
Aún con todas estas evidencias ¿Por qué no se conocen los beneficios del agua de mar para la nutrición y la salud humana? La respuesta es sencilla: porqué no es negocio para las compañías farmacéuticas transnacionales que financian y manipulan todas las investigaciones científicas creando dogmas como el de “¡no bebas agua de mar que te mueres!” o “si bebes agua de mar se te taparán los riñones” (paradójicamente el agua de mar es diurética). El gran problema para las corporaciones que viven gracias a nuestras enfermedades es que el agua de mar es abundante, biodisponible y gratuita.
El agua de mar podemos ingerirla en estado puro, es decir, hipertónica (35 Gr. de sopa marina por cada litro) o bien convirtiéndola en isotónica añadiéndole 3 partes más de agua dulce (9 Gr. por litro) de forma que sea absorbida directamente por nuestro cuerpo, tal y como hacen en los hospitales con el suero fisiológico. El problema es que la sal común, fruto de un proceso industrial (que es cloro hidrato sódico) mata mientras que la sal marina es biógena, panatómica y biodisponible.
Para neutralizar el sabor salado del agua podemos incluirle unas gotas de limón que, a su vez, potencian su alcalinidad. Y también podemos cocinar con ella sustituyendo el agua de cocción habitual (agua con sal de la que mata) con agua de mar que nutrirá por ósmosis los alimentos que con ella cocinemos.
Recordemos que el PH del mar es 8.4 y alcaliniza el medio interno de un organismo además de nutrirlo. Como dijo Otto Warbürg: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no pueden haber enfermedades, incluido el cáncer.”.
Pero hay más formas de beneficiarse del agua de mar. Siempre se han sabido las propiedades terapéuticas del mar para la piel, enfermedades infecciosas y problemas respiratorios. Esto se debe a que nuestra piel es permeable y tenemos numerosas cavidades por las que penetra nutriéndonos y llevando a nuestros órganos el ADN reparador del origen como código genético original para nuestra propia auto reparación.
Y esta es la prueba quaguademar2e desmonta los argumentos de los científicos detractores y habitualmente al servicio de las grandes farmacéuticas del uso del agua de mar con fines terapéuticos dado que admiten que podemos bañarnos en ella pero no ingerirla.
Otro gran argumento de los detractores del agua de mar es que está contaminada. Contaminación no es lo mismo que polución. No es posible que el agua de mar se pueda contaminar con microbios de procedencia terrestre. El fenómeno de la ósmosis los destruye al igual que la sal común destruya los microbios comunes y permite la conservación del jamón o del bacalao.

Otros beneficios del agua de mar
Además de los innumerables beneficios para la salud humana el agua de mar podría ser utilizada masivamente para otros usos también muy importantes como la ganadería, la agricultura, la higiene e incluso la economía.
Millones de cabezas de ganado mejorarían su salud, su calidad de vida y su producción tan sólo sustituyendo las bolas de sal común que los ganaderos están obligados a darles para que no mueran por agua de mar. De hecho en algunas granjas ya lo están haciendo y se han sorprendido al ver que su ganado ha crecido un 35% más y han evitado el uso de numerosas vacunas y antibióticos que son ingeridos por las personas en forma de alimento.
En la agricultura hay millones de hectáreas desperdiciadas por falta de riego que se podrían regar con agua de mar, con lo que se nutrirían de todos sus minerales y permitirían cultivar incluido el propio desierto. De una hectárea de tierra estéril que regáramos y nutriéramos con agua de mar viviría una familia entera.
En el Estado de Eritrea y en Senegal ya están funcionando hace muchos años los llamados “oasis marinos” donde mediante canales transportan el agua de mar al interior del país, agua que va nutriendo camarones y peces en su camino, y cuando llega a su destino riega los terrenos donde se cultivan las plantas halófilas como la Salicornia (con un 40% de proteína) o el mangle.
Esos espacios verdes ganados al desierto son fertilizados orgánicamente con el agua de mar con acción plaguicida y herbicida, que se evaporan y atraen lluvias, insectos, y vida en general. Miles de hectáreas son regadas con agua de mar en todo el mundo a pesar de la ignorancia de los expertos.
Del cultivo de la Salicornia producimos proteínas y aceites para el ser humano, pienso para el ganado, materiales para la construcción y oxígeno para el medio ambiente. Y no tan sólo sería beneficioso para esos países del tercer mundo, la mitad de los seres humanos vivimos en los 734.000 Km. de costa de un planeta en el que el desierto gana día a día terreno.
Quedan muchas otras utilidades del agua de mar que aportarían grandes ventajas a la sociedad, como su uso para sustituir el agua dulce en la limpieza de calles de las ciudades, lo que aportaría una acción plaguicida añadida a la limpieza en sí, y otras tantas aún por descubrir. Pero gracias a la acción de un grupo de personas que están dedicando de forma altruista su vida a la difusión de este conocimiento olvidado, hoy en día los grandes medios de comunicación ya empiezan a hacerse eco y ya podemos encontrar en algunos supermercados agua de mar embasada para uso alimenticio.
En ese sentido le invitamos a usted a que, primero se informe al respecto y, en cuanto compruebe lo que el agua de mar puede aportarle a usted y a su familia, lo difunda en beneficio y por amor a la humanidad.

Miguel Celades Rex
Director de los Congresos Ciencia y Espíritu
http://www.elaguademar.com

Fuente: http://almayluz.es/el-agua-de-mar-la-gran-solucion-a-la-humanidad/

Último programa de La Nit del Ornitorrinc en COPE, a debate el agua de mar y otras conspiraciones, con Miguel Celades

Divertidísimo último programa donde pongo un “examen sorpresa” a sus directores Carlos Garde y José Miguel Cruz sobre las mayores conspiraciones de las que se ha hablado en el programa.

Carlos sale con un aprobado alto, pero Cruz tiene que repetir curso, lo siento, “hay maderas que no agarran el barniz”.

Y siempre es una pena cuando un ciclo termina. Ha sido un placer trabajar durante tantos años con estos dos pedazo de profesionales. ¡Que la fuerza os acompañe amigos!

La Nit de L’ornitorrinc

______ . . . ______
Con Carlos Garde y José Miguel Cruz
Web: www.lanochedelornitorrinco.com
Facebook: www.facebook.com/nitornitorinc
______ . . . ______

la nit del ornitorinc

Miquel Celades aprovecha su última sección para examinarnos de conspiración. Hasta qué punto ha aprovechado estos años para abrirnos la mente? Gracias Miquel.

http://www.ivoox.com/301215-exopolitica-examen-conspiracion_md_9919424_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Nicaragua es el primer país que adopta la ingesta de agua de mar como medicina oficial

El agua de mar es el producto más abundante del planeta después del aire. Por su composición similar a la del plasma sanguíneo facilita la recuperación de la salud en todos los casos que se utiliza. Esto se ha comprobado en Nicaragua donde el gobierno ha tomado una decisión trascendente en base a resultados médicos comprobados: la ingesta de agua de mar es medicina oficial en ese país, igualándola con la medicina tradicional en términos legales y de aplicación de tratamiento para las más diversas enfermedades.

agua%20de%20mar%207

El Proyecto de Dispensarios Marinos en Nicaragua abarca una población de más de 20 mil pacientes en 60 dispensarios ubicados en Managua, su capital, y en las principales cabeceras departamentales del país.

La directora de la Clínica Santo Domingo de esa ciudad, promotora del primer dispensario marino de Centroamérica, es la Dra. María Teresa Ilari, quién imparte mensualmente conferencias a nivel nacional para difundir esta nueva medicina y además, representa a Nicaragua en los congresos internacionales que tratan la ingesta de agua de mar.

La Red de Medicina Natural tiene como coordinadora a la religiosa Julie Marciacq, que distribuye el agua de mar a los centros del Ministerio de Salud y a los dispensarios que no pueden autoabastecerse. También difunde el consumo y suministra agua de mar a más de 2 mil campesinos/as afectados por el insecticida Nemagón que causo muchas enfermedades a los trabajadores de las plantaciones de banana.

TERESA DOS

El agua de mar se distribuye gratuitamente y se extrae en los mares, aunque en Europa ya se comercializa con el nombre de Plasma de Quinton. Gracias a los trabajos de investigación y difusión de la Fundaciones Aquamaris (España,www.aquamaris.org ), Seawater (Miami,www.seawater.org ), y PRODIMAR (Proyecto de Dispensarios Marinos, de Colombia) sobre el uso terapéutico y nutricional del agua de mar, se ha comprobado en Nicaragua los beneficios del consumo oral del agua de mar en la recuperación de la salud y la desnutrición humana y animal.

La ingesta diaria de un promedio de 500 ml de agua de mar pura (hipertónica), con una composición en iones y oligoelementos equivalente a la del plasma sanguíneo y el medio extracelular, ha permitido rápida mejoría en problemas alérgicos, insomnio, dolores musculares y articulares, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, cirrosis hepática, gastritis, úlceras varicosas crónicas, insuficiencia renal, etc. También se aplica tópicamente en las enfermedades de la piel.

comercio

Como es beber agua de mar

Estos resultados están registrados en los expedientes médicos de la Clínica Sto. Domingo en Managua. Los pacientes logran reducir o descontinuar los medicamentos que anteriormente tomaban, y muchos de ellos son dados de alta totalmente recuperados. El Dr. Alfredo Ruíz, docente de la Universidad Politécnica de Nicaragua, realiza un seguimiento de 6 meses a pacientes consumidores de agua de mar, comprobando los avances.

Las autoridades de salud observan el fenómeno y van capacitando a médicos y enfermeras del sistema público de salud además de difundir los resultados de los ensayos clínicos efectuados en la Universidad de Antioquia (Colombia) y la casuística nacional e internacional.

Para ello las autoridades de ese país organizaron en conjunto con la Dirección de Atención Médica del Ministerio de Salud (Dr. Carlos Jarquín, Director) y con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, sedes de Managua (Dr. Freddy Meynard, decano) y León ( Dr. Rodolfo Peña, decano), el segundo curso de terapia con agua de mar.

Con respecto a la contaminación marítima, los microorganismos patógenos de procedencia accidental terrestre se inactivan en el mar por diferentes mecanismos que versan en el libro del Dr. Ángel Gracia y del Dr. Héctor Bustos: “El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica”. El examen microbiológico del agua realizado en el Ministerio de Salud ha reportado resultados satisfactorios.

Desde hace 5 años el Ministerio de Transporte y de la Alcaldía de Managua, trasladan mensualmente el agua de mar en camiones cisterna a la clínica Santo Domingo desde donde es distribuida gratuitamente a quien la solicita.

Los tratamientos han tenido efectos también económicos, por la rápida recuperación de la salud, por el menor consumo de medicamentos y por la pronta integración laboral de los enfermos. 500 ml de agua de mar consumidos durante el día, ya sea pura, diluida o mezclada con los alimentos, es la receta universal para todos los individuos, tanto para su curación como para la prevención, incluyendo desnutrición.

agua%20mar_0

El agua de mar se utiliza también en pacientes con hipertensión arterial, cardiopatías, cirrosis hepática e insuficiencia renal, quienes tienen contraindicada la sal, pero en este caso el agua de mar, tiene el cloruro y el sodio disueltos y por tanto su acción es benéfica al ser diurética.

Nicaragua esta encarando la construcción de mareductos en regiones cercanas, y no tan cercanas al mar, para facilitar la ejecución de proyectos afines en las regiones costeras del planeta. Por ser un tema novedoso, y basado en el voluntariado, su expansión va poco a poco y los beneficiarios/as son las principales fuentes de diseminación de la práctica de consumo de agua de mar.

Nicaragua, tierra de lagos y volcanes, cuna de poetas y soñadores, es pionera en el desarrollo institucional de esta práctica curativa que lleva un siglo y medio de existencia, con el Dr Quinton, mèdico frànces, como precursor de esta medicina gratuita, negada por los laboratorios, que verían afectados sus suculentos negocios a nivel mundial.

Fuente: http://elhorticultor.org/2015/12/02/nicaragua-es-el-primer-pais-que-adopta-la-ingesta-de-agua-de-mar-como-medicina-oficial/

La Hoja de Ruta de la Salud, con Miguel Celades

“La hoja de ruta de la salud”, conferencia ofrecida por Miguel Celades, en VI Jornadas Medicinas 3000 celebrado en Bigues i Riells los días 17 y 18 de octubre de 2015..

Más vídeos en: http://www.amatetv.com

Reaparece el Dr. Ángel Gracia y nos regala dos nuevas “gotas de agua de mar”.

ANCIANOS AHOGADOS
Ahogados por estar amarrados a sus camas con arneses, como si fuesen animales de tracción, murieron, varios ancianos en una residencia de Catalunya. A primeros de noviembre del 2015. Víctimas de las técnicas modernas y contemporáneas de la medicina, cuyo objetivo es amarrar a los enfermos de Alzheimer, Parkinson y demencia senil bajo protocolos deshumanizados de los que yo, Angel Gracia, he sido víctima. Mi libro TU DERECHO A VIVIR Y MORIR SANO vive en el silencio de la medicina tóxica que nos invade. Para las transnacionales promotoras de laS ENFERMEDADE$, que no de la SALUD, ES MEJOR NEGOCIO CUIDAR LA ENFERMEDAD QUE CUIDAR LA SALUD.

GOTA 224. JULIORODRIGUEZ:
Ya no se habla de los residentes ahogados en Catalunya. Eso no le interesa al sistema globalizado, ni a la mayoría de los medios. No “vendemos” audiencia los viejitos, o mayores ancianos. Cientos de miles de ancianos se pudren en vida. Olvidados. Deshumanización colectiva. Ahora el tema es calumniar al general Julio Rodriguez “fichado” por el partido político español PODEMOS y que fue, nada menos, que Ministro de la Defensa y jefe del Estado Mayor Conjunto Celtibero. Recuerdo mi época de oficial infiltrado de los primeros 1950s en el cuartel madrileño de la calle Conde Duque donde (ahora lugar lúdico) estábamos en la misma edificación los escuadrones de Caballería, la Guardia Mora de Franco y la sede del Estado Mayor Conjunto. La época de los maquis que infiltrábamos por Hendaya y los Pirineos. Ojalá que Julio olvide que a los militares nos enseñaron a matar. El mata elefantes como ejemplo. Algo que aprendieron los Borbones el la Academia Militar de Zaragoza en San Gregorio. La conocí muy bien… vivía en San Juan de Mozarrifar, Zaragoza. La filosofía del Hugo Chavez “primigenio: BUENA. El Chavez que le compró al Josemaría Aznar (el presidente celtíbero y “caballerete” según Fidel Castro) un millón de rifles, no lo queremos oler, ni ver su rastro en PODEMOS… Fima Angel, un precursor del 15M de la plaza La Font de Tarrogana junto al Proyecto Matriz-MatrixProyect… Aunque usted NO lo crea…

Más información en http://www.ladietadeldelfin.com