INVERNADEROS DE AGUA DE MAR PARA PODER CULTIVAR EN EL DESIERTO

Los invernaderos de agua salada podrían ser la solución para poder cultivar en los desiertos. Parece toda una contradicción, pero en realidad parece ser que funciona perfectamente.

La idea de crear estos invernaderos de agua salada fue de Charlie Paton, un diseñador inglés que tuvo esta genial idea durante su luna de miel en Marruecos: ser capaz de cultivar en los climas más áridos de la tierra explotando el agua de mar.

Invernaderos agua salada desierto Somalia

Simplicidad como máxima expresión de ingenio

El principio detrás del «Seawater Greenhouse», que es el nombre elegido para el proyecto, es bastante simple, pero no por ello menos efectivo. Estos revolucionarios invernaderos, desarrollados en colaboración con la Universidad de Aston, funcionan gracias a las condiciones climáticas para las que fueron diseñados. Gracias a las altas temperaturas y a los vientos secos de los climas desérticos, utilizando un material concreto capaz de sumergirse en agua salada, este último la transforma en vapor, que es empujado por el viento dentro del invernadero creando un clima húmedo y fresco favorable para los cultivos. Luego, el vapor se condensa en tuberías que contienen agua de mar fría para producir y almacenar agua dulce.

Invernaderos desierto

Lo que diferencia a este sistema de una planta de desalinización normal radica en el hecho de que no simplemente explotamos el agua dulce derivada de la destilación del agua de mar, sino la capacidad, a través del vapor, de crear un ambiente favorable para el crecimiento de las plantas, sin requerir irrigación intensiva. De hecho, en un proceso de desalinización normal, solo se puede obtener un 30% de agua dulce a partir del total de agua de mar introducida. ¡Un sistema que no es precisamente del todo eficiente!

Invernaderos de agua salada desierto

Seawater Greenhouse, por otro lado, explota el poder de enfriamiento del vapor, produciendo agua dulce que puede usarse para riego y recolecta la sal obtenida del proceso que luego puede venderse en los mercados locales. Una solución que, después de varias simplificaciones (como la eliminación de ventiladores eléctricos en favor de la simple energía eólica) parece estar adaptada a aquellas partes del mundo donde el clima árido y las dificultades para el cultivo son la base de una falta crónica de recursos alimenticios. Todo apunta a que el proyecto se trasladará a Somalia, donde se espera que consiga excelentes resultados. ¡Solo nos queda esperar y ver los futuros desarrollos!

Fuente: https://www.innaturale.com/es/invernaderos-de-agua-salada-para-poder-cultivar-en-el-desierto/

Anuncios

Logran cultivar arroz en el desierto de Dubái con Agua de Mar

Un equipo de científicos chinos ha logrado cosechar con éxito arroz en los desiertos de Dubái tras desarrollar una cepa que permite que el cultivo crezca en agua salada. El grupo ha estado liderado por el que es considerado el “padre del arroz híbrido” de China, Yuan Longping, que si bien había comenzado a cultivar en agua de mar diluida como experimento casero, ahora ha llevado la técnica a Oriente Medio, donde el agua dulce es demasiado valiosa como para usarla para la agricultura.

La cosecha plantada en enero a las afueras de Dubái superó las expectativas de los científicos, según informó la agencia estatal de noticias, Xinhua. El cultivo logró un alto rendimiento de hasta 7.500 kg por hectárea frente al promedio global de 3.000 kg por hectárea y podría llegar a alimentar a 200 millones de personas.

Otras ventajas de cultivar arroz en agua salada es que puede contener mayores niveles de micronutrientes comunes en aguas salinas, como el calcio, mientras que la sal podría hacer que disminuyeran las bacterias patógenas, e implicaría un menor uso de pesticidas.

El siguiente paso del proyecto es establecer una granja experimental de 100 hectáreas que se prevé empieza a funcionar el próximo año. No será hasta 2020 que empezará su expansión hasta alcanzar el objetivo de cubrir el 10% de los Emiratos Árabes Unidos, que cuentan con una superficie de 83.600 km, con arrozales.

La investigación se llevó a cabo en el Centro de Investigación y Desarrollo de Arroz Tolerante a Alcalinos y Salinos de Qindao, Shandong, donde se cosecharon entre 6,5 y 9,5 toneladas de arroz en agua salada. Lo hicieron en colaboración con el despacho privado del jeque Saeed Bin Ahmed Al Maktoum, que pertenece a la multimillonaria familia que gobierna Dubai.

Ambas partes han firmado un acuerdo para llevar el arroz de agua salada a todo el mundo y luchar contra la escasez de alimentos. Y es que mientras en otros lugares trabajan por desalinizar el agua, en China optan por cultivar en agua de mar.

Leer más 9 alimentos que pueden aguantar mucho tiempo en tu despensa

Fue en 1970 que el proyecto echó a andar cuando un investigador llamado Chen Risheng descubrió que una especie de arroz silvestre crecía en un manglar del sur de Guangdong. Los científicos investigaron durante cuatro décadas la cría cruzada y el cribado genético en ocho especies distintas, hasta que el año pasado lograron duplicar el rendimiento a más de 4,5 toneladas por hectárea.

En 2017, el primer arroz resistente a la sal, y cultivado cerca de Quingdao, llegó a las tiendas. Sin embargo, el precio del kilo de este arroz Yuan Mi es elevado: 50 yuanes por kilo, en torno a 6,4 euros. Es decir, cuesta ocho veces más que un kilo de arroz convencional.

Aún con todo, el pasado agosto más de 1.000 personas adquirieron el producto por internet y se llevan vendidas seis toneladas.

Esta tarde en TV3 Jaume Barberà conversación con María Teresa Ilari, médica internista y terapeuta con agua de mar

“Retratos” conversación con María Teresa Ilari, una doctora que prescribe agua de mar no filtrada a todos sus pacientes

Miércoles 3 de junio,Retratos “se desplaza en Begur (Baix Empordà) para entrevistar Maria Teresa Ilari, médica internista y terapeuta con agua de mar.

teresa ilari

La doctora Ilari es nacida en Cataluña. Estudió Medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona y, al terminar la carrera, hace más de 30 años, se desplazó a Nicaragua para apoyar el grupos de alfabetización de la revolución sandinista. Posteriormente comenzó a trabajar en la sanidad pública y, desde el año 2003, prescribe agua de mar no filtrada a todos sus pacientes, que toman una media de medio litro al día.

Además, ha sido la impulsora de la creación de más de 80 dispensarios marinos en Nicaragua, el segundo país más pobre de Latinoamérica, que distribuyen mensualmente 7.000 litros de agua de mar de forma gratuita y que el Ministerio de Salud se encarga de hacer los exámenes pertinentes para analizar los microbios y garantizar su potabilidad.

Según la doctora Ilari, “el agua de mar es potable, ingerible y benéfica, para tratar enfermedades y mejorar la desnutrición, ya que contiene ácidos nucleicos, ADN, minerales, grasas, proteínas, plancton, huevos y larvas de peces, cadenas de carbono, virus y bacterias, vitaminas, aminoácidos. Nuestros trillones de células nadan en una matriz intracelular y extracelular constituida por agua de mar. Las primeras células que dieron origen a la vida en el planeta surgió de los océanos primigenios hace 3.500.000 de años. Los mares conservan la composición que da origen a la vida y que la devuelve “.

Y acabaremos, sin movernos de Begur, con una visita a la Fonda Caner, un establecimiento donde su chef, Narciso Caner, nos mostrará cómo se elabora un plato con agua de mar.

Fuente (traducida del catalán): http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=ca&u=http://www.ccma.cat/tv3/retrats/jaume-barbera-conversa-amb-maria-teresa-ilari-metgessa-internista-i-terapeuta-amb-aigua-de-mar/noticia/2668255/&prev=search

VIDEOS RELACIONADOS

La Dra. Teresa Ilari de Nicaragua dará dos charlas en el XVI Congreso de Ciencia y Espíritu, sobre el Agua de Mar y sobre la curación del cáncer del Dr. Hamer

Teresa-ilari-cienciayespiritu

1º Charla:

LA PRACTICA DE LA NUEVA MEDICINA GERMANICA ABRE NUEVOS HORIZONTES PARA LA CURA FÍSICA Y LA SANACIÓN DEL ALMA

Lo descubrimientos científicos del insigne médico alemán Ryke Geerd Hamer revolucionan la Ciencia,  humanizan la práctica médica, permiten un inestimable ahorro en el presupuesto nacional de salud, y facilitan los procesos de cura integral desde las leyes de la Naturalezaen base a la autorresponsabilidad en el proceso de sanación. Son la base de un nuevo y transformador paradigma para la nueva humanidad. En Nicaragua la Nueva Medicina Germánica está respaldada legalmente por la ley 774 y por reconocidas universidades, convirtiéndose en un centro formador internacional.

 

2º Charla:

LOS DISPENSARIOS MARINOS DE NICARAGUA PROMUEVEN EL CONSUMO POPULAR DEL AGUA DE MAR PARA LA CURA Y PARA LA RECUPERACIÓN NUTRICIONAL

En los océanos primigenios surgió la vida en el planeta. El consumo terapéutico del agua de mar devuelve la vida a nuestras células y órganos, restituye a nuestro cuerpo la composición original de nuestros líquidos corporales. Se han observado interesantes fenómenos de cura natural en la población nicaragüense que consume la más mineral de todas las aguas. A partir de estudios que demuestran su contribución para la recuperación nutricional, se promueve como un factor clave para la erradicación del hambre en el mundo. La prescripción terapéutica del agua de mar es avalada por la ley 774 de Medicina Natural en Nicaragua.

 

MARÍA TERESA ILARI VALENTÍ

Médica internista, terapeuta floral, practicante de la Nueva Medicina Germánica y prescriptora del agua de mar. Directora Médica dela Clínica Santo Domingo en Managua. Organizadora e impulsora de los Dispensarios Marinos de Nicaragua. Colabora con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en la formación en Medicinas Alternativas y Terapias Complementarias.

¡¡¡Si-se-puede!!!

El acuario de Kiessling extraerá del mar 1.000 metros cúbicos de agua al día

El consumo estimado de pescado para alimentar a las especies está entre 25 y 30 toneladas por año

m. moreno / t. garcía / iris h. 30.08.2014 | 02:10

Explanada del muelle del Sanapú, donde se prevé contruir el acuario a finales de este año. | juan carlos castro
Explanada del muelle del Sanapú, donde se prevé contruir el acuario a finales de este año. | juan carlos castro
 Durante la fase operativa y en función de la naturaleza de la actividad del acuario, el recurso que se consumirá de forma más importante será el agua de mar. Además, según el informe de evaluación detallada de impacto ecológico, que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria dispuso a información pública ayer, se estima que existirá un consumo significativo de agua dulce y de alimento para los animales.

El agua de mar para los usos del núcleo zoológico será captada en un pozo costero situado en las inmediaciones y bombeada hasta un depósito regulador situado en el acuario. El agua de mar será el recurso natural que se consumirá de forma más significativa en la fase operativa del acuario, ya que se usará tanto para compensar pérdidas debidas a la operación normal de las instalaciones, como para el lavado de filtros y renovación del agua de los tanques.
Este agua será principalmente usada para los recintos de especies marinas, y la misma fuente será también utilizada como agua para acuarios de agua dulce, agua de abasto y de uso sanitario, previa desalación. En total se estima en un consumo máximo de unos 1.000 metros cúbicos de agua de mar al día, según el informe.
En cuanto al agua dulce, también habrá un uso significativo para el riego de las zonas ajardinadas, el agua de la red de abasto del acuario y el lavado de filtros de los acuarios de agua dulce, en el que se estima unos 400 metros cúbicos de agua dulce al día. Este agua se obtendrá por desalación del agua de mar en una planta situada en el propio acuario, por ello no supondrá un afección a los recursos hídricos del ecosistema insular.
Para alimentar a las especies que acogerá el acuario, se utilizarán pequeños peces pelágicos como arenques, capelín, caballa y espadín. Además, estas especies se pueden complementar con cefalópodos (pulpo y calamar), atún y merluza, y en algunos casos krill. El consumo total estimado de pescado por las especies del acuario está entre 25 y 30 toneladas por año.
Por lo general, los peces pelágicos que constituyen la base fundamental de la alimentación proceden del mar del Norte, y se importan congelados a 20 grados bajo cero a través de proveedores de pescado para consumo humano. En las propias instalaciones del acuario se podrá almacenar hasta 5 toneladas de pescado congelado, lo que asegurará el abastecimiento de comida para las especies durante varios meses. El pescado se someterá a un proceso de descongelación y preparación previo en el que se descartan las partes no aptas para el consumo de algunos animales, así como los peces que presentan cualquier anomalía.

Fuente: http://www.laprovincia.es/las-palmas/2014/08/30/parque-acuatico-extraera-mar-1000/629957.html

A %d blogueros les gusta esto: