Descubre por qué el mar tiene una fuerza tan curativa para ti

Descubre por qué el mar tiene una fuerza tan curativa para ti

Seguramente más de una vez has escuchado que la vida cerca del mar es simplemente más feliz y relajada. Es un hecho, el mar tiene propiedades curativas tanto físicas como espirituales. Ya sea que te sumerjas en sus olas, o disfrutes sentarte o caminar a la orilla de la playa para contemplar el oleaje, el agua de mar tiene varios beneficios para tu salud.

Está comprobado que el agua de mar tiene una composición muy parecida al plasma sanguíneo, por eso es tan beneficiosa para los seres vivos. Posee hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, sodio, potasio, yodo, calcio, hierro, fósforo, flúor y zinc que funcionan de manera positiva tanto en la piel como en el cuerpo en general.

Descubre por qué el mar tiene una fuerza tan curativa para ti - mar

Además de funcionar como un antiséptico/antibiótico natural, relajante muscular, tratar enfermedades de la piel (psoriasis, alergias y eccemas), aliviar problemas respiratorios y problemas reumáticos, el agua de mar es un calmante natural.

Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad. Por eso no es una idea descabellada, el hecho de escapar a la playa como parte de una terapia. Desde hace muchos años, las personas que sufren de trastornos nerviosos, depresión o estrés son remitidas por sus médicos al mar.

Descubre por qué el mar tiene una fuerza tan curativa para ti - fuerza-curativa-mar

Caminar por la orilla del mar sobre la arena, además de ser un ejercicio que ayuda a despejar la mente y lograr el mindfulness, las olas y la textura de la arena masajean nuestros pies y los exfolian. A las personas que padecen de insomnio también las relajará y ayudará a dormir más fácilmente el sonido relajante del mar y su oleaje.

Funciona igual con el ejercicio, hacer ejercicio en un entorno natural tiene mayores beneficios para la salud mental pues se combinan los beneficios antidepresivos del workout (se liberan hormonas como endorfinas, adrenalina y cortisol) con el efecto restaurador de la naturaleza. Nadar en el océano no es la excepción, es relajante, meditativo y reduce el estrés por el ritmo de respiración.

Descubre por qué el mar tiene una fuerza tan curativa para ti - fuerza-curativa-mar-1-1

Así que ya lo sabes, si no vives cerca de la playa, más vale que conviertas las caminatas por la orilla, la respiración de la brisa marina y nadar en el mar algunos de tus hábitos para lograr la salud y bienestar integral que has estado buscando. Una simple escapada a la playa te ayudará a renovar el aire y a sentirte mejor.

Fuente: https://thehappening.com/fuerza-curativa-mar/

33 días de naufragio: se salvaron por beber Agua de Mar, pero los medios no lo dicen

Trujillo: encuentran a pescadores desaparecidos hace un mes

De cómo pescadores arequipeños sobrevivieron 33 días en altamar tomando orines

 

La ballena azul: el animal más grande de la Tierra… que vive en el Mar

Empequeñecido por la vasta inmensidad del océano el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta la ballena azul. Con 30 metros de largo y más de 200 toneladas de peso es mucho más grande que el mayor dinosaurio.

Su lengua pesa tanto como un elefante, su corazón es del tamaño de un coche y algunos de sus vasos sanguíneos son tan anchos que podría caber la cabeza de un niño pequeño. Su cola tiene la envergadura del ala de un avión pequeño.Su diseño aerodinámico casi perfecto le permite nadar a 20 nudos. Es uno de los animales más rápidos del mar.

El habitante más grande del océano se alimenta casi exclusivamente de uno de los más pequeños, el krill un crustáceo de sólo unos centímetros de largo. El krill forma grandes bancos que tiñen el mar de rojo y una sola ballena azul puede consumir al día hasta 40 millones de estos crustáceos.

Fuente: https://www.vistaalmar.es/recursos/videos-mar.html

Manual de supervivencia tras caer al agua en alta mar

Los expertos aconsejan mantener el calor corporal con ropa ceñida para frenar la hipotermia Es conveniente nadar poco y reservar fuerzas

Cayetano Ros/M. Bouiali 09.10.2017 | 00:37

 La visibilidad de un chubasquero blanco le vino muy bien a Sonia Mengod para ser rescatada el pasado sábado en aguas de Dénia tras pasar ocho horas flotando en alta mar. También llevar vestimenta ceñida, logrando un efecto de neopreno, le ayudó a evitar que el peor de los enemigos de estar tanto tiempo al albur de las aguas del mar, la hipotermia (disminución de la temperatura del cuerpo por debajo de lo normal), fuera mortal.

Pese a los 10 nudos de media, el pasado sábado en Dénia, el pequeño velero, de nombre «Oceánico», de 35 pies de eslora (tres pies y pico equivalen a un metro), fue embestido cuando iba de ceñida por una racha de unos 25 nudos que lo escoró hasta que las velas tocaron el mar. La embarcación, compuesta por seis navegantes, todas mujeres, se paró en seco. Tres de las tripulantes perdieron pie en la nave y cayeron al agua por la popa. La patrona, Conchi de Pedro, una profesional de la náutica con mucha experiencia, rescató a tres, pero Sonia Mengod no pudo ser recogida.

«Lo más importante es mantener la cabeza despejada, sin ponerse histéricos», explica Begoña Alday, directora de la Escola Municipal de Vela FDM-FVCV, «no ponerse a nadar, mover las piernas lo menos posible y flotar con el mínimo gasto de energía, a ser posible haciendo el muerto, aunque eso también depende de cómo esté el mar». El hecho de estar todavía entrando el otoño, lejos de los rigores del invierno, contribuyó a que sonia Mengod evitara el sábado una hipotermia aguda.

Sin temor a los tiburones

«Hay que mantener el calor en el cuerpo, no quitarse la ropa y, si es ajustada, mejor», añade Alday, quien despeja cualquier temor a un ataque por parte de los tiburones. «Esto no es el Caribe. Aquí los tiburones grandes son herbívoros, comen plancton; y los pequeños se asustan al ver a las personas».

Las caídas al agua son frecuentes en las regatas. Los regatistas reciben cursos para saber qué hacer en caso de accidente. Mengod, de hecho, había recibido uno recientemente en una escuela de vela de la federación valenciana, donde aprende, ya que tiene poca experiencia en navegación. No obstante, aunque «el accidente puede ocurrir siempre», la directora de la Escola apunta que la vela «no tiene accidentalidad, los niños se hacen daño cuando llegan a tierra, no en las embarcaciones», destaca, y no recuerda ningún caso similar al de la regatista.

Además, asegura que la maniobra que las tripulantes realizaban antes del suceso «era normal, no cometieron ninguna imprudencia», solo se vieron sorprendidas por una repentina fuerte racha de viento. «En el mar Mediterráneo pasa mucho, decimos que es un mar fastidioso; es impredecible, nunca sabes», asegura.

Cuando cae un tripulante, la tripulación debe enviar una señal de socorro a Salvamento Marítimo con indicaciones sobre la localización de la persona caída al agua: latitud, longitud, los grados, los minutos y los segundos. Es el Mayday, una señal de socorro, derivada del francés m’aider («ayudadme»), de la expresión completa venez m’aider («vengan a ayudarme»). Algunas fuentes apuntan a que quizás alguno de estos números no era correcto, lo que dificultó localizar a la mujer, aunque este dato no está confirmado.

Línea de vida

Para evitar el riesgo de la caída, los navegantes pueden usar el llamado línea de vida, un cinturón que va enganchado a través de un mosquetón a un cable de proa a popa. Es la única manera de amarrarse al barco. Solo es obligatorio por las noches y en condiciones meteorológicas muy adversas. Muy pocos lo usan, por incomodidad, salvo en viajes transoceánicos.

Desde Salvamento Marítimo hablan de rescate «milagroso» tras tantas horas de Sonia Mengod a la deriva. Además, afirman que «no existen palabras para describir la situación vivida por la superviviente». Begoña Alday, por su parte, afirma que la deportista ha demostrado tener «mucha sangre fría» y «agallas», además de serenidad para resistir a la situación.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com/sucesos/2017/10/09/manual-supervivencia-caer-agua-alta/1944467.html

Robot revela una Antártida llena de vida

Un robot submarino ha revelado un mundo próspero bajo el hielo antártico, lleno de esponjas en forma de coco, gusanos semejantes a diente de león, algas rosadas incrustantes y estrellas de mar.

Las imágenes fueron grabadas en una cámara conectada a un vehículo operado remotamente (ROV) desplegado por científicos bajo el hielo marino en la Bahía O’Brien, cerca de la estación de investigación de Casey en la Antártida Oriental.

El biólogo de la División Antártica Australiana, Glenn Johnstone, dijo que las imágenes fueron capturadas mientras los científicos recuperaban un registrador de datos SeapHox pH, que registra la acidez, el oxígeno, la salinidad y la temperatura del agua de mar en una base horaria desde noviembre del año pasado.

“Cuando se piensa en el medio marino costero antártico, las especies emblemáticas como pingüinos, focas y ballenas suelen robar el espectáculo”, dijo Johnstone. Este material revela un hábitat productivo, colorido, dinámico y lleno de una amplia variedad de biodiversidad, incluyendo esponjas, arañas marinas, erizos, pepinos de mar y estrellas de mar. Estas comunidades viven en agua de -1.5 ° C durante todo el año y están cubiertas de hielo marino de 1.5 metros de espesor durante 10 meses del año. Ocasionalmente un iceberg puede moverse y borrar una comunidad pero, sobre todo, el hielo marino proporciona protección contra las tormentas que se enfurecen por encima, convirtiéndolo en un entorno relativamente estable en el que la biodiversidad puede florecer”.

Johnstone dijo que los científicos apenas están comenzando a entender la increíble biodiversidad y complejidad del ecosistema cercano a la costa antártica y las amenazas que enfrenta en el futuro.

El proyecto del Programa Antártico Australiano es el último componente de campo de un experimento diseñado para determinar los impactos de la acidificación de los océanos en las comunidades de los fondos marinos del océano antártico bajo el aumento de las emisiones de dióxido de carbono.

El líder del proyecto, Johnny Stark, de la División Antártica Australiana, dijo que una cuarta parte del dióxido de carbono emitido en la atmósfera es absorbido por el océano, lo que aumenta su acidez.

“El dióxido de carbono es más soluble en agua fría. Las aguas polares se acidifican al doble de las regiones tropicales o templadas, por lo que esperamos que estos ecosistemas estén entre los primeros impactados por la acidificación de los océanos “, dijo Stark en un comunicado. Las investigaciones muestran que las algas rosadas incrustantes, conocidas como algas coralinas crustosas, pueden disminuir en extensión en un océano futuro más ácido, ya que incorpora calcio en su estructura, y esto se vuelve más difícil para los organismos a medida que aumenta la acidez del agua de mar. La Antártida puede ser uno de los primeros lugares que vemos efectos perjudiciales de la acidificación del océano en estos organismos.”, dijo.

James Black, estudiante de la División Antártica Australiana, dijo que el ROV fue desplegado a través de un pequeño agujero perforado en el hielo marino y también recolectó diatomeas y sedimentos.

Los científicos estudiarán el efecto de la acidificación del océano en estas comunidades en laboratorios en la sede de la División en Tasmania.

“Incluso los pequeños cambios en el momento de la ruptura del hielo marino pueden alterar la composición de las comunidades en estas aguas costeras poco profundas por lo que estamos tratando de entender qué otros impactos puede haber en un océano acidificante”, dijo Black.

Fuente: http://www.nvinoticias.com/nota/45409/video-robot-revela-una-antartida-llena-de-vida

Naufrago sobrevive 438 días en alta mar sin comida ni bebida… pero no lo cuenta todo

salvador-alvarenga

Cortesía Editorial Alienta

El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga se encuentra en Madrid, España promocionando “Salvador”, el libro del periodista norteamericano Jonathan Franklin en el que se cuenta la odisea vivida por éste pescador entre 2012 y 2013, mientras vagaba a la deriva en el océano Pacífico.

El náufrago que sobrevivió 438 días sin comida ni agua recuerda que le “pedí a Dios que no me dejara morir de hambre”, según reproduce hoy el diario español ABC.

“Tienes que trabajar en vivir, trabajar por tu vida”, afirma Alvarenga en una entrevista concedida a la agencia Efe en Madrid.

Publicado por Alienta, “Salvador” relata las vivencias en el mar de este náufrago, al que Franklin entrevistó durante un año para escribir los hechos que le fue relatando el pescador.

El periodista reconoce en el libro que sus dudas iniciales sobre la veracidad de la historia se diluyeron al indagar sobre los hechos y hablar, además de con el protagonista, con testigos, amigos y compañeros de Salvador, un hombre con unas “increíbles dotes de supervivencia, animado humor e implacables ganas de vivir”.

Salvador decidió contar su historia en un libro porque, recuerda, mucha gente sufre por cosas que pasan sólo en su cabeza: él no tenía comida, no tenía agua, estaba solo pero, dice: “Si yo pude conseguirlo, también tú puedes. Si una persona con depresión evita el suicidio gracias a leer esto, el libro ya habrá sido un éxito”.

Alvarenga está convencido de que si no hubiera sido pescador habría muerto y que sobrevivió gracias a lo aprendido durante 15 años en el mar.

“Yo me decía que no iba a fracasar. Vivir, comer, no me quise dar por vencido. Le pedía a Dios que no me dejara morir de hambre”, repite el pescador.

El 17 de noviembre de 2012, Alvarenga y su compañero Ezequiel Córdoba salieron de la costa de Chiapas (México) para ir a pescar en su pequeña embarcación pero un temporal los azotó y alejó de la costa y no pudieron regresar.

Catorce meses después, Salvador llegó a la playa del atolón Ebon en las islas Marshall, en el Pacífico Sur, a 7.000 millas de donde había salido tras haber permanecido en su barca sobreviviendo a base de pescado crudo, tortugas, pequeños pájaros, agua de lluvia y su propia orina. Su compañero Ezequiel había fallecido hace meses.

Ahora, explica, acaba de comprarse una lancha para perder el miedo, algo que forma parte de la terapia médica que sigue tras el naufragio.

Fuente: http://elmundo.sv/naufrago-salvadoreno-acapara-atencion-en-espana-con-su-libro-salvador/

Crean desalinizadora de agua de mar que funciona con energía de olas

La Universidad de Colima (Ucol) desarrolló un prototipo desalinizadora de agua de mar que funcionaría con las olas, a fin de ayudar al abasto del vital líquido para consumo humano en comunidades…

La Universidad de Colima (Ucol) desarrolló un prototipo desalinizador de agua de mar que funcionaría con las olas, a fin de ayudar al abasto del vital líquido para consumo humano en comunidades costeras de escasos recursos. El investigador de la Facultad de Ciencias Marinas de la Ucol, Manuel Gerardo Verduzco Zapata, aseguró que se pueden diseñar dispositivos convertidores de energía del oleaje (CEO), que en lugar de generar electricidad desalinice el agua de mar para consumo. “Este tipo de tecnología aún se encuentra en desarrollo y en este proyecto se plantea el diseño y construcción de un sistema desalinizador acoplado con el dispositivo convertidor de energía del oleaje (SD-CEO) a escala que aprovecha el movimiento orbital de las olas para funcionar”, explicó Verduzco. El prototipo presenta dimensiones menores a las de una planta potabilizadora, lo cual facilita su transportación y colocación, al tiempo que, el oleaje produce el bombeo de agua a través de los filtros y producirá la ósmosis inversa. En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Verduzco apuntó que tienen prototipos generales, y que con uno de ellos lograron producir agua potable, sin embargo, desconocen su eficiencia con diferentes tipos de olas. “Aunque se cuenta con un diseño avanzado del sistema son necesarios más estudios para llevarlo a un estado operacional. Un desafío es crear una forma de producir un flujo cuasicontinuo de agua que suministre el sistema de ósmosis inversa”, especificó. El doctor en Oceanografía física por el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), Baja California, refirió que es necesario estudiar su eficiencia bajo diferentes oleajes, a fin de incrementar sus condiciones de operación, por lo que es preciso efectuar estudios en laboratorios bajo ambientes controlados. A pesar de que existen varias propuestas, los investigadores quieren desarrollar un prototipo específico para el Pacífico mexicano, puesto que las corrientes de esta zona son de menor fuerza. “Existen prototipos que se utilizan en oleaje muy energético, por ejemplo, el Mar del Norte; sin embargo, nosotros no tenemos esas condiciones, tenemos un oleaje con menor energía, por ello vamos a tratar de diseñarlo para las costas de Manzanillo y de Baja California”, indicó. “El prototipo será capaz de suministrar agua potable proveniente del océano de manera sustentable y de forma autónoma, al ser impulsado con el movimiento de olas de distintos estados de mar asociados a las condiciones oceanográficas de las costas del Pacífico mexicano”, agregó. El modelo trabajará mediante una bomba de alta presión que usa energía de olas y otro de ósmosis inversa, además el dispositivo que absorbe la energía del oleaje atañe a un CEO puntual, esto es, que una sola boya captura energía de la corriente vertical de cada ola. En la actualidad, el proyecto se encuentra en la etapa de firma de convenios, el cual se tiene previsto inicie en menos de dos meses, además se espera tenga una duración de dos años. Para la realización de este trabajo, la Ucol trabajará junto con una empresa estadounidense encargada del sistema desalinizador, así como el CICESE, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Fuente: http://www.20minutos.com.mx/noticia/145113/0/crean-desalinizador-de-agua-de-mar-que-funciona-con-energia-de-olas/#xtor=AD-1&xts=513356