En Isla de Pascua desalinizan agua de mar con Energía Solar

Chile

La iniciativa tiene como objetivo evaluar una tecnología que desaliniza agua de mar, utilizando en parte energía solar para generar agua de riego y suplir los requerimientos durante los meses de menor lluvia.

energia-solar-pascua-agua-mar-isla-desalinizar

Miércoles 06 de Mayo de 2015.- El 60% de las frutas y verduras que se consumen en Isla de Pascua provienen del continente, dado que existe una gran escasez de agua durante los meses que no llueve. En este escenario, Fundación Chile con el apoyo de actores locales desarrollaron un proyecto que consiste en la instalación de una planta desalinizadora de agua de mar, utilizando energía solar.

La iniciativa tiene como objetivo evaluar una alternativa tecnológica para incrementar la producción de especiescultivadas directamente entierra Rapa Nui, puesto que podrían contar con agua de riego todo el año.

El proyecto que cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Valparaíso, busca resolver la problemática que presenta el agua para los agricultores de la isla, dado que dependen exclusivamente de la lluvia.

En este sentido, el agua disminuye considerablemente durante los meses de verano, presentando una baja producción en el rubro. Esto genera un aumento en el consumo de productos provenientes del continente y, por otra parte, un alto uso de agua potable para el riego, incrementando el precio final de los productos.

La jefa de Proyecto de Sustentabilidad de Fundación Chile, Carolina Cuevas, señaló que “en Isla de Pascua existen las condiciones necesarias para satisfacer la demanda de frutas y verduras. Sin embargo, uno de los factores que pone freno al desarrollo agrícola es el agua. No es la escasez porque el recurso existe, pero en los meses en que llueve menos podría perfectamente suplirse con la que genere esta tecnología”.

Este proyecto piloto de la planta desalinizadora solar se enmarca en una serie de iniciativas que Fundación Chile desarrolla actualmente  en distintas zonas del país. El foco es la innovación social en sectores donde existe acceso limitado al recurso hídrico o que son más vulnerables. Por ejemplo, en la XV Región una planta solar potabilizará agua a partir de este año para la comunidad de Camarones; y otra planta producirá agua de calidad para riego en el Valle del Lluta.

Fundación Chile

Portal Minero
Anuncios

Patatas cultivadas con agua de mar en Holanda

  • El mayor problema de la humanidad es la escasez de agua.
  • La mayoría de investigaciones se orientan a convertir el agua salada en dulce.
  • Holandeses logran cultivar una papa en agua de mar diluida sin el uso de la modificación genética.

En un mundo, donde el 89% del agua de la tierra está salinizada, y la mitad de tierras agrícolas está  amenazada por la salinización, es razonable pensar que los mayores esfuerzos de los investigadores se orienten a convertir esa agua salada en agua dulce. Por eso, ha sido noticia recogida en medios importantes como The Guardian o Modern Farmer que un agricultor emprendedor llamado Marc van Rijsselberghe con la ayuda de los médicos Arjen de Vos y Jelte Rozema en Holanda y haciendo uso de un enfoque diferente, haya logrado cultivar una papa en agua de mar diluida sin el uso de la modificación genética en una granja en Texel.

La investigación es trascendente porque la escasez de agua es el mayor problema de la humanidad y tiene efectos mayores como consecuencia del cambio climático. Actualmente, hay países como Arabia Saudita donde el 70% del agua potable que consumen es procesada y eso es posible porque la pueden financiar con el petróleo. Sin embargo, no todos los países pueden hacer algo así.

Esta iniciativa acaba de ganar el Grand Challenge de USAID para la alimentación superando a 560 competidores de 90 países. Con el dinero recibido, en asociación con una consultora, han enviado semillas a Pakistán que es un país que tiene muchas tierras improductivas por las innundaciones donde se debe lograr que se adapten al clima; seguirán  probando otros cultivos; y, trabajando en tener un protocolo técnico que permita hacer comerciales este tipo de cultivos.

Una de las inquietudes fundamentales que tiene la gente, una vez conocida esta noticia, es si los tubérculos absorben la sal en cantidades que podrían afectar la salud de las personas que los consumen. Al respecto, los médicos del equipo de van Rijsselberghe, señalan que una persona se tendría que comer muchos kilos de esa papa para que eso suceda. Además, añaden que la mayor parte de las veces la sal del agua se queda retenida en las hojas de las plantas.

Para Glenn, Brown y O’Leary, quienes fueron pioneros en este tipo de agricultura, hay que ser cuidadosos en reivindicar el uso del agua de mar en la agricultura porque la que se usa en esta experiencia no es pura. Como se sabe, estos investigadores presentaron una experiencia similar en 1998 con una planta halofita que crece en agua salina, pero concluyeron que no estaba lista para un desarrollo comercial. Por ello, temen que este esfuerzo holandés sea solo anecdótico y no esté en capacidad de ser viable económicamente.

Estas críticas parecen no quitarle el ánimo a Van Rijsselberghe que le gusta la idea de ser visto como un empresario que crea valor que puede ser útil incluso para resolver los problemas propios de Holanda con el agua y su forma de producir alimentos.

Fuente: http://proexpansion.com/es/articles/971-papas-cultivadas-con-agua-de-mar