Presetnación del libro “La dieta del delfín” de Ángel Gracia

Presetnación del libro “La dieta del delfín” de Ángel Gracia

miercoles, 19 de febrero a las 19h

CASA DEL LIBRO Paseo de Gracia, 62 080017 BARCELONA

DIETA DEL DELFIN

Todas las dietas fracasan porque sus autores han olvidado que la primera célula salió del mar y, además, no consideran que el 70% del volumen o peso corporal de todos los vertebrados, incluidos los humanos, es agua de mar (isotónica). Tampoco se han percatado de que la obesidad no existe entre los animales terrestres salvajes, excluidos los humanos. En alta mar, sus mamíferos marinos (delfines, ballenas, osos y focas) y peces, no padecen de obesidad, ni de infecciones, ni de pandemias, ni de cáncer, ni de enfermedades degenerativas porque tienen: a) una NUTRICIÓN celular orgánica y bio-disponible con un pH alcalino (sopa marina) b) una respiración celular canalizada por el EJERCICIO aeróbico (VO2), y c) un control holístico y relajado de su estrés celular físico y de la MENTE. “La DIETA del DELFÍN” ofrece, en un lenguaje sencillo de fácil comprensión, una dieta integral y holística inspirada en los mamíferos marinos que abarca los tres factores fundamentales de un estilo de vida óptimo: NUTRICIÓN, EJERCICIO y MENTE.

DelfinCovers6finalupload_Front

DelfinCovers6finalupload_back

Enlaces:

– FACEBOOK Angel GraciaLA DIETA DEL DELFÍN – COMPRAR LIBRO “La dieta del delfín” – YOUTUBE ÁNGEL GRACIA – Post: Cómo beber agua de mar sin morir en el intento – Josep Pàmies.

GOTA 223 LA DIETA DEL DELFÍN

TIEMPO PARA LA VERDAD Nº3 con Miguel Celades Rex y ÁNGEL GRACIA (PARTE 1 DE 2)

TIEMPO PARA LA VERDAD Nº3 con Miguel Celades Rex y ÁNGEL GRACIA – LA DIETA DEL DELFÍN (PARTE 2 DE 2)

Si la vida salió del mar es imprescindible saber cómo se nutren y respiran cada una de las células –que ahora son terrestres– de los 100 trillones que conforman a un ser humano. En este libro el lector, por primera vez, tiene la oportunidad de conocer la importancia del agua de mar para la nutrición celular .

Presentación de LA DIETA DEL DELFÍN, de Ángel Gracia, en Barcelona el 19 de febrero

Angel-gracia-elaguademar

Ángel Gracia estará en La Casa del Llibre Barcelona (Paseo de Gracia 62) el próximo 19 de febrero a las 19:00 h. para compartir con los asistentes su experiencia personal y los descubrimientos que ha plasmado en su libro LA DIETA DEL DELFÍN. Más información.

LA DIETA DEL DELFÍN merece una atenta lectura tanto por su valiosa información sobre los beneficios de beber agua de mar para la salud -fundamentada en descubrimientos avalados por varios premios Nobel– como por el empeño de ciertas entidades y empresas de silenciar el descubrimiento del reconocido científico René Quinton, que salvó miles de vidas a principios del siglo XX gracias a sus tratamientos con “plasma marino” costeados por la Seguridad Social francesa.

Adjuntamos un dossier de prensa sobre LA DIETA DEL DELFÍN,  de Ángel Gracia, donde encontrarás los fundamentos del libro, declaraciones de su autor, un resumen de los asombrosos resultados del científico René Quinton y una relación de organizaciones y profesionales que avalan y difunden los usos curativos del agua de mar. (Ver documentos)

La mafia de las desaladoras tratan de infundir miedo para justificar su negocio

QUEDA AGUA PARA 15 AÑOS

TIJUANA, Baja California(PH)

El director de Cespt, Alfonso Álvarez, dio a conocer que a la zona costa de Baja California le quedan 15 años en reservas de agua y sugirió que pronto deberían instalarse desaladoras para aprovechar la cercanía que tenemos con el mar.

Durante su presentación con el grupo Alianza Civil, Álvarez dio a conocer que cuando ingresó como director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos del Agua le dieron un documento donde indicaba que a la región conformada por Tijuana, Tecate y Rosarito le quedan 15 años de abasto de agua potable.

Reconoció que por ello han comenzado a buscar alternativas, entre ellas, la utilización del agua de mar para tratarla y utilizarla.

Precisó que en al menos dos años deberían comenzarse a instalarse desaladoras en el Estado, mismas que procurarán, no aumenten los precios en las tarifas del servicio de agua potable.

“La realidad es que estamos a un par de kilómetros de la playa”, mencionó, por lo que en algún punto se tendrá que sacar agua del mar.

Reconoció que la declaración de situación de sequía que emitieron las autoridades del estado de California, Estados Unidos, es preocupante, aunque en el lado mexicano no se ha llegado a ese punto.

Fuente: http://www.frontera.info/EdicionEnlinea/Notas/Noticias/06022014/805271-Queda-agua-para-15-anos.html

Antena 3 television informando y a la vez desinformando sobre el agua de mar

Vaya por Dios!, resulta que el agua de mar “podría” ser buena, pero tienes que cogerla de 200 metros de profundidad y en alta mar, la otra no vale como si el agua de mar no fuera Panatomica, es decir que en todas las costas contiene el mismo nivel de elementos. Asi que mejor se la compramos a Laboratorios Quinton ¡pero que a nadie se le ocurra cogerla el mismo de la orilla…!

AGUA EXTRAÍDA DE 200 METROS DE PROFUNDIDAD

Un trago de agua de mar podría aliviar problemas de estómago y disminuir el riesgo de úlceras y cáncer estomacal

Científicos japoneses han demostrado que un trago de agua de mar, tomada en una profundidad de 200 metros, podría ayudar a combatir la indigestión dolorosa y a reducir el riesgo de padecer cáncer y úlceras estomacales. Por otro lado, también han demostrado que dicho agua impide que las células que provocan el cáncer de mama se multipliquen.

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 17/09/2013 a las 11:15 horas

Científicos de la Escuela de Medicina de Kochi, en Japón, han estudiado a pacientes que toman agua de alta mar, creyendo que ésta ayuda a eliminar la bacteria ‘Helicobacter Pylori’, la principal causa de las úlceras estomacales que infecta a cuatro de cada diez personas.La bacteria daña el revestimiento del estómago, permitiendo que el ácido irrite el tejido del mismo. Todo ello puede desencadenar en episodios de indigestión, úlceras e incluso aumentar el riesgo de padecer cáncer estomacal.Ante estas situaciones existen fármacos para reducir el dolor. Sin embargo, dichos medicamentos tienen varios efectos secundarios, como dolor de cabeza, diarrea, vértigo o naúseas. Por ello, como alternativa, científicos  han demostrado que el agua del mar puede ayudar a reducir la bacteria.

Los investigadores han estudiado a 23 personas que estaban infectadas con la bacteria y han demostrado que el agua de mar redujo el número de bacterias en un 60 por ciento, en comparación con el 25 por ciento en aquellos que consumieron agua normal.

Al parecer, el agua a partir de los 200 metros de profundidad tiene altos niveles de los minerales calcio, potasio y magnesio, que afectan a la pared celular externa de las bacterias.

Para continuar con la investigación, en el Hospital de la Universidad Nacional de Taiwan 60 pacientes beberán 200 mililitros de agua de mar durante dos semanas, cuatro veces al día, una hora antes de cada comida y a la hora de dormir. A otros 60 pacientes se les dará agua normal y después compararán los resultados.

El Dr. John Mason, gastroenterólogo del Central Manchester University Hospitals NHS Foundation Trust, ha dicho: “No sabemos todavía si el número de bacterias aumentan cuando las personas dejan de beber el agua”.

Por otro lado, otros experimentos en fase inicial sugieren que el agua en alta mar puede detener el crecimiento de células de cáncer de mama. En una investigación publicada en la revista ‘International Journal of Oncology’, los científicos de Corea han añadido agua a una colección de células de cáncer en un tubo de ensayo, demostrando que el agua impidió que las células cancerígenas se multiplican.

Se cree que afecta a los niveles de un compuesto llamado factor de crecimiento transformante beta, que está implicado en la proliferación celular.

El equipo espera utilizar el agua en ensayos más grandes, y dicen que podría ser un futuro tratamiento para la prevención de tumores de crecimiento o la propagación por todo el cuerpo.

Fuente: http://www.antena3.com/noticias/salud/trago-agua-mar-podria-aliviar-problemas-estomago-disminuir-riesgo-ulceras-cancer-estomacal_2013091700087.html

Publican fotos del náufrago que sobrevivió más de un año a la deriva en el Pacífico

El náufrago que afirma haber sobrevivido más de un año a la deriva en el océano Pacífico fue trasladado este lunes a Majuro, capital de las Islas Marshall, tras haber sido rescatado por una patrulla marítima.

“Estoy vivo y no me lo puedo creer”, dijo José Salvador Albarengo al desembarcar en la capital de esa nación del Pacífico Sur, informa AFP.Demacrado, con melena y barba largas, el náufrago, que inicialmente se identificó como José Iván, fue rescatado en el apartado atolón coralino de Ebon por una lancha patrullera de la Armada local.

AFP GIFF JOHNSON

Según Albarengo, originario de El Salvador, fue capaz de sobrevivir tantos meses bebiendo sangre de tortuga cuando le faltaba agua de lluvia y comiendo aves y peces que cazaba con las manos.

Las autoridades de las Islas Marshall por su parte informaron de que “el náufrago iba vestido únicamente con unos calzoncillos harapientos” y de que “su embarcación tenía el aspecto de haber estado en el agua mucho tiempo”.

AFP GIFF JOHNSON

Albarengo relató que a finales de 2012 partió de México rumbo a El Salvador en una pequeña embarcación, pero su barco sufrió una avería y los fuertes vientos lo desviaron y se perdieron. Agregó también que viajaba junto a un compañero, que supuestamente murió hace unos meses en alta mar.

El mar devora la costa

El temporal se ceba con San Sebastián, donde olas de hasta 11 metros causan importantes daños materiales

La rotura del espigón de Frantxua dejó sin protección a las lonjas, que sufrieron el embate de las olas y facilitó la llegada del agua hasta el puerto interior.

La rotura del espigón de Frantxua dejó sin protección a las lonjas, que sufrieron el embate de las olas y facilitó la llegada del agua hasta el puerto interior. (Z. Alkorta)

san sebastián. Exige un esfuerzo asimilar lo ocurrido. Los daños ocasionados son incalculables. La costa guipuzcoana amaneció ayer devastada por un temporal que ya ha pasado por derecho propio a los anales de la historia. Las olas de siete metros que tanto se temían llegaron a elevarse por encima de los once, con inmensa capacidad destructora, provocando destrozos en municipios como Getaria, Zarautz u Orio, pero ensañándose con especial virulencia en San Sebastián, una ciudad a merced de la naturaleza, convertida en poco menos que un juguete que iba y venía. La marea embravecida le golpeó sin compasión, y el Ayuntamiento de San Sebastián estudiaba ayer pedir la declaración de zona catastrófica.

El oleaje, que castigó también las costas de A Coruña (al cierre de esta edición se buscaba a un adolescente arrebatado por el mar en Lugo) y Cantabria, se enseñoreó en la costa guipuzcoana como nunca lo había hecho. Avanzó por la desembocadura del río Urumea con inmensa capacidad destructora y derribando, como si de un castillo de naipes se tratara, toneladas de piedra y hierro forjado. El azote del mar obligó a cerrar los puentes del Kursaal, María Cristina y Mundaiz, que perdieron parte de su barandillado. Estos pasos estuvieron cerrados a primera hora de la mañana, con bloques de mármol esparcidos por la calzada, que no dejaron de ser fotografiados durante toda la jornada.

Nadie recordaba cosa igual. Muchos donostiarras de edad avanzada removían ayer en su memoria sin encontrar paralelismos. Milagrosamente, no hubo que lamentar daños personales. Cientos de curiosos asistieron con asombro a un espectáculo que sobrepasó las expectativas creadas. “Nunca en la vida he visto cosa igual”, confesaba un joven al que poco después una ola le lanzaba al suelo.

Llevaban como gigantes enfurecidos, golpeando el puente del Kursaal para continuar avanzando, superando por encima del metro la barandilla del paseo Ramón María Lili, sin llegar a perder su caudal, para acabar estampándose contra uno y otro puente. “Mirad, mirad”, decía un joven a sus amigos a la altura del puente de Santa Catalina. Frente a él se levantaban dos olas que rompían instantes después llevándose 20 metros del puente.

la hora de la pesadilla

Entre las cinco y las seis

Lo peor se registró entre las 5 y las seis de la mañana, coincidiendo con la pleamar. Centenares de curiosos madrugaron para hacer fotografías. Otros muchos regresaban de juerga y caían al suelo empujados por las olas en uno de los peores temporales que se recuerdan. “Hemos de congratularnos de que no ha habido daños personales”, declararía horas después la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia.

Con cada golpe de mar, las ramas saltaban sobre la calzada, y la zona costera de la ciudad, repleta de precintos policiales y carreteras cortadas, ofrecía la imagen de un paraje arrasado por el mar, que deja desolación cuando regresa.

El agua entraba por la Parte Vieja como si de un afluente del río se tratara. A las 6.00 horas, con la mar rozando los cinco metros de altura, las olas rompían en el Paseo Nuevo y se colaban por la calle 31 de agosto hasta la altura de la plaza de la Trinidad. El Ayuntamiento se vio obligado a desalojar bajos de la calle Soraluze y de la vía San Juan. Varios vecinos, con el agua por las rodillas, tuvieron que ser realojados. “Entran varias olas de forma consecutiva y se formaba un embudo que obliga a retirarse. Es increíble, el agua está trayendo piedras y más piedras enormes”, decía un vecino asustado. A esas horas, la calle 31 de agosto era una piscina cuyas aguas llegaron a alcanzar la Plaza de la Constitución. El agua entraba con muchísima fuera por la calle Aldamar y un cámara de televisión que trataba de tomar imágenes de la crecida fue abroncado, ante el riesgo que podía correr su vida por tanta exposición.

Entretanto, ramos y más ramas, palos e incluso árboles se depositaban en varias esquinas de la Parte Vieja. Los operarios trataban de levantar arquetas y sumideros para aliviar el agua, una maniobra que en unos primeros instantes resultaba imposible por la presión de la corriente. La marea alta ya había superado la cota de máximo peligro, pero el agua seguía entrando. Todavía no había amanecido. Operarios de Cruz Roja con linternas iban de un lado a otro en busca de vecinos que no podían acceder a sus casas. Dos personas fueron ayudadas para entrar al piso. A las 6.30 horas, el agua llegaba hasta la cintura.

El destrozo también desbarató el tendido eléctrico. Unos 600 vecinos de la Parte Vieja se quedaron sin luz. Con las primeras luces del día, Operarios de Iberdrola trataban de reparar la avería. Las calle Aldamar amanecía sembrada de pedruscos y arena por todas partes. “No te cansas de ver todo esto. Cuesta dar crédito a lo que tenemos delante”, le decía un joven a su padre, que había venido expresamente desde el barrio de Gros para comprobar in situ el destrozo. En este barrio el desastre no fue menor. No suele ser habitual que las crecidas alcancen esta zona, pero lo cierto es que parte de la barandilla de la Zurriola desapareció, y el empuje de las olas convirtió la calzada en una prolongación de la propia playa, con la carretera tamizada por la arena, y ramas y más ramas repartidas aquí y allá. La entrada a los baños de la playa quedó sepultada.

Entretanto, los agentes seguían en la Parte Vieja intentando recomponer las piezas de la catástrofe, trasladando contenedores que el agua había desplazado a su antojo.

Un tronco se empotró contra una verja de la ikastola de la Parte Vieja. En la plaza Zuloaga aparecían dos bancos envueltos en ramajes con los hierros doblados como si de un colmillo torcido se tratara. En su deriva, el agua arrancó parte del mobiliario urbano, doblando señales de tráfico y arrastrando piedras de más de 200 kilos. El Museo San Telmo tuvo que ser cerrado.

garajes y comercios anegados

Sin corriente eléctrica

El Paseo Nuevo fue otro de los lugares más castigados por el impacto de las olas, que rompieron parte del muro de piedra. El agua entraba por los huecos del dique abierto y riadas de agua se colaban hacia la Parte Vieja, donde se anegaron bajos, lonjas, garajes. Muchos comerciantes se mordían las uñas ante el temor de lo que se estaba gestado de puertas adentro. La falta de corriente eléctrica les impedía abrir las persianas de unos locales de los que no dejaba de salir agua. “Mira, mira cómo sale agua. Esto es un drama”, decía una hostelera impotente ante la dimensión de lo ocurrido.

Las pérdidas se antojan incalculables. El Ayuntamiento de San Sebastián ya ha abierto una oficina de atención a los afectados, con quienes mantendrá hoy una reunión a las 9.30 horas. Las olas también reventaron las puertas del Museo San Telmo y destrozaron las instalaciones de la Sociedad Fotográfica y del restaurante Kaskazuri. Personal de los cines Príncipe trabajaron para sacar todo el agua con el fin de retomar las proyecciones por la tarde.

El agua también se coló con impresionante fuerza por cristaleras y establecimientos del paseo Salamanca. Una excavadora trabajó por la mañana en las labores de desescombro. Otras de las vías más afectadas fueron la calle San Juan, Narrika, San Vicente, Igentea y 31 de agosto, donde los bomberos ayudaron a los vecinos achicando agua con motobombas.

La playa de la Concha y Ondarreta también soportaron lo suyo. El temporal arrancó la escalera de piedra que permite baja al Pico del Loro, junto a la escultura de Fleming. La barandilla del paseo en este punto también se desprendió. Los bajos de la playa también sufrieron daños. La discoteca La Rotonda quedó completamente inundada.

Por efecto de las corrientes, la arena de la Concha acabó depositándose en Ondarreta, donde la entrada a las cabinas colectivas quedó sepultada por la porquería. El oleaje también destrozó parte del muro situado frente al Club de Tenis y el restaurante Branka.

Fuente: http://www.noticiasdenavarra.com/2014/02/03/sociedad/el-mar-devora-la-costa

Un náufrago sobrevive a la deriva en el Pacífico durante 16 meses. ¿Como?

Su barca, que partió de México en septiembre del 2012, ha encallado ahora en las islas Marshall

Mapa de Google de las islas Marshall.

Mapa de Google de las islas Marshall.

AFP / Majuro (Islas Marshall)

Viernes, 31 de enero del 2014 – 10.39 h

Demacrado, con barba y pelo larguísimo, delgado y en no muy buenas condiciones ha sido descubierto un náufrago mexicano en las islas Marshall, en el Pacífico, después de partir en septiembre del 2012 de México. Su embarcación ha estado a la deriva 16 meses, durante los cuales ha perdido a un compañero de infortunio y ha recorrido un total de 8.000 millas (12.500 kilómetros).

Por fin, después de tanto tiempo, José Iván, que así es como se llama el hombre, ha sido descubierto el jueves pasado cuando su barco, de 7 metros de eslora, apareció en el arrecife de Ébano Atoll de las islas Marshall.

“Su estado no es bueno, pero poco a poco está mejorando”, ha explicado Ola Fjeldstad, el estudiante de antropología noruego que está haciendo una investigación en el arrecife y que fue el que se encontró al náufrago.

“Le dimos agua”, ha explicado Fjeldstad, que asegura que el hombre tiene la presión alta, pero que puede caminar con normalidad y que su vida no corre peligro. En cuanto el barco, dice que está muy dañado después de estar tantos días en el mar.

En ropa interior

El náufrago, solo conservaba ropa interior muy gastada, ha explicado que partió de México hacia El Salvador en septiembre del 2012 con un compañero, pero este murió hace algunos meses.

Según el relato de José Iván, ha sobrevivido comiendo tortugas, aves y peces y bebiendo la sangre de las tortugas cuando no tenía agua de lluvia.

En el barco no llevaba utensilios de pesca, por lo que el náufrago ha tenido que utilizar siempre sus manos. En el momento en que fue rescatado llevaba a bordo una tortuga.

En el 2006, otros tres pescadores mexicanos también fueron encontrados en las mismas islas, después de llevar nueve meses a la deriva.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/hombre-sobrevive-derivada-pacifico-meses-3059669

Boeing quiere producir biocarburantes de plantas del desierto y agua marina

El fabricante estadounidense de aviones Boeing anunció este miércoles que está trabajando en la producción de biocarburantes de plantas del desierto regadas con agua salada.

Boeing y sus socios en Emiratos Árabes Unidos “han constatado que plantas del desierto alimentadas con agua de mar pueden producir biocarburantes con una eficacia superior a otras materias primas”, explica el fabricante en un comunicado.

“Estas plantas, llamadas ‘halófitas’ y utilizadas como fuente de carburante renovable para la aviación y otros vehículos, son todavía más prometedoras de lo que imaginamos”, declara Alejandro Ríos, director de Bioenergy Research Consortium (SBRC).

El consorcio va a poner a prueba estos hallazgos en el marco de un proyecto que podría concluir con el cultivo de plantas para biocarburantes en los países áridos, dice el comunicado.

Financiado por Boeing, la compañía aérea de Abu Dabi Etihad Airways y el fabricante de equipos Honeywell, el SBRC trabaja en el desarrollo y la comercialización de biocarburantes aeronáuticos sostenibles, cuya producción de dióxido de carbono (CO2) es entre el 50% y 80% inferior a la de combustibles fósiles en el conjunto de su ciclo de vida.

La Organización Internacional para la Aviación Civil (OACI), con sede en Montréal, tiene conocimiento de al menos 300 proyectos en el mundo que tratan de producir biomasa duradera, sin que afecte a los cultivos de alimentos o a los bosques, como fue el caso de los primeros biocarburantes procedentes de la caña de azúcar o el girasol.

En el mundo entero, los investigadores se han propuesto producir biomasa con plantas que crecen en suelos difíciles, como el eucalipto, algas o la jatropha, de la familia de las Euforbiáceas.

Fuente: http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia96140.php