Cocinar con agua de mar

¿Has probado a cocinar con agua de mar alguna vez? Su uso más común es para cocer mariscos, pero tiene muchas más aplicaciones culinarias. Perfecto para la conservación y descongelación de alimentos y para prevenir y tratar algunas enfermedades. Descubre todo lo que puedes hacer con el agua del mar

Antiguamente en los pueblos costeros se utilizaba el agua de mar para cocinar de forma habitual. Se extraía directamente y se usaba para cocer mariscos, preparar arroces, fideuás y otras recetas tradicionales. Esta práctica ha caído en el olvido principalmente por el desconocimiento a la hora de tratar el agua de mar pero, sobre todo,  por la contaminación de nuestras aguas. Actualmente hay varias empresas que comercializan agua de mar filtrada y tratada para que podamos usarla en la cocina sin ningún riesgo o incluso como bebida isotónica e hipertónica. Descubre todo lo que puedes hacer con el agua de mar en la cocina:

Para conservar y congelar alimentos

Este producto se ha empleado tradicionalmente para la descongelación, sumergiendo directamente en él el alimento, ya que la salinidad del agua de mar mantiene la temperatura estable y acelera el proceso de descongelación. Igualmente, era un ingrediente ampliamente utilizado para la conservación, gracias a las propiedades antibacterianas de la sal, y también para la limpieza del producto.

Un producto lleno de propiedades saludables

Históricamente se le han atribuido numerosas propiedades como cicatrizante, antiséptico y desinfectante. Asimismo, el agua de mar se ha empleado para tratar enfermedades respiratorias y dermatológicas, activa el sistema inmunológico y al ser menos salada y provocar menos retención de líquidos, pueden tomarla personas con hipertensión y/o obesidad. Recientes estudios también destacan su poder como relajante muscular natural, como aliado para combatir la descalcificación de los huesos, para facilitar la digestión mediante la ativación del metabolismo y como antioxidante ya que ralentiza el envejecimiento celular.

En la cocina

Pero, además, está demostrado que gracias al agua de mar se consigue realzar el sabor de pescados y mariscos, y también de verduras, pastas, arroces, carnes o legumbres, además de aportar un notable porcentaje de nutrientes y menos sodio que la sal común, ya que presenta, de forma natural, numerosos minerales y oligoelementos.

Antaño, los marineros la utilizaban para preparar sus guisos en alta mar, especialmente arroces y fideuás y hoy en día hay quien la utiliza en la masa de la pizza para aligerar el resultado, la incorpora en la masa de pan ya que produce una miga esponjosa y una crujiente corteza y la usa también como sazonamiento de patatas fritas y frutos secos.

Se recomienda su uso para preparar bebidas isotónicas caseras, mezclándola con zumos y aguas aromatizadas, ya que ayuda a reponer minerales tras la práctica de ejercicio físico.

Agua de mar tratada

Se recomienda diluir el agua de mar con agua dulce, salvo en el caso del marisco, que se puede emplear de forma ‘pura’. Y aunque la puedes cogerla tú mismo del océano, no te lo recomendamos, dada la alta contaminación que posee en la actualidad. Es mejor comprarla envasada, con todas las garantías sanitarias, ya que se somete a un proceso de purificación, filtrado y esterilizado para un consumo seguro, bien para su uso doméstico en cocina, o bien para la ingesta directa.

Mezclar agua con sal común no es igual que la procedente del mar y no son en nada equiparables respecto a sus propiedades. Y es que el cloruro sódico envasado, que sí mantiene el sodio y el cloro, no contiene todas las sales minerales que hay disueltas en el agua marina, ya que pierde gran parte de sus componentes durante su procesado.

Comprar agua de mar

Como te hemos dicho, no recomendamos utilizar en casa el agua de mar extrída directamente por nosotros. Hay empresas, prácticamente en todas las zonas de costa españolas, que se dedican a este negocio y que, aunque nos cuesten algunos euros, nos aseguran un agua de calidad y exenta de riesgos. Estas empresas seleccionan el agua en alta mar en lugares que destacan por su alta estabilidad en la composición de minerales y en los que las corrientes marinas mantienen la limpieza y la salinidad constantes, además de no emplear materiales ni aditivos que alteren su composición química. Aquí te recomendamos algunas:

SIE7E MARES. Agua de mar de las Rias Baixas

Esta empresa gallega extrae el agua de mar del Océano Atlántico, en el corazón de las Rías Baixas, concretamente en las coordenadas: 42º 30´ 28.4¨N, 8º 54´28.2¨W y asegura una riqueza y pureza únicas. Además está certificado por la norma ISO 9001:2015 por Bureau Veritas Certification que demuestra la calidad de sus aguas. Disponible en formatos de 3, 5 y 20 litros. Su precio:  11,40€ para el pack de 2 unidades de 5 litros.

Seawater Experience Mediterranea

Captada directamente el mar Mediterráneo, de lugares seleccionados por su alto valor biológico, pureza y equilibrio natural. Lugares estudiados minuciosamente siguiendo las directrices que establece EFSA ( Agencia Europea de Seguridad Alimentaria). Son los pioneros en esto de la extracción dela gua de mar y la única empresa certificada por un organismo certificador independiente, AENOR, en Calidad, Medio Ambiente y Seguridad Alimentaria. La caja de 4 envases Mediterranea Agua de Mar de 5 litros cuesta 23.90€

Ibiza y Formentera Agua de Mar

Esta empresa familiar extrae el agua en mar abierto dentro de la primera milla náutica, en zonas en donde la profundidad mínima varía entre 40 y 100 m. y cuya captación se realiza entre 15 y 25 m. de profundidad. Estas aguas están hiperoxigenadas por las Praderas de Posidonia (reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1999) y por las corrientes marinas que aportan la pureza y claridad, que han hecho famosas las aguas de Ibiza y Formentera.

Rioka. Agua de mar del Cantábrico

Rioka extrae el Agua de la costa del Mar Cantábrico, en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. La Reserva de la Biosfera de Urdaibai es un espacio natural especialmente protegido, bello y variado, que fue declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera en el año 1984. Su corazón es el rio Oka (de ahí su nombre), que nace en el monte Oiz y se transforma en la ría de Mundaka al llegar al mar.  El agua del Cantábrico esta clasificada como de Clase A, la más alta calificación. Las aguas de clase A son aquellas en las que se pueden recolectar moluscos bivalvos vivos para el consumo humano directo. La botella de 5 litros de agua para cocinar cuesta 9,95€.

Vizmaraqua 

Esta compañia andaluza extrae el agua del Parque Natural de Cabo de Gata en Almería a 1.300 metros de la línea de costa y a una profundidad de treinta y ocho metros. Esta zona se halla en el Mar de Alborán, un lugar donde se encuentran siete volcanes, todos ellos activos, que arrojan constantemente magma (minerales) a su entorno.

Fuente: https://www.hola.com/cocina/noticiaslibros/20190808146381/cocina-con-agua-de-mar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s